Entradas

COBALTO en oligoelemento

Su almacenamiento en nuestro organismo se realiza a nivel del páncreas, del que al parecer es un factor regulador importante.

Su absorción es bastante fácil ya que está ampliamente disperso en el ambiente; al respirar, beber agua, comer o incluso tocar el suelo, aumenta la exposición al mismo.

Se almacena, en mayor cantidad, en las células rojas de la sangre y en menor cantidad en los riñones, bazo e hígado.

El cobalto tiene la misma estructura molecular de otros elementos como la vitamina B12.

Entre sus funciones está el participar en la síntesis de metionina o participar en el metabolismo del hierro.

Por sus propiedades circulatorias y espasmódicas, está indicado para personas que padezcan anemia ferropénica, migrañas, espasmos digestivos o arteritis en los miembros inferiores.

  • Es necesario para la estimulacion y el buen funcionamiento de las células rojas.
  • Puede ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre.
  • Es necesario para que la vitamina B12 desempeñe sus funciones en nuestro organismo.
  • Interviene en el metabolismo del hierro y en la formación de los glóbulos sanguíneos.
  • Síntesis de la timidina que compone el ADN.
  • Síntesis de la colina y la metionina.
  • Es un regulador del sistema vagosimpático.
  • Tiene acción simpaticolítica (sustancia que actúa inhibiendo los efectos del sistema nervioso simpático).
  • Es un antagonista de la adrenalina a nivel de las terminaciones simpáticas.
  • A dosis pequeñas, estimula la actividad de la penicilina y a dosis altas es un antagonista de la misma.
  • Interviene en la fecundidad.

Estos son algunos de los alimentos con mayor contenido en cobalto:

Origen animal: Almejas. Carne. Hígado. Huevos. Leche. Ostras. Pescados. Quesos. Riñones. Vísceras de animales.

Origen vegetal: Cebolla, cereales integrales, cerezas, diente de león, germen de trigo, trigo sarraceno, legumbres, levadura de cerveza, peras.

Estas son algunas de las enfermedades en las que el uso del cobalto, puede estar indicado:

  • Anemias
  • Diabetes
  • Espasmos digestivos
  • Infertilidad
  • Migrañas
  • Neuralgias
  • Neuritis
  • Trastornos en las células rojas de la sangre
  • Transtornos del hígado
  • Trastornos del sistema nervioso neurovegetativo o simpático
  • Trombosis

Las necesidades diarias de consumo son mínimas para mantenernos saludables deben de ser mínimas.

BISMUTO, oligoelemento para las infecciones respiratorias

Este mineral, en forma de sales, se ha venido usando desde hace muchos años por la medicina tradicional o alopática para tratar los problemas de garganta y gastritis pero actualmente está en desuso en muchos países, debido a su posible toxicidad si se toma en altas dosis y durante mucho tiempo.

El bismuto era conocido en la antigüedad como un metal, a menudo se confundía con el plomo, estaño y antimonio.

El bismuto se deriva de la lengua alemana y significa “masa blanca”.

Es un metal pesado de origen natural y estable, y alrededor del 86 por ciento más denso que el plomo, pero mucho menos tóxico, por lo que las aleaciones de bismuto ahora se utilizan como sustitutos de los productos que tradicionalmente se habían hecho de plomo, tales como los perdigones.

Los compuestos de bismuto fueron utilizados una vez para tratar la sífilis, pero son mejor conocidos ahora como remedios gastrointestinales.

En forma de oligoelemento (gluconato de Bismuto) tiene la ventaja de aplicarse para los mismos casos pero sin toxicidad alguna gracias a su dilución. Es así uno de los remedios naturales más eficaz para todos las enfermedades o infecciones otorrinolaringológicas (otitis, sinusitis, faringitis, laringitis, anginas, etc.). En cuanto a las anginas su efecto es muy interesante ya que a veces puede conseguir que recuperen su tamaño natural evitando así su extirpación.

En dosis elevadas puede ser muy tóxico. De cualquier forma se recomienda que su uso y dosis, solo sean pautadas por un especialista.

El bismuto y sus sales pueden causar daños en el hígado, aunque el grado de dicho daño es normalmente moderado. Grandes dosis pueden ser mortales.

A nivel industrial es considerado como uno de los metales pesados menos tóxicos.

Lo podemos encontrar en algunos alimentos como la raíz de MACA y algunas Algas

Flúor en oligoelemento

El flúor es un mineral que forma parte del compuesto flúoruro de sodio o sódico que es, por ejemplo, el que se añade al agua de beber (para impedir su déficit en la población).

Se ha descubierto que el flúor, que se deposita sobre todo en los huesos y  dientes, es un elemento necesario para el crecimiento en animales. Los fluoruros, una clase de compuestos del flúor, son importantes para evitar la desmineralización de los huesos.

 

El flúor está presente en la corteza terrestre de forma natural, pudiendo ser encontrado en rocas, carbón y arcilla.

Los fluoruros son liberados al aire cuando el viento arrastra el suelo. Los fluoruros que se encuentran en el aire acabarán depositándose en el suelo o en el agua. En una persona adulta, este compuesto supone un 1.4% del total de su peso.

 

Los animales que ingieren plantas que contienen flúor pueden acumular grandes cantidades en sus cuerpos.pasta de dientes

El flúor se acumula principalmente en los huesos. Demasiado flúor también puede provocar bajo peso al nacer. Así que como siempre insistimos, mucha precaución y consulte siempre al naturópata para tener un conocimiento más amplio.

Funciones que desempeña:

  • Fortalecimiento y endurecimiento de huesos.
  • Evita la caries dental y el crecimiento de las bacterias.
  • Junto al calcio y la vitamina D, ayuda a evitar la  Osteoporosis.


Causas que favorecen su deficiencia:

  • Poco consumo de agua.
  • Poca o ninguna higiene bucal.
  • Consumo excesivo de azúcar y alimentos refinados.
  • Algunos medicamentos ricos en Hidróxido de aluminio o suplementos con cantidades muy altas de calcio, pueden disminuir la absorción de Flúor.


Precauciones y Datos a tener en cuenta:

Hemos de tener cuidado con las sartenes u otros utensilios hechos con teflón. Tenerlos siempre en buenas condiciones ya que si están muy rayados pueden ir liberando flúor.

Alimentos ricos en Flúor:

Origen animal: Pescado de mar. Pollo. Leche fluorada.

Origen vegetal: Albaricoque, col, espárragos trigueros, espinacas, lechuga, naranjas, patatas, rábano, tomate, trigo, Sal fluorada, Té.

Agua del grifo (dependiendo de la ciudad).

 

 

Cobre en oligoelemento

Un oligoelemento –del griego “oligo”, “poco”, “escaso”– es un elemento químico que, en reducida cantidad, resulta vital para las funciones fisiológicas. Es lo que ocurre con el cobre, cuando va en forma de oligoelemento actúa de catalizador o sea tiende a regular nuestros niveles corporales de Cobre.

Esto es importantísimo ya que en forma de mineral y a dosis pondérales tiene sus contraindicaciones. Además tomar Cobre en exceso puede hacer disminuir nuestros niveles de Zinc.

En forma de oligoelemento no tiene este problema.

La deficiencia de este mineral en nuestro organismo desencadena una serie de reacciones que nos llevan a padecer problemas como defensas bajas, gripes o resfriados de repetición, inflamación de oídos o articulaciones.

Por el contrario,su consumo en la cantidad diaria recomendada según nuestra edad y condición física nos aporta :

  • Fortalece nuestras defensas y actúa como un antibiótico natural siendo nuestro mejor aliado en caso de infecciones producidas tanto por virus como por bacterias (gripe, resfriados, anginas, otitis, etc.)
  • En las gripes, especialmente, suele ayudar a cortar el proceso y sobre todo puede disminuir la sensación de gran fatiga que acompaña a muchos pacientes con gripe.
  • Puede sernos de gran ayuda como antiinflamatorio natural en algunas patologías que afectan a las articulaciones como la Artritis, reumatismos, etc.
  • En cualquier proceso infeccioso, el trabajo de las defensas inmunitarias  origina un aumento de la demanda del organismo respecto a los elementos implicados en la lucha contra la destrucción celular.

El Cobre es el único oligoelemento que si tiene sabor (a hierro) y algunas personas no lo toleran en ayunas. Se suele presentar en forma de gluconato, dentro de viales (ampollitas bebibles) o en forma de comprimidos o cápsulas.

En estos casos se recomienda tomarlo después de haber desayunado o comido. Conviene ensalivarlo muy bien durante unos segundos ya que así mejoramos su tolerancia. También lo podríamos tomar, en estos casos, en forma de cápsula.

La avena, las ciruelas o las espinacas son algunos alimentos que contienen este mineral y cuyo consumo se aconseja para evitar o aliviar distintas carencias nutricionales.

AZUFRE en oligoelemento

Entre los alimentos que contienen azufre se encuentran las carnes, huevos, pescados, mariscos, quesos, eneldo, chirivía, perejil, rábano picante, berros, col, col lombarda, ortigas, verdolaga, espinacas , cebollas, ajos, soja, mangos, pomelos, anacardos.

El azufre como oligoelemento, es uno de los minerales necesarios para que nuestro organismo pueda cumplir algunas de sus funciones vitales. Desempeña acciones desintoxicantes y ayuda a combatir las bacterias del cuerpo.

Además es necesario para el buen funcionamiento del tejido conectivo en nuestro cuerpo.

El azufre no se encuentra como tal en nuestro organismo, sino en forma de sulfato.

El azufre cumple unas funciones imprescindibles para la salud. Por este motivo, si lo tomamos como suplemento natural en caso de necesitarlo, ayudaremos al cuerpo a conseguir los siguientes beneficios:

  • Mejora la función del hígado y contribuye a la depuración natural del organismo.
  • Alivia los dolores causados por las enfermedades reumáticas.
  • Regula los niveles de glucosa en sangre.
  • Mejora la función digestiva.
  • Colabora en la oxigenación cerebral.
  • Regula el sistema nervioso
  • Mejora el metabolismo de las grasas y de los hidratos de carbono.

El azufre, tanto si forma parte de los componentes de los productos cosméticos como si lo consumimos con los alimentos, nos permite cuidar la salud de la piel, el cabello y las uñas.

Se recomienda, en especial, a aquellas personas que sufren alguno de los siguientes desequilibrios:

  • Congestión hepática y dificultad a la hora de digerir los alimentos.
  • Niveles altos de colesterol o triglicéridos.
  • Trastornos nerviosos como ansiedad, estrés o depresión.
  • Fibromialgia.
  • Enfermedades reumáticas.
  • Acné.
  • Dermatitis.
  • Alopecia.
  • Diabetes.
  • Enfermedades autoinmunes

Como siempre, recomiendo consultar con un profesional de la salud antes de tomar cualquier suplemento natural, en especial, si tomamos medicación o sufrimos algún problema que se pueda complicar con la ingesta de cualquier producto.

Aluminio en oligoelemento

En un artículo anterior hablamos de los oligoelementos como sustancias químicas que se encuentran en pequeñas cantidades en el organismo para intervenir en el metabolismo.

Se les conoce de esta manera (oligoelementos) debido a que la cantidad requerida de cada uno de ellos es menor a 100 mg. Estos elementos químicos, en su mayoría metales, son esenciales para el buen funcionamiento de las células. 

Es muy importante tener una aportación diaria de oligoelementos dentro de nuestra alimentación, ya que nuestras células son permanentemente atacadas por el estrés, el cansancio, los disgustos y las enfermedades, por consiguiente, el consumo de estos elementos químicos activan dos sistemas que luchan en contra de estos radicales llamados: enzimáticos. La dieta es la principal puerta de entrada de aluminio en el organismo humano. La mayoría de alimentos lo contienen, ya que es un metal omnipresente en el medio ambiente. Los vegetales, el té o las especias tienen el índice más elevado en aluminio, mientras que la carne apenas contiene restos. Según la EFSA, la ingesta diaria procedente de la dieta oscila entre tres y diez miligramos, en función del tipo de alimento y su contenido en aluminio. Estos alimentos están elaborados con sales de aluminio (no autorizadas en todo el mundo), lo que provoca que la cantidad de este metal sea mayor.

Participan en varias funciones corporales y cada elemento tiene un rango óptimo de concentraciones, dentro de los cuales el organismo funciona adecuadamente por la eficiente estipulación del sistema inmunitario, que crea resistentes defensas contra estos radicales que envejecen o perjudican nuestras células. Por otra parte, este sistema inmunitario podría dejar de funcionar eficientemente tanto por presentar deficiencia como por presentar exceso en uno de estos oligoelementos. 

Una de las funciones del ALUMINIO como oligoelemento es regular la calidad de nuestro sueño.

Tiene una acción en el sistema nervioso. Ayuda al trabajo intelectual y mejora los estados de ansiedad, insomnio y estrés.

Todos los vegetales contienen cantidades pequeñas de aluminio, ya que es un mineral muy abundante en la tierra. De hecho, es el tercer elemento más presente en la corteza terrestre, junto con el oxígeno y el sílice. Sus efectos son tóxicos para la salud y, por ello, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha estudiado en varias ocasiones su límite de ingesta para asegurar su inocuidad.

 

 

Apuntes sobre oligoelementos

Los tejidos vivos contienen numerosos elementos químicos en cantidades apenas apreciables.

Estos elementos químicos reciben el nombre de OLIGOELEMENTOS.

Son componentes químicos que resultan imprescindibles para muchos procesos del organismo humano, pero en concentraciones menores a los 100 miligramos por día.

Estos elementos se forman en el suelo o a partir de organismos vegetales y animales.

Continuamente escuchamos que determinados productos de herbodietética contienen en su composición este tipo de elementos.

Hoy día ya se conoce que son 15 los oligoelementos imprescindibles para el ser humano, a pesar de su ínfima cantidad en nuestros organismos.

Aluminio, Azufre, Bismuto,Cobalto,Cobre,Flúor, Fósforo, Hierro, Litio, Manganeso, Magnesio,Níquel,Potasio,Yodo y  Zinc.

Resultan indispensables para la buena absorción de otros elementos y compuestos químicos de nuestro organismo como el hierro, Vitamina C y participan en infinidad de procesos metabólicos y bioquímicos diariamente.

Algunas de sus propiedades más conocidas son:

ALUMINIO .Regularización del sueño (Se encuentra en todo tipo de vegetales)

AZUFRE .Detoxicante hepático ( Se encuentra en huevos, quesos, chirivía, apio, perejil, lentejas, plátanos, guayabas, anacardos, carambolas, semillas de girasol, avena)

BISMUTO .Desinflamatorio y antiinfeccioso. (Se encuentra en la raíz de maca y vegetales marinos)

COBALTO . Vasodilatador (Se encuentra en albaricoques, col, espinacas, cebollas, guisantes verdes, lechuga, tomates, higos y zanahorias)

COBRE. Calambres abdominales (Se encuentra en avena, levadura de cerveza, plátanos, champiñón)

FLÚOR. Caries y osteoporosis ( Se encuentyra en el salmón, arenque, caballa, leche en polvo, queso cheddar, germen de centeno, copos de avena, trigo sarraceno, pomelos. soja verde, espinacas tiernas, anacardos)

FÓSFORO. Debilidad muscular. Osteomalacia. (Se encuentra en cereales integrales, frutas y verduras frescas y frutos secos)

HIERRO .Formación de hemoglobina. ( Se encuentra en cereales integrales, frutos secos,guisantes y habas secas, harinas de avena y almortas, manzanas, salvado y uvas pasas)

LITIO. Insomnio, neurosis y depresión ( Se encuentra en tomates, champiñón, remolacha, pepinos, col y cereales integrales)

MAGNESIO. Sedante nervioso .(Se encuentra en germen de trigo, cacahuetes tostados, judías secas, pan integral, copos de avena, avellanas y nueces)

MANGANESO. Equilibra la glándula tiroides. Anemia y retraso en el crecimiento (Arroz integral, frutos cítricos,ciruelas, espinacas, lechuga,remolacha,nueces y harinas integrales)

NIQUEL. Formación de glucógeno Hepatocitosis y astenia física. (Cacao, regaliz, tomate, frutos secos , rábanos, lentejas, ostras, kiwis, peras y uvas)

POTASIO. Equilibrio hídrico. Entumecimiento de extremidades. Dilatación cardíaca (Apio, berros, higos, lentejas, manzanas, trigo integral, uvas frescas y pasas)

YODO. Hipotiroidismo y bocio , aumento del metabolismo (Arándanos, yogures orgánicos, frijoles, fresas, sal del himalaya, papas, algas marinas)

ZINC. Favorece la formación de insulina,

Su importancia radica en que forman parte íntrinseca del cuerpo humano y participan en todas las reacciones orgánicas en mayor o menor medida.

Son esenciales para mantener en forma nuestro cerebro, músculos, regular la hormona tiroidea o los glóbulos rojos.

La mejor forma de tomar oligoelementos, sin duda es a través de una dieta balanceada y nutritiva, con abundante cantidad de frutas y verduras que son fáciles e encontrar en nuestro mercado más cercano.