Entradas

Calcium Sulfuricum. ” La sal regenerativa “

El Calcium sulfuricum o sulfato de calcio está presente de forma natural en los cartílagos y forma

parte de los aminoácidos.

Esta sal estimula a las células encargadas de emitir hormonas y enzimas. Influye sobre la formación de tejido conjuntivo, tiene efecto antiinflamatorio sobre la piel y refuerza el crecimiento de células nuevas por lo que podemos decir que es ideal para:

-La supuración de la piel y membranas mucosas

-Trastornos de crecimiento, problemas reumáticos crónicos 

-Alteraciones en el funcionamiento hepático, dolor, enrojecimiento y bronquitis.

Recuerda siempre acudir a un buen profesional de la salud ante cualquier dolencia.

Kalium Sulphuricum. ” La sal reparadora “

Esta sal se shüesler , la número 6 de la lista, está indicada principalmente para reparar daños en piel y uñas.El ” Kalium sulfuricum” o sulfato potásico es muy importante para eliminar las toxinas del organismo y junto con el ferrum phosphoricum ayuda a transportar el oxígeno de los pulmones a las células. Esta sal se encuentra en nuestro organismo de forma natural y habitual en piel, huesos, músculos y uñas.foto calcio

Estimula la formación de las células cutáneas del cabello y las uñas y es esencial para la curación de heridas y erupciones. La sal contra los resfriados e inflamaciones.
Podemos decir que entonces que es adecuada para todo tipo de alteraciones cutáneas (crecimiento irregular de las uñas de los pies y manos, heridas de lenta curación, erupciones purulentas y escamas que supuran en la piel) o del hígado, para la saturación de toxinas en el hígado y para todo tipo de inflamaciones de la membrana mucosa, para la rinitis crónica, y el dolor reumático no localizado entre otros.
Como siempre les invito a que acudan a su homeópata de cabecera para conocer exactamente cual es la sal más apropiada en cada caso.

Magnesio, algo más que una sal mineral

El magnesio colabora en mejorar el estado de ánimo de las personas, ya que actúa sobre el sistema nervioso.

Es un gran activador metabólico y muscular, que también ayuda a tratar afecciones que alteran el estado de ánimo en las personas, muy necesario para mantener el equilibrio entre cuerpo y mente.

Actualmente la mayor parte de la población presenta déficit de magnesio, debido al empobrecimiento mineral de los suelos agrícolas, tras más de medio siglo de utilización de fertilizantes químicos para las tareas agrarias.

La deficiencia de magnesio puede desencadenar afecciones emocionales y neurológicas.

El cerebro se ve muy afectado por el bajo nivel de magnesio en el organismo.

Se recomienda el magnesio para:

-Ayudar en el tratamiento de la depresión, estrés y falta de energía

-Prevenir y combatir fobias, ansiedad, tics nerviosos

-Favorecer la relajación del sistema nervioso mediante la segregación de serotonina

-Mejorar la concentración

-Reducir la irritabilidad, nerviosismo y estados de agresividad

-Ayudar a combatir la fatiga física y mental

-El consumo de magnesio le permitirá tener un mejor estado de ánimo y poder sentirse más positivo y saludable.

Contra los dolores de las articulaciones, el reuma, la artrosis y cualquier otra dolencia de los huesos, así como para el agotamiento físico, es muy recomendable realizar un baño con sales de magnesio. El tratamiento, en personas con dolencias graves, consistirá en realizar durante 9 días un baño diario de agua caliente (a 34 °C) con sales de magnesio. A continuación hacer otros 9 baños en días alternos y, finalmente, continuar con un baño semanal durante un año.

El magnesio es un metal muy común en la naturaleza en forma de sales. Es el octavo elemento más abundante en la tierra y el segundo, después del sodio, en el mar.

El magnesio es uno de los minerales que necesita el organismo, aunque en pequeñas dosis, para mantener su equilibrio natural. Está presente en las células nerviosas, por lo que desempeña un papel muy importante en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Los alimentos que aportan magnesio al cuerpo son:

-almendras, avellanas, cacahuetes, nueces, castañas, pistachos, piñones, semillas de zapallo, levadura de cerveza, perejil, germen de trigo, garbanzos.

También se pueden conseguir suplementos minerales de magnesio con una dosis establecida y siempre bajo la supervisión de su naturópata de confianza ya que existe la posibilidad de tomar aporte de magnesio natural en líquido, comprimidos o polvos, disponibles en cualquier herbolario. Y es importante conocer la dosis exacta en cada caso

Sales de Shüesler. Ferrum Phosphoricum

sales shüeslerEsta sal fortalece el sistema inmune.

El Ferrum phosphoricum o fosfato de hierro juega un papel fundamental en la fabricación de energía en las células y también para que las moléculas de oxígeno se unan a los glóbulos rojos.

Esta sal influye en la tensión de los vasos sanguíneos, así regula la circulación sanguínea. Además, permite que el cuerpo absorba mejor el hierro procedente de los alimentos y lo transporta hasta la zona que el organismo necesite.

Ayuda en caso de  pequeñas lesiones (externas e internas), quemaduras de primer grado, problemas de memoria y concentración, mala circulación (pies y manos frías), dolores musculares, alteraciones en el crecimiento de la piel, cabello y uñas, inflamación nasal, tos, amigdalitis (también con fiebre)  y en algunos casos también ayuda en casos de diarrea y la gastritis

.

Silícea. La “sal de la belleza”

     La Silicea o dióxido de silicio es el cosmético bioquímico por excelencia, estabiliza la piel, el cabello, las uñas, pies y manos y tejido conjuntivo. Contribuye en su elasticidad y firmeza.

     Esta sal favorece el aprovechamiento de calcio en los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis  junto con las sales  nº1,( Calcium fluoratum),  nº2 ( Calcium Phosporicum),  nº7 ( Magnesium Phosphoricum)

 Esta sal por tanto está indicada en:

  • La supuración de la piel, furúnculos (visitar a un médico), fístulas,
  • Enfermedades reumáticas de las articulaciones, artritis, trastornos de los discos vertebrales, osteoporosis, problemas de crecimiento.
  • Tendinitis, endurecimiento de las arterias,
  • Sudor excesivo, síntomas de envejecimiento prematuro (arrugas faciales), quemaduras,
  • Cabello y uñas frágiles, alopecia, crecimiento irregular de las uñas y acné.

SALES DE SHÜESLER. Kalium chloratum

Las Sales de Schüssler son 12 minerales que se encuentran en nuestro organismo de forma natural y que ingerimos diariamente cuando nos alimentamos. No proporcionan al cuerpo los minerales que necesita sino que los distribuye correctamente para que estén en el lugar adecuado y en el momento preciso.
Cuando se toman de forma individual cada una tiene una función especial. Todas en su justa medida garantizan Energía y Salud.
SAL Número 4 : Kalium chloratum
Principales recomendaciones:
  • Resfriados
  • Verrugas
  • Inflamación intestinal y estomacal
  • Cicatrices
  • Vómito
Regula el metabolismo de las membranas mucosas.
El Kalium chloratum o cloruro potásico, junto con la sal cloruro sódico, elimina el agua del organismo regulando los líquidos corporales y se encarga del buen funcionamiento de los músculos y nervios. Además influye en el metabolismo del azúcar y las proteínas, el control del latido del corazón y la actividad estomacal e intestinal. Esta sal es muy útil para curar inflamaciones e infecciones de la piel (eczemas, herpes…) y en quemaduras de primer y segundo grado.
Es adecuada para:
La bronquitis, nariz congestionada, erupciones cutáneas (eczemas), inflamación de la mucosa estomacal e intestinal, conjuntivitis, bursitis, artritis y todas las inflamaciones que son provocadas por la fiebre. Ayuda al tratamiento médico de quemaduras de primer y segundo grado, inflamación de la vaina del tendón, herpes zóster….
Y como siempre referimos, siempre tomarlas bajo vigilancia de su homeópata de cabecera

“Natrium Phosphoricum”. La sal del metabolismo

Esta semana conocemos otra de las sales de Shüesler.
Natrium phosphoricum
“La sal del metabolismo” El Natrium phosphoricum o fosfato sódico es la sal bioquímica que regula el metabolismo. 
Tiene un efecto purgante (laxante) y controla el exceso de acidez del cuerpo. Es importante cuando existe tendencia a aumentar de peso. Esta sal ayuda a normalizar el metabolismo y los iones que pueden causar ácido úrico y gota. También en excesos de acidez como digestiones pesadas o acidez estomacal, exceso de ácido úrico (reuma, gota) o ácido láctico (esfuerzos musculares).
Por tanto podemos decir que Tomada en su justa medida es una sal indispensable para los dolores digestivos en niños y adultos, después de comidas copiosas, trastornos de digestión , vómitos con sabor ácido, reflujo, ardor estomacal y acidez, diarrea maloliente, problemas respiratorios causados por asma, síntomas de gota en las articulaciones de las extremidades (dedos del pie) y acné facial debido al metabolismo entre otros.
No olvides siempre consultar con tu homeópata más cercano antes de tomar cualquier producto

Kalium Phosphoricum, la sal de los “nervios”

Ayuda a tratar el agotamiento mental, emocional y físico.
El Kalium phosphoricum o fosfato de potasio es necesario para que tanto nervios como músculos funcionen correctamente.
Se considera una Sal nutriente para el tejido muscular y nervioso, regulando el contenido en potasio, estabiliza los nervios, la mente, las emociones y el cuerpo.
Esta sal es importante para tratar el agotamiento mental, emocional y físico (estrés) o insomnio causado por nervios.
También la falta de energía, el desánimo, calambres, alopecia localizada e hiperactividad en niños.

Ayuda a paliar los estados de tristeza e incluso la depresión, debilitación de los músculos y del corazón y la parálisis.

Sales de Shüesler. “Calcium phosphoricum”

El Calcium phosphoricum o fosfato cálcico tiene una función decisiva en la formación de los huesos.

Favorece su crecimiento y acelera la curación de fracturas. También contribuye a la formación de los dientes.

Este mineral es importante para el movimiento muscular y para la producción de células nuevas.

Ayudar a la recuperación después de fracturas óseas, elimina el dolor del crecimiento, la producción lenta e insuficiente de los huesos en niños y adolescentes, debilitación del organismo, crecimiento alterado de los dientes, dolor de muelas, espasmos en los bebés, espasmos musculares, propensión a hemorragias nasales y picores de la piel en la vejez, entre otros muchos beneficios

Para conocer más sobre las sales que tu organismo puede estar necesitando acude a tu Homeópata/Naturópata de confianza.

Natrium Chloratum. “La sal reguladora hídrica “

El Natrium chloratum o cloruro sódico está elaborado a partir de la sal común y regula los niveles de agua del cuerpo. Es la sal número 8 de las 12 que existen.
Es muy eficaz en los problemas que se manifiestan tanto por exceso de líquidos como los edemas o personas que sudan o lagrimean mucho, como por falta de hidratación como la sequedad en la piel. Esta sal regula los niveles de hidratación del cuerpo.
Está indicada en personas con sequedad de la piel y membranas mucosas, diarrea acuosa, estreñimiento, gastritis con vómitos acuosos, secreción nasal abundante, lagrimeo imprevisto de los ojos .
También para edemas (hinchazón) provocados por causas diversas como picaduras de insectos, dolor de muelas con producción de saliva, erupciones con ampollitas acuosas, depresión con llantos, debilitación general, perdida de fuerza y dolores reumáticos.
Ayuda también en el tratamiento clínico de la diarrea o vómitos frecuentes.

Para conocer más sobre las sales de shüesler no dudes en acudir a tu homeópata de confianza.