Entradas

Rodonita para liberar traumas pasados

La belleza de esta piedra se aprovecha para confeccionar objetos de ornamentación, joyas y abalorios, pero sus virtudes para ayudar a superar traumas del pasado también hace que se valoren mucho en gemoterapia.

El nombre de Rodonita proviene del griego RHODON, que significa “Rosa”.

Aunque existen rodonitas de distintas tonalidades entre el verde y el amarillo,  lo más normal es encontrarlas en el color rosáceo de más pálido a más oscuro y que le confiere su nombre.

A veces presenta vetas de color negro, fruto de la oxidación del manganeso presente en su composición.

En cuanto a sus beneficios a nivel energético encontramos en esta piedra el hecho de que facilita la superación de aquellas experiencias del pasado que por algún motivo nos han marcado de forma dolorosa y traumática.

La energía vibratoria de la rodonita proporciona paz y tranquilidad, necesarias para meditar y reflexionar en caso de sentirnos confusos o tener que tomar decisiones importantes.

Se recomienda ancestralmente el uso de rodonita a las mujeres que sufren problemas de irregularidad en sus ciclos menstruales, pues ayuda a regularlos.

Llevar siempre cerca una rodonita nos ayuda a que los quehaceres diarios nos resulten más placenteros y distendidos, ya que aleja de nosotros cualquier posible influencia negativa.

Ónice Blanco, ayuda a superar estados nerviosos

La extrema dureza de esta piedra ha hecho que desde siempre los joyeros la hayan apreciado mucho a la hora de confeccionar cuentas de collares, camafeos y toda una variada serie de objetos de decoración.

El término “Ónice” presenta una etimología incierta, pues mientras algunos opinan que viene del hebreo “shoam”, que significa uña, otros se inclinan por defender su procedencia griega : “Lapus ónix”, “piedra uña”.

Sea como fuere, en ambos casos se hace referencia a la extrema dureza de esta gema.

Aunque se la conoce como ónice “Blanco”, a veces aparecen ejemplares negros, marrones o verdes con bandas más claras.

A nivel energético y vibracional, el ónice blanco es muy apreciado por sus cualidades relajantes. Se utiliza en gemoterapia para ayudar a salir de situaciones depresivas o momentos de tensión.

Nos ayuda a centrarnos, a tranquilizar nuestro espíritu y nos aporta claridad de juicio para ver las cosas desde otra perspectiva más amplia, más comprensiva.

Esta piedra emite unas vibraciones muy positivas que estimulan la energía vital y que por tanto, tonifican y aportan energía y optimismo. Facilita la interiorización de nuestras emociones y hace que dejemos de vernos como el “Ombligo del mundo”

Sus cualidades se convierten en un elemento básico para ayudarnos a conseguir un estado de calma y de claridad, así como para animarnos en estados de tristeza o depresión.

Obsidiana copo de nieve, favorece el autoanálisis

Su nombre proviene de un error de transcripción. El historiador Plinio el Viejo escribió “Obsianus” en vez de “Obsius” cuando citó a la persona que descubrió la piedra en Etiopía.

En realidad se trata de una roca volcánica en cuya composición, por un brusco enfriamiento de la lava, entraron distintos componentes que le dan este color blanquecino, como si estuviese nevada.

A la obsidiana nevada o copo de nieve, se le han atribuido propiedades beneficiosas y protectoras desde antiguo. Por ello, es un material que se ha usado frecuentemente para confeccionar objetos rituales, por su capacidad de alejar los peligros.

La absorción de las energías negativas junto a la emisión de energías positivas de esta gema genera equilibrio y calma.

El gran poder energético de esta gema radica en su capacidad para sacar a la luz las dolencias ocultas del espíritu, como nuestros defectos, lo que nos permite analizar sus causas y mejorar como personas.Nos permite analizar las causas que originan nuestro malestar y nos ayuda a evolucionar.

Los antiguos nos cuentan que los dolores provocados por enfermedades articulares como reuma o artritis pueden aliviarse con el uso de gemas de obsidiana copo de nieve.

Calcita Amarilla para potenciar la concentración

Este mineral, cuyo nombre parece ser que proviene del latín “calx” (cal viva), se ha utilizado desde siempre para la confección de una gran diversidad de objetos decorativos y artísticos, tanto por su belleza como por su baja dureza, que facilita su tallado y manipulación.

Pero por sus características químicas, también se ha empleado con fines industriales, en la manufactura del cemento o el revestimiento de hornos.

La calcita en estado puro es incolora, pero en función de qué sustancias hayan pasado a formar parte de su composición durante su periodo de formación, puede presentar una gran cantidad de colores, entre ellos el amarillo.

Su poder energético reside en tener gran capacidad para relajarnos.

La calcita nos ayuda a controlar los excesos de nerviosismo y de excitación que a menudo nos impiden mantener la paz interior y no nos dejan concentrarnos.

Se trata de un mineral energético que potencia la determinación para llegar al fondo de las cosas.

Resulta muy efectiva para liberarnos por tanto de inseguridades y los temores que nos impiden gozar de la vida y crecer, además de para combatir estados de tristeza y recuperar nuestra estabilidad emocional.

Debido a la gran capacidad purificadora y vitalizadora de esta piedra, se aconseja colocarla en el salón o en la habitación de la casa donde comúnmente se reúnan los miembros de la familia .

Sin duda un bonito detalle a regalar.

Turquesa, potencia la autoestima y la confianza

Su espléndido color azul verdoso ha hecho que desde siempre se la haya apreciado mucho en joyería .

Se cree que su nombre proviene del pueblo turco, quien las dio a conocer a occidente.

Desde siempre se ha utilizado en joyería para confeccionar todo tipo de abalorios por su preciosa tonalidad azul-verdosa.

En los países asiáticos hoy siguen siendo muy apreciadas para realizar pequeñas figuras decorativas y todo tipo de objetos y grabados ornamentales.

En cuanto a sus propiedades energéticas y vibracionales, la energía positiva de la turquesa nos ayuda a aumentar la confianza en nosotros mismos y nos da fuerzas para emprender con optimismo cualquier proyecto.

Alivia el dolor en caso de jaquecas u otras molestias de cabeza. Hace que nos sintamos más seguros y queramos tomar el control total de nuestras vidas, con independencia y valentía.

Contribuye a que adoptemos una actitud positiva ante la vida y a que seamos más sinceros y consecuentes con nosotros mismos.

Se convierte así en una de las piedras más recomendadas para combatir la baja autoestima y los estados de depresión.

La energía del lapislázuli

La fascinante belleza de su color añil, así como sus propiedades benefactoras, han hecho que el lapislázuli haya sido muy valorado desde el principio de la historia de la humanidad.

Los antiguos egipcios, hace más de 3000 años, ya utilizaban esta piedra azul para confeccionar sus conocidos escarabajos sagrados y para ornamentar los diferentes accesorios del vestuario en sacerdotes y faraones.egipcio

Esta piedra proporciona paz y serenidad, por lo que se regala muchas veces a quienes padecen de pesadillas o necesitan vencer algún miedo.

En un nivel más físico, la gemoterapia moderna recomienda usar este cristal para aliviar fiebre y mejorar la circulación sanguínea, así como para fortalecer la vista y prevenir enfermedades oculares, algo lógico, ya que esta piedra está relacionada con el chakra del tercer ojo, que rige el buen funcionamiento de nuestros ojos así como la glándula pineal, reguladora de los ciclos de vigilia y sueño.

La vibración del lapislázuli estimula nuestras facultades perceptivas de entendimiento, por lo que esta piedra potencia la acción del sexto chakra, muy relacionado con la intuición y la capacidad de conocimiento.

 

 

Howlita blanca o Magnesita

A este mineral de le han atribuido desde siempre grandes virtudes, como el control emocional y el esclarecimiento de los pensamientos.

Gracias a su dureza también se ha usado mucho en joyería, dónde por su gran porosidad, muchas veces la encontramos teñida de azul.magnesita azul

Su nombre proviene del primer geólogo que la descubrió, el canadiense Henry How.

Intensifica virtudes  de otros cristales y piedras y ayuda a equilibrar todos los chackras, sobre todo el chackra corona.

Cuando se bloquea, este chackra puede producir trastornos físicos y psiquicos de diversa índole, ya que energéticamente rige el sistema cerebral.

El blanco de la Howlita, vinculado a la sensibilidad anímica favorece su equilibrio y la meditación.

En la antigüedad se creía que al ser consumida en cierta cantidad o dosis, favorecía los viajes astrales.

 

Jade, la piedra sagrada de oriente

Esta piedra suele tener tonalidades verdosas, pero en realidad puede presentarse bajo otras coloraciones, violeta,amarillos, rosa…Es un material muy apreciado por los talladores debido a su gran dureza.

El jade es conocido desde la prehistoria y utilizado en todas las épocas y culturas más diversas, sobre todo vinculado a la cultura oriental y más concretamente China, donde aún hoy la mayoría de sus amuletos los fabrican con esta piedra. En japón se conserva la costumbre de intercambiar regalos de jade en señal de reconciliación tras una disputa.

A nivel energético aporta templanza, armonía y buena disposición, valores muy apreciados por las tradicionales culturas niponas.

Las vibraciones de este cristal son limpiadoras y portadoras de calma. Ayudan a repeler la negatividad. En este sentido el jade es una buena herramienta para ahuyentar de nuestro lado rencores y odios, dos sentimientos muy perjudiciales para nuestro equilibrio emocional y personal.

En occidente el jade también ha sido apreciado desde siempre por sus virtudes curativas, sobre todo en el tratamiento de afecciones de vesícula y riñones, fiebres altas o potenciar la fertilidad.

Ojo de tigre, proporciona fuerza interior

imagen ojo de tigreUtilizado desde tiempos remotos porque se decía que protegía del mal de ojo, este cuarzo de tonalidades doradas está considerado como uno de los cristales más efectivos para calmar la ansiedad y superar el estrés.

Este curioso y brillante cristal, está compuesto por asbesto, crocidolita y otros compuestos que le dan su particular belleza y tonalidad. Hipnotizadoras líneas paralelas o concéntricas de color amarillo o doradas.

Es muy apreciada en joyería y bisutería por su precioso brillo aterciopelado.

En gemoterapia se valora mucho la capacidad del ojo de tigre para canalizar dos energías esenciales y que guardan un vínculo con los colores que lo componen, el marrón de la tierra y el dorado del sol.

Energéticamente, este cristal aporta fuerza interior y nos impulsa a liderar proyectos sólidos y dirigirlos con fuerza y solidez. Aumenta la creatividad y ayuda a recuperar el auto-control.

En la antigua india las madres solían colocar a sus hijos un ojo de tigre entre sus ropas con objeto de preservarlos de males o miradas mal intencionadas.

Fluorita, el cristal multiusos

Este cristal se utiliza para la preparación del ácido fluorhídrico (para grabar sobre vidrio), como fundente en siderurgia y para confeccionar lentes y microscopios. Pero también para joyería.

Es en realidad un fluoruro natural de calcio , que se vuelve de color fluorescente bajo los rayos ultravioletas, de ahí su nombre. Se puede encontrar de hasta cinco colores diferentes desde el pardo, violeta en un amplio espectro de tonalidades y hasta amarillo e incluso incoloro

En su parte energética y vibracional , es un cristal que aporta armonía a nuestros sentimientos. Ayuda a encontrar el camino hacia la verdad y la sabiduría. Pasada suavemente por cualquier parte del cuerpo, siempre en dirección hacia el corazón, produce relajación muscular y alivia cualquier dolor. Aporta paz interior y ayuda a disminuir los pensamientos negativos o estresantes.

Este cristal se valora sobre todo por sus virtudes para potenciar nuestra capacidad analítica, de forma que facilita una mayor comprensión de la realidad. Además tiene la cualidad de mitigar las emociones fuertes, por lo que resulta especialmente eficaz para combatir la cólera, miedo o rabia contenidas.

Para su uso , debes escoger una zona de casa tranquila. En una posición cómoda, colocar la piedra de fluorita violeta en el entrecejo y realizar respiraciones lentas y suaves concentrándonos en la piedra y su color durante algunos minutos.

Siempre procuraremos mantener nuestro cuerpo relajado y receptivo a las sensaciones recibidas, procurando en ningún momento cruzar brazos o piernas como medio para canalizar mejor esas energías.