Entradas

El café, mejor sólo que mal acompañado

Además de ser una bebida estimulante o que a día de hoy, es la bebida sin alcohol que más utilizamos para socializar con el resto de la sociedad, surge la corriente que afirma que tomar café adelgaza…..y desde aquí digo que según con qué lo acompañemos.

La tabla nutricional del café nos cuenta que en sí mismo no contiene más que un 0.02% de grasas por cada 100 ml, unos 40 mg de cafeína y algunas vitaminas del grupo B en distintas cantidades apenas apreciables. Más allá de esto es prácticamente agua en un 99.40% con lo que no, el café no engorda, lo que nos hace subir de peso es sin duda la compañía. 2250 millones de tazas de café consumidas a diario en el mundo no pueden estar equivocadas.

La producción de café crece cada año en sus múltiples variedades, mientras nuestro porcentaje de obesos lo hace de la misma manera y es cuando nos preguntamos si de verdad el café es bueno, si adelgaza, en qué circunstancias debería evitarlo o en cuales incluirlo en la dieta y como.

Lo primero que debemos saber del café es que se trata de una bebida excitante por su contenido en cafeína anteriormente mencionado. Con esto las personas con padecimientos cardiovasculares ya se pueden hacer a la idea de que deberían restringir su uso al igual que las personas que padezcan cefalea, diabetes o cirrosis.

Por otro lado el contenido en cafeína no hace bien alguno a según qué sectores sensibles en la población. Caso de embarazo, lactancia o menores. Y mientras los estudiantes abusamos sin control por la creencia de que nos ayuda a concentrarnos, más allá de eso, la falta de descanso necesario por la ingesta excesiva de café le hace un flaco favor a nuestros boletines de notas.

Los estudios son contradictorios en cuanto a los beneficios para la salud que supone el consumo de café, y se extraen resultados similares en cuanto a los efectos negativos del consumo. Asimismo, se ha vinculado a la cafeína como irritante del sistema digestivo, por lo cual deben evitar consumir esta bebida las personas que sufren o tengan antecedentes de gastritis o úlcera péptica. Además, a menudo no está claro si esos riesgos o beneficios están ligados a la cafeína o bien a otras sustancias químicas presentes en el café (y si el descafeinado tiene los mismos beneficios y riesgos)

En cuanto a la medicina tradicional china, no se recomienda el consumo de café en ningún caso por tratarse de un alimento demasiado yang ( calor, excitante…), está totalmente prohibido a los usuarios de acupuntura, además de considerarlo a la altura de cualquier otra droga.

CAFÉ COPA Y PURO?

Un café sí, pero sin excesos, de calidad, delante de una buena conversación y evitando siempre lo que suelo denominar los flecos. Flecos como el cigarro, el dulce, el exceso en su ingesta, la falta de calidad del café mismo y otros factores que hacen un suma y sigue en la decisión de tomarnos un cafecito.

La molienda, el tueste, el infusionado y hasta la marca de la máquina de café hacen mella en su sabor.  Mejor sólo, recién molido, de tueste natural y a poder ser orgánico. A partir de estas premisas, todo lo demás es añadir extras que en nada nos benefician.

Indudablemente la cultura, las costumbres adquiridas a lo largo de los años y la necesidad de cafeína a la que acostumbramos a nuestro organismo hacen que sea difícil llegar a “desengancharse del café” por tanto y como siempre decimos, mesura, cabeza y equilibrio para  mantener una alimentación lo más saludable posible sin la necesidad de esos extras que con sus flecos vienen a arruinarnos nuestra dieta saludable.

Los sabores y su relación con nuestras emociones.

La ancestral medicina tradicional china ( MTC ) demostró con el paso de los siglos, la relación directa entre los sabores, colores, tipología física de las personas, estaciones del año, órganos internos , etc… y todo esto forma un compendio con el que comprender y mejorar el bienestar de las personas. Haciendo un pequeño mapa mental, nos basamos en los 5 sabores principales para encontrar el equilibrio emocional que a veces necesitamos.

Salado.

Si abusamos de la sal, cada vez necesitaremos tomar más cantidad. De ahí que los alimentos salados estén relacionados con los deseos compulsivos y la ansiedad. La sal estimula el riñón y su exceso puede afectar al corazón. Algunos miedos podrían tener su origen en una deficiencia de riñón en términos energéticos, que puede compensarse con una mayor ingesta de legumbres y  cereales. Estos últimos está comprobado que impulsan la fuerza de voluntad.

Dulce.-

La apetencia por el dulce está asociada a las preocupaciones. Este sabor, consumido de manera moderada, calma la inquietud y humor excitado, pero también puede llevar a sentimientos de codicia e incluso dependencia emocional. De manera general, según la MTC lo dulce beneficia energéticamente al bazo y estómago. Si el primero está débil se puede deber a una insuficiencia de la sangre que repercute en el hígado y el corazón, lo cual puede llevar a la ansiedad.

Picante.-

El picante es un excitante físico y estimula las sensaciones corporales.  Su consumo en exceso resulta irritante y lo mismo ocurre con las emociones ligadas a este sabor. La MTC nos habla de asociar lo picante a la tristeza, por lo que su consumo en dosis moderadas puede ayudar a compensar la melancolía.

Ácido.-

El sabor ácido y agrio agudizan nuestro intelecto y promueven el ingenio. Su consumo excesivo puede tener efectos sobre el carácter, volviéndolo amargo o provocar resentimientos. Este sabor es beneficioso para el hígado y la vesícula. La visión oriental de esta teoría señala que una persona es irascible cuando tiene exceso de elemento fuego, o calor energético en estos órganos por lo que debe tomar alimentos naturales frescos ácidos de manera moderada para compensar.

Amargo.-

El exceso de alimentos con este sabor suele estar asociado a emociones amargas, insatisfacción y frustración. Su consumo moderado beneficia al corazón y el tránsito intestinal. Órganos internos que además en la MTC  asocian directamente a la alegría y el amor. Recomiendan tomar frutas y verduras amargas para evitar la ansiedad y el insomnio.

En definitiva, debemos involucrarnos directamente en la elaboración de nuestra dieta para con ello encontrar en la naturaleza el equilibrio emocional y orgánico que necesitamos cada día de nuestra vida.

Reflexología facial, una nueva forma de bienestar

La piel es el órgano del cuerpo que recibe más agresiones, tanto internas como externas.

Su envejecimiento es cronológico e irreversible, pero se puede controlar la agresión por factores ambientales como consumo excesivo de hidratos de carbono y grasas, exposición a la luz solar, malas costumbres como la falta de horas de sueño, el estrés físico y mental, consumo de tóxicos como café, alcohol y tabaco. etc.

Estos últimos, son los mayores agresores de la piel en el rostro, dónde se manifiestan visualmente al máximo los efectos aunque previo a ello y progresivamente ya se manifiestan a nivel interno.

El rostro humano posee alrededor de mil doscientas terminaciones nerviosas que están relacionadas con el sistema nervioso central y es en este punto donde comenzamos a conocer la milenaria técnica de la Reflexología Facial, en la que se trabajan las zonas reflejas del cuerpo, al igual que en reflexología podal. Estas zonas reflejas mantienen una estrecha comunicación con órganos internos y glándulas, así como con el sistema circulatorio y linfático.

Los resultados se pueden ver rápidamente, sobre todo en el aspecto mental y emocional porque se logra equilibrar de forma asombrosa el sistema nervioso.

La reflexología facial es a la vez un método moderno y eficaz. A pesar de tener origen en técnicas ancestrales del lejano oriente, en la actualidad se han retomado sus estudios y depurado aún más la técnica.

A través de un suave pero firme masaje, de doce movimientos básicos, es posible compensar las influencias externas y las diferencias biológicas de la cara, pero a la vez, se influye a través de puntos y zonas reflejas de la cara, sobre el funcionamiento de los órganos y sistemas internos, regulando el equilibrio que integra todo el cuerpo.

Puede ayudar en el alivio y mejora de problemas emocionales como angustia, fatiga mental, falta de memoria, insomnio, etc., los cuales son también causa de huellas en el rostro.

La reflexología facial se puede aplicar como tratamiento preventivo integral, pero a la vez también como tratamiento postquirúrgico, regulando el proceso constituyente de heridas e influencias orgánicas producidas por la misma intervención quirúrgica o anestesia.

Es una técnica muy natural, para personas de cualquier edad incluso durante el periodo de gestación,sin factores tóxicos, muy relajante, que ayudará a mantener la piel tersa y joven actuando en el mismo momento en la integridad de nuestra mente y nuestro cuerpo.

El rostro se divide en distintas zonas y en cada una de ellas se busca el punto concreto para desbloquear su órgano o sistema reflejo. Así, podemos afirmar que:

  • Zona hormonal: está relacionada con el sistema del aparato circulatorio y disfunciones del lenguaje.
  •  Zona pulmón: está relacionada con trastornos de la piel (dermatitis, ulceras, etc.), alergias, tensiones musculares de los hombros y disfunciones respiratorias.
  •  Zona colon: se estimula el intestino grueso .
  •  Zona estómago: se estimula en caso de problemas de aprendizaje, cervicales o sinusitis. 
  •  Zona riñón: en caso de disfunción de los órganos sexuales (útero, matriz, ovarios, próstata, testículos, etc.)
  •  Zona vesícula biliar: en casos de problemas de vesícula o afecciones en rodillas y cadera. También se estimula cuando el carácter de la persona es iracundo o violento.
  •  Zona corazón: cuando hay exceso de transpiración (nerviosismo), daños cerebrales y problemas de nervios faciales.
  •  Zona vejiga: en casos de problemas de oídos, columna vertebral y cuando la persona padece fobias, miedos, tensiones, temores, etc.

Para más información, existe una amplia bibliografía en los que se especifican más detalladamente todas y cada una de las propiedades en cada uno  de los puntos reflejos.

 

Principios del reiki

Si empezamos el día basándonos en los cinco principios del reiki, seguramente nuestra jornada será algo más llevadera. Nos preparamos mentalmente para lo mejor que el día nos trae.

Es por ello que esta semana nos pondremos como propósito comenzar cada mañana repitiendo en voz alta y frente al espejo cada uno de esos principios. Toma nota y repite;

 

_ Sólo por hoy no me molesto
_ Sólo por hoy no me irrito
_ Sólo por hoy trabajo honestamente
_ Sólo por hoy amaré a todo ser viviente
_ Sólo por hoy agradezco todo lo que tengo
 Para muchas personas el reiki ha supuesto el punto de inicio hacia su crecimiento personal. Un punto de partida para desarrollar cada día el amor y la compasión hacia el prójimo y hacia si mismos.
Practicar reiki es muy sencillo.
En hospitales como el Ramón y Cajal ( Madrid) y otros, se consolida como técnica para ayudar a los enfermos.
Si conoces a algún maestro o maestra reiki que te pueda iniciar aprovecha la oportunidad y conoce esta técnica más a fondo.