El Biomagnetismo es una asombrosa técnica no invasiva compatible con cualquier otra que utiliza imanes de neodimio o ferrita de mediana intensidad descubierta a partir de 1988 por el Doctor Isaac Goiz , que en breve tiempo consigue eliminar microbios como virus, bacterias, hongos y parásitos.
También en el ámbito físico, equilibra el funcionamiento de las glándulas endocrinas, mientras que en el área emocional provoca un cambio de ánimo más positivo , liberando estrés y proporcionando mayor energía.
En consecuencia consigue diversos niveles de mejoría en una gran variedad de enfermedades, especialmente en aquellas crónicas, las de origen autoinmune y las de causas desconocidas.
A través de la kinesiología se aplican los imanes en los puntos de rastreo apropiados durante 10 o 15 minutos, dependiendo de cada persona/ caso en particular Por norma general no se necesitan más de 3 o 4 sesiones y ya desde la primera se notan los beneficios
Después de años de investigación hoy se conoce, por ejemplo , que el polo positivo (+) activa, impulsa y fortalece los procesos biológicos del organismo, es dinamizador y proporciona energía. Está especialmente indicado en casos de debilidades y desgarros musculares, fracturas de huesos y ligamentos,rehabilitación, cicatrización de heridas, entre otros.
El polo negativo (-) del imán es analgésico, anti-inflamatorio, relajante y detiene los procesos nocivos para el organismo.
Está principalmente indicado para calmar o suprimir el dolor.
La correcta combinación de ambos polos en los lugares adecuados hace que os beneficios se sientan desde la primera sesión

El nombre genérico «flores de Bach» o «remedios florales de Bach» hace referencia a su creador, Edward Bach (1886-1936), un médico inglés que inventó estos 38 preparados y desarrolló su utilización en una modalidad terapéutica conocida mayormente como flores de Bach.

Su teoría era que las enfermedades físicas tienen un origen emocional, y que si los conflictos emocionales subsisten por mucho tiempo, la enfermedad del cuerpo empieza a aparecer, Sin embargo, al restaurar el equilibrio emocional se resuelve la enfermedad física.

Fue de esta forma que desarrolló la Terapia de las emociones.


Es fácil y rápido conocer cuales son las flores que necesitamos en cualquier momento de nuestra vida.

Para más información, pide cita previa a tu terapeuta de cabecera o a mi misma si así lo deseas. Estaré encantada de ayudarte.

La bardana es una planta robusta propia de regiones templadas. Es silvestre, bienal y en oriente la usan por sus propiedades culinarias.

En fitoterapia usamos su raíz por su gran riqueza en polienos y ácidos alcoholes que al actuar sobre los microorganismos de la piel, le dan una importante acción antibacteriana y antiséptica.

Estas importantes propiedades son las que le han valido su nombre popular «La hierba de los tiñosos«, haciendo así referencia a su utilización para mejorar las afecciones de la piel.

Esta acción se ve reforzada por su capacidad para normalizar los niveles de azúcar en sangre, reforzando su acción contra el acné, espinillas, puntos negros, eczema, etc.

Es un depurativo muy efectivo para limpiar la sangre y el sistema linfático. Disminuye congestiones e hinchazones, elimina toxinas (sea por la piel o por la orina) y precipita el ácido úrico.

Indicada para reuma, artritis, ciática, gota, acidez sanguínea, edemas, cálculos (renales y vesiculares), acné, eccemas, erupciones, resfríos con fiebre y dolor de garganta, afecciones gástricas, hepáticas y biliares, cistitis, infecciones urinarias, nefritis, herpes y diabetes

En oriente se la considera estimulante del sistema nervioso y vigorizante sexual. Estudios recientes demuestran que reduce el tamaño de ciertos tumores cancerosos. 

En todos los casos se aconseja decocción tomando hasta 3 tazas diarias antes de las comidas. El consumo de raíz fresca como alimento resulta también terapéutico.

En los cambios de estación puede hacerse en buen tratamiento con una taza en ayunas durante 20 días.

Externamente la bardana se usa en forma de compresas para complementar el tratamiento de abscesos, furúnculos, quistes sebáceos, enfermedades eruptivas (escarlatina, varicela, sarampión, etc.), herpes. En estos casos se utiliza una decocción más concentrada.

Los Registros Akáshicos son una memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional dónde se archivan todas las experiencias del alma incluyendo todos los conocimientos y las experiencias de las vidas pasadas, presente y las potenciales futuras.
En Egipto se conoce como las “Tablas de Thoth”, en la Biblia como “Libro de la vida“, en el Islam como “Tabla Eterna” y los Mayas los denominan el “Banco Psi”.
Durante la conexión con los Registros Akáshicos y tus Guías Espirituales se revelan tus dificultades, ataduras, apegos, nudos energéticos que se necesitan disolver. Se siente una energía muy particular de amor, contención y confianza, que despierta una agradable sensación de “estar en casa”, que siempre acompaña el encuentro con los Guías Espirituales. Es un encuentro con el Ser que quita la sensación de la soledad.
El proceso es muy sencillo. A través de una relajación guiada entras a un estado de mayor conciencia, en la primera parte se observan y quitan obstáculos, miedos y trabas. Según la complejidad de los problemas, esto puede llevar más o menos tiempo.
Esta sesión no es una sesión de oráculo o un predecir del futuro. Surgirá lo que el alma de verdad necesita para dar su próximo paso evolutivo, no siempre lo que la persona quiere. Se obtendrá el espacio en el cual una profunda transformación se hace posible, pero requiere la activa participación, un compromiso con la Vida propia, una decisión de instalar los cambios en la vida que son evidentemente necesarios.

El Natrium chloratum o cloruro sódico está elaborado a partir de la sal común y regula los niveles de agua del cuerpo. Es la sal número 8 de las 12 que existen.
Es muy eficaz en los problemas que se manifiestan tanto por exceso de líquidos como los edemas o personas que sudan o lagrimean mucho, como por falta de hidratación como la sequedad en la piel. Esta sal regula los niveles de hidratación del cuerpo.
Está indicada en personas con sequedad de la piel y membranas mucosas, diarrea acuosa, estreñimiento, gastritis con vómitos acuosos, secreción nasal abundante, lagrimeo imprevisto de los ojos .
También para edemas (hinchazón) provocados por causas diversas como picaduras de insectos, dolor de muelas con producción de saliva, erupciones con ampollitas acuosas, depresión con llantos, debilitación general, perdida de fuerza y dolores reumáticos.
Ayuda también en el tratamiento clínico de la diarrea o vómitos frecuentes.

Para conocer más sobre las sales de shüesler no dudes en acudir a tu homeópata de confianza.