Los sabores y su relación con nuestras emociones.

La ancestral medicina tradicional china ( MTC ) demostró con el paso de los siglos, la relación directa entre los sabores, colores, tipología física de las personas, estaciones del año, órganos internos , etc… y todo esto forma un compendio con el que comprender y mejorar el bienestar de las personas. Haciendo un pequeño mapa mental, nos basamos en los 5 sabores principales para encontrar el equilibrio emocional que a veces necesitamos.

Salado.

Si abusamos de la sal, cada vez necesitaremos tomar más cantidad. De ahí que los alimentos salados estén relacionados con los deseos compulsivos y la ansiedad. La sal estimula el riñón y su exceso puede afectar al corazón. Algunos miedos podrían tener su origen en una deficiencia de riñón en términos energéticos, que puede compensarse con una mayor ingesta de legumbres y  cereales. Estos últimos está comprobado que impulsan la fuerza de voluntad.

Dulce.-

La apetencia por el dulce está asociada a las preocupaciones. Este sabor, consumido de manera moderada, calma la inquietud y humor excitado, pero también puede llevar a sentimientos de codicia e incluso dependencia emocional. De manera general, según la MTC lo dulce beneficia energéticamente al bazo y estómago. Si el primero está débil se puede deber a una insuficiencia de la sangre que repercute en el hígado y el corazón, lo cual puede llevar a la ansiedad.

Picante.-

El picante es un excitante físico y estimula las sensaciones corporales.  Su consumo en exceso resulta irritante y lo mismo ocurre con las emociones ligadas a este sabor. La MTC nos habla de asociar lo picante a la tristeza, por lo que su consumo en dosis moderadas puede ayudar a compensar la melancolía.

Ácido.-

El sabor ácido y agrio agudizan nuestro intelecto y promueven el ingenio. Su consumo excesivo puede tener efectos sobre el carácter, volviéndolo amargo o provocar resentimientos. Este sabor es beneficioso para el hígado y la vesícula. La visión oriental de esta teoría señala que una persona es irascible cuando tiene exceso de elemento fuego, o calor energético en estos órganos por lo que debe tomar alimentos naturales frescos ácidos de manera moderada para compensar.

Amargo.-

El exceso de alimentos con este sabor suele estar asociado a emociones amargas, insatisfacción y frustración. Su consumo moderado beneficia al corazón y el tránsito intestinal. Órganos internos que además en la MTC  asocian directamente a la alegría y el amor. Recomiendan tomar frutas y verduras amargas para evitar la ansiedad y el insomnio.

En definitiva, debemos involucrarnos directamente en la elaboración de nuestra dieta para con ello encontrar en la naturaleza el equilibrio emocional y orgánico que necesitamos cada día de nuestra vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 16 =