Entradas

Reflexología facial, una nueva forma de bienestar

La piel es el órgano del cuerpo que recibe más agresiones, tanto internas como externas.

Su envejecimiento es cronológico e irreversible, pero se puede controlar la agresión por factores ambientales como consumo excesivo de hidratos de carbono y grasas, exposición a la luz solar, malas costumbres como la falta de horas de sueño, el estrés físico y mental, consumo de tóxicos como café, alcohol y tabaco. etc.

Estos últimos, son los mayores agresores de la piel en el rostro, dónde se manifiestan visualmente al máximo los efectos aunque previo a ello y progresivamente ya se manifiestan a nivel interno.

El rostro humano posee alrededor de mil doscientas terminaciones nerviosas que están relacionadas con el sistema nervioso central y es en este punto donde comenzamos a conocer la milenaria técnica de la Reflexología Facial, en la que se trabajan las zonas reflejas del cuerpo, al igual que en reflexología podal. Estas zonas reflejas mantienen una estrecha comunicación con órganos internos y glándulas, así como con el sistema circulatorio y linfático.

Los resultados se pueden ver rápidamente, sobre todo en el aspecto mental y emocional porque se logra equilibrar de forma asombrosa el sistema nervioso.

La reflexología facial es a la vez un método moderno y eficaz. A pesar de tener origen en técnicas ancestrales del lejano oriente, en la actualidad se han retomado sus estudios y depurado aún más la técnica.

A través de un suave pero firme masaje, de doce movimientos básicos, es posible compensar las influencias externas y las diferencias biológicas de la cara, pero a la vez, se influye a través de puntos y zonas reflejas de la cara, sobre el funcionamiento de los órganos y sistemas internos, regulando el equilibrio que integra todo el cuerpo.

Puede ayudar en el alivio y mejora de problemas emocionales como angustia, fatiga mental, falta de memoria, insomnio, etc., los cuales son también causa de huellas en el rostro.

La reflexología facial se puede aplicar como tratamiento preventivo integral, pero a la vez también como tratamiento postquirúrgico, regulando el proceso constituyente de heridas e influencias orgánicas producidas por la misma intervención quirúrgica o anestesia.

Es una técnica muy natural, para personas de cualquier edad incluso durante el periodo de gestación,sin factores tóxicos, muy relajante, que ayudará a mantener la piel tersa y joven actuando en el mismo momento en la integridad de nuestra mente y nuestro cuerpo.

El rostro se divide en distintas zonas y en cada una de ellas se busca el punto concreto para desbloquear su órgano o sistema reflejo. Así, podemos afirmar que:

  • Zona hormonal: está relacionada con el sistema del aparato circulatorio y disfunciones del lenguaje.
  •  Zona pulmón: está relacionada con trastornos de la piel (dermatitis, ulceras, etc.), alergias, tensiones musculares de los hombros y disfunciones respiratorias.
  •  Zona colon: se estimula el intestino grueso .
  •  Zona estómago: se estimula en caso de problemas de aprendizaje, cervicales o sinusitis. 
  •  Zona riñón: en caso de disfunción de los órganos sexuales (útero, matriz, ovarios, próstata, testículos, etc.)
  •  Zona vesícula biliar: en casos de problemas de vesícula o afecciones en rodillas y cadera. También se estimula cuando el carácter de la persona es iracundo o violento.
  •  Zona corazón: cuando hay exceso de transpiración (nerviosismo), daños cerebrales y problemas de nervios faciales.
  •  Zona vejiga: en casos de problemas de oídos, columna vertebral y cuando la persona padece fobias, miedos, tensiones, temores, etc.

Para más información, existe una amplia bibliografía en los que se especifican más detalladamente todas y cada una de las propiedades en cada uno  de los puntos reflejos.

 

¿Qué es relajarse?

Relajarse es descansar bien, hacer de nuestro reposo obligado una fuente de aguas vivas que nos revivifique por dentro y llene nuestro cuerpo y nuestra mente de nuevas energías para volver a la actividad.

¿Sabes sacar el máximo rendimiento a tu descanso?

¿Tiene un sueño reparador?

¿Se levanta cada mañana con la sensación de haber recargado las pilas?

Si contestó negativamente a alguna de las preguntas, es seguro que necesita relajarse, porque en su caso el inevitable período de reposo que necesitamos a diario o después de una actividad, no está cumpliendo debidamente sus funciones.

Es necesario descansar tanto el cuerpo como la mente. En ella recibimos información de manera permanente acumulando millones de datos cada minuto de nuestras vidas.

Si no logramos descansar bien y cumplir con el binomio actividad/reposo que necesitamos, nuestra salud se resentirá a corto plazo.

Tensiones, estrés mental o emocional, dolores musculares, falta de concentración…Empecemos por la relajación muscular.

Algunos de los pasos que proponemos a continuación pueden ser de gran ayuda.

1.- Lugar: Escoger un lugar tranquilo de la casa donde no lleguen ruidos externos.

2.- Acomodación: Lo ideal es sentarse cómodamente o tumbarse en alguna superficie  dura. Suelo, esterilla etc.

3.- Temperatura: Intentar que la habitación tenga una temperatura acogedora. Piense que en algún momento durante los ejercicios podemos quedar dormidos.

4.- Luz: Lo mejor es una penumbra tanto de día como de noche

5.- Hora: Escoger una hora que pueda respetar siempre. Puede ser entre la primera hora de la mañana, levantándose un poco antes o a última hora de la noche, justo antes de irse a dormir.

6.- Vestuario: No dude en que debe ser ropa holgada y cómoda, sin presiones en cintura o articulaciones y a ser posible de fibra natural

7.- Postura: Acostados sobre la espalda o sentados procure siempre que sea una postura cómoda y que permita respirar profundamente sin dificultad.

8.- Respiración: Empezar y terminar siempre las sesiones haciendo tres respiraciones profundas y lentas. Es decir, inspire más lentamente y durante más tiempo.

9.- Actitud mental: La relajación muscular y la mental deben ir de la mano. Ocupar nuestra mente en cada uno de los pasos que vamos haciendo durante el ejercicio es una buena forma de evitar las interferencias que al principio llegarán.

10. Tiempo: Dedicar diariamente  15 minutos  dos veces cada día al principio para ir tomando el hábito. Podemos ir aumentando el tiempo de manera gradual hasta llegar a media hora.

11.- Si por alguna circunstancia nos vemos obligados a interrumpir la sesión, no debemos levantarnos rápidamente ya que eso produciría un efecto nefasto en nuestro proceso de relajación y aprendizaje.

Con estos consejos ya podemos empezar a practicar.

 

 

5 trucos para el cuidado de nuestros pies

El bienestar de nuestros pies, quienes soportan todo nuestro peso a diario, es muy fácil de mantener mediante la aplicación de unos sencillos ejercicios, como andar todos los días descalzos, durante 10 o 15 minutos.

1.- Cuando llegue a casa tras una caminata o con los pies doloridos, hinchados etc, aplique un pequeño pediluvio o ducha, alternando la temperatura del agua de fría a calienta por unos minutos y repitiendo las veces que desee, siempre que termine con el agua fría

2.-Dé un suave masaje, siempre tras la ducha diaria por unos minutos, aplicando cremas o aceites apropiados. Hay que procurar insistir en las zonas de talones y tobillos y siempre en dirección ascendente terminar el masaje a la altura de la rodilla

3.- Cada vez que lo necesite, prepare un baño de pies , añadiendo unas hojas de ortiga, romero, sándalo, hierbabuena o menta. también dan buen resultado los pediluvios de sal y vinagre para aliviar las molestias e hinchazón.

Además de andar descalzos al menos unos minutos al día, podemos hacer una serie de ejercicios que ayudarán a evitar problemas en nuestros pies.

Caminar sobre los talones, costados internos y externos y con los pies juntos en el mismo sitio elevarse lentamente hasta quedar apoyados en los dedos y luego bajar lentamente hasta que los talones se apoyen en el suelo. Repetir por 10 veces al menos si queremos fortificar nuestros tobillos y activar la circulación sanguínea en todo nuestro organismo, sabiendo de antemano que en nuestros pies se hayan cientos de puntos en los que se reflejan otros órganos

 

KINESIOLOGÍA PARA TODOS

El término Kinesiología procede del griego ‘kinesis’ (movimiento). Es una terapia natural que evalúa la respuesta de los músculos para detectar desequilibrios en el organismo. Con ello se previenen trastornos, o se corrigen, aplicando el tratamiento más adecuado para el paciente.

La kinesiología como tal nació en los años 30 del siglo pasado, aunque fue George Goodheart, 30 años más tarde, el que estableció las bases de lo que ahora conocemos como kinesiología aplicada, y que desde entonces no ha parado de evolucionar. En algunos países como Estados Unidos, Australia, o Nueva Zelanda, se considera una profesión con entidad propia y con peso suficiente para ser mucho más que un complemento diagnóstico o terapéutico.

La kinesiología es uno de los tratamientos de referencia en el campo de interacción cuerpo-mente.

En esta terapia, ambas partes están correlacionadas por lo que al cuidar los aspectos de una de ellas, indiscutiblemente se beneficia a la otra.

Según la terapia Kinesiológica, los músculos están relacionados con distintos órganos y funciones del cuerpo humano.

Si su respuesta al test no es adecuada el sistema que lo alimenta –nervioso, sanguíneo, linfático…– está bloqueado o sufre estrés. Así, a través de este examen los terapeutas kinesiólogos detectan las áreas disfuncionales y las consecuencias que tiene esto sobre la salud de la persona.

Esta disciplina evalúa el tono muscular y los movimientos de la persona (o los problemas que tiene para realizar un movimiento concreto).

El objetivo final es identificar, a través de un test muscular de fuerza, el estado energético del órgano asociado al músculo testado y corregirlo, encontrando el problema que produce el desequilibrio y que influye negativamente sobre el bienestar físico o emocional concreto.

Una vez terminado el test, el terapeuta corrige el problema o desequilibrio empleando distintos procedimientos para solucionarlos.

Desbloquea zonas, reduce el estrés y favorece la circulación sanguínea (oxigenando las zonas comprimidas) .Usando sus conocimientos multidisciplinares se ayuda de otras técnicas como la acupuntura, homeopatía, fitoterapia, digitopresión o tapping por ejemplo y los utiliza según cada caso y necesidad.

VENDAJE NEUROMUSCULAR. Neurotapping

     Vendajes Neuromusculares.
     Desde que aprendí a usar el vendaje neuromuscular o kinesiotaping no he dejado de usarlo y comprobar como tras un buen masaje osteopático este tipo de vendajes ayuda a mejorar la zona afectada por alguna contractura de manera considerable
     Una de las diferencias principales con los vendajes tradicionales es que el kinesiotaping no impide el movimiento para tratar de eliminar los dolores músculo-esqueléticos. Se trata de aplicar localmente cintas elásticas en la zona afectada para que permita el movimiento y, por lo tanto, la mejora muscular.
A pesar de esto, estas vendas sí que sujetan los músculos, por lo que ofrecen una estabilidad, tanto muscular como articular, y ayudan a mejorar la contracción del músculo debilitado (ya sea por lesión o por infrautilización).
     Otra de las funciones del kinesiotaping o vendaje neuromuscular -Ayuda a reducir la inflamación
-Mejora la circulación, ya que el hecho de que sea un adhesivo levanta la capa de la piel haciendo que haya más espacio debajo de ella para que pase mejor tanto el flujo de la sangre como el de los fluidos linfáticos lo que además ayuda a eliminar las sustancias de desecho del organismo.
-Contribuye a aliviar el dolor, debido a que reduce la presión sobre las terminaciones nerviosas encargadas de detectar el dolor.
-Ayuda a corregir los problemas articulares, mejorando su rango de amplitud y normalizando el tono muscular.

Disminuir la hinchazón de los ojos es más fácil

Nuestra vida diaria provoca cierto tipo de estrés en algunos de nuestros sentidos. Vivimos en una sociedad  “hiperestimulada”. Desde cualquier ámbitos intentan llamar nuestra atención con todo tipo de mensajes. Principalmente nuestros sentido de la vista es el más implicado. Habitualmente necesitamos ciertos momentos de descanso para poder continuar nuestra rutina, mejorar nuestra visión y reducir los efectos secundarios del cansancio visual.

  • Podemos tomar ciertas precauciones para descansar la vista o ara reducir la hinchazón de los ojos. Los principales serían:
  • Un buen descanso, reducir el consumo diario de sal y beber suficiente agua.
  • Darse un automasaje, presionando suavemente con el dedo índice alrededor del ojo hasta terminar en el lagrimal. Repita por lo menos 5 veces para cada ojo.
  • Unas rodajas de pepino aplicadas sobre los ojos cerrados pueden ayudarle a disminuir la hinchazón alrededor de los ojos. El pepino contiene ácido cafeico y ácido ascórbico, dos ácidos que sirven para prevenir la retención de agua. Este también es un buen remedio casero para las ojeras.Y si se lo pone frío de la nevera es aún más efectivo ya que lo frío ayuda a deshinchar.
  • Otro truco es ponerse compresas de infusión de berros y papa cruda sobre las bolsas bajo los ojos.
  • También puede aplicarse aceite de ricino alrededor de los ojos antes de acostarse. Se debe masajear el área de los ojos con el aceite de ricino para mejorar la circulación y reducir la congestión. Extienda el aceite de ricino en la zona alrededor de los ojos, y use los dedos para masajear el aceite con pequeños movimientos ligeros y circulares. Use un toque suave al dar ese masaje ya que la piel es muy delicada alrededor de los ojos. Evite empujar, tirar o frotar la piel y tenga mucho cuidado de que no le entre el aceite en el ojo. Después de 5 minutos, limpie el aceite con un paño.

Procure descansar siempre las horas necesarias tanto durante la noche como a lo largo del día, haciendo ejercicios oculares habitualmente si está periodos prolongados manteniendo la atención en un punto fijo como pantallas de ordenador u otros dispositivos.ojo

Los ejercicios oculares están diseñados para fortalecer los músculos de los ojos, mejorar el enfoque, los movimientos oculares y estimular el centro de la visión del cerebro. Éstos ayudan a contrarrestar problemas oculares existentes, mantener el nivel de vista actual y hasta mejorar muchas condiciones de la vista, especialmente cuando se practican en conjunto a nutrientes específicos para la salud visual como la astaxantina, vitamina A, luteína, entre otros.

1. Parpadea con mucha frecuencia durante 2 minutos. Este ejercicio normaliza la circulación sanguínea intraocular.

2. Haz rotaciones circulares con la cabeza: de lado a lado y de arriba hacia abajo. Estos movimiento activan la circulación sanguínea.

3. Parado de frente, mira hacia la derecha o izquierda por completo (moviendo sólo los ojos en la dirección que elijas) y luego mueve los ojos en una línea recta hasta la dirección opuesta.

4. Frota las manos por unos segundos hasta que se calienten un poco. Ahora, con los ojos cerrados, aplica la parte inferior de las muñecas sobres los ojos por unos minutos. Ésto ayuda a relajar los ojos y permite utilizarlos por más tiempos antes de cansarte.

5. Mueve los ojos en direcciones distintas: izquierda-derecha, arriba-abajo, en círculo, dibujando un “ocho (8)”.

6. Cierra los ojos por 3-6 segundos y luego ábrelos. Repítelo 7 veces. El ejercicio relaja los músculos oculares y activa la circulación sanguínea.

7. Presiona los párpados superiores con los dedos, pero sin mucho esfuerzo, mantén esa posición por unos 2 segundos. Repite unas 4-5 veces. El ejercicio mejora el paso del líquido intraocular.

8. Dibuja con los ojos abiertos en el aire, primero unas formas sencillas geométricas y luego composiciones más complejos.

9. Cierra los ojos y mueve despacio los globos oculares de arriba-abajo. Repetir de 5 a 10 veces.

10. Ubícate al lado de una ventana, enfoca la vista en algún objeto cercano (por ejemplo, algún punto en el vidrio) y luego mueve la vista hacia un objeto lejano (una casa, árbol o cualquier cosa). Repite unas 10 veces. Éste es uno de los mejores ejercicios y se puede practicar en cualquier lugar, yo lo hago cuando estoy en el gimnasio.

 

Apuntes sobre reflexología podal

La reflexología,  es una técnica milenaria con orígenes en la antigua China, Egipto y en las tribus de los Estados Unidos.

Se han encontrado papiros en Egipto que datan del año 2000 a. de C. en los que se muestra la aplicación de masajes en plantas de pies y en manos. Los egipcios descubrieron que había partes y órganos del cuerpo que tenían un punto reflejo en la planta de los pies y, al estimular cada uno de estos puntos se producía una sensación de alivio.

La reflexología aplicada en los pies es una terapia que nos puede ayudar tanto a prevenir diferentes síntomas y dolencias como para conseguir un equilibrio físico y mental.
Es relajante, alivia el estrés,activa la circulación sanguínea, afloja las contracturas, mejora la calidad del sueño,activa el sistema inmunológico, favorece mecanismos de depuración y eliminación de toxinas, alivia en casos de asma, cefalea, dolores menstruales, equilibra los distintos sistemas, etc
Aunque en un principio la reflexología podal no tiene contraindicaciones hay casos en los que no es recomendable su aplicación.
Estos casos son los siguientes:
  1. Procesos agudos de fiebre.
  2. Osteoporosis del pie o pierna.
  3. Enfermedades isquémicas del corazón (angina de peco, infarto de miocardio,…)
  4. Embarazos con riesgo de aborto.
  5. Infecciones agudas en general.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.