Cuando te acercas a la naturopatía se abre un mundo en el que el conocimiento no tiene límites. Anatomía, fisiología, bioquímica, estímulos naturales, nutrición, fitoterapia…

Los orígenes de esta ciencia se pierden en la noche de los tiempos. Existen numerosos vestigios y escritos con más de 5000 años de antiguedad en los que ya se habla de los conocimientos adquiridos por la humanidad.

Medicina ayurvédica de la india, medicina  china, medícina inca, chamánica…Prácticamente todos coinciden, a pesar de la distancia física o temporal, en puntos como el respeto por el cuerpo humano, por los ciclos naturales y el llevar unas pautas alimenticias y de ejercicios físicos/ espirituales para alcanzar el estado de bienestar que nos merecemos.

Poder trabajar con las herramientas que nos ofrece la madre naturaleza y utilizarlas en beneficio de quieres te rodean, es sin lugar a dudas la gran recompensa al esfuerzo y dedicación hacia la profesión.