El término kinesiología procede del griego ‘kinesis’, que significa movimiento, y se puede definir como estudio del movimiento. Esta disciplina evalúa el tono muscular y los movimientos de la persona (o los problemas que tiene para realizar un movimiento concreto), con el objetivo de identificar en qué zona del cuerpo se encuentra el problema que produce un desequilibrio al paciente, influyendo negativamente sobre su bienestar físico o emocional.A día de hoy, es uno de los métodos más usados para testaje y complemento a otras técnicas naturales.

Gracias a los testajes kinesiológicos podemos conocer en qué estado se encuentra el organismo y cómo podemos ayudar a restablecer el estado óptimo de salud del mismo.

Con ella es más rápido evaluar el estado de la persona y qué otras técnicas usar o descartar  en  cada caso ya que se interrelaciona perfetamente con cuelquier otra disciplina e el ámbito de la salud