La borraja es una planta común en Europa Central y Meridional.

El gran interés suscitado entorno a esta planta durante los últimos años en el campo de la cosmética, se debe al alto contenido de sus semillas en dos ácidos grasos esenciales, los gammalinoléicos y los linoléicos.

El aceite de borraja es uno de los grandes eclipsados por el aceite de argán, también por el de rosa mosqueta.

Las ventajas de este óleo vegetal lo hacen apto para uso en cosméticos.

  • Es de rápida absorción. No deja una sensación grasa en el cutis ni en otra parte del cuerpo
  • Regula el brillo de la piel.
  • Es antioxidante. Las vitaminas C y E (tocoferol) se encuentran presentes para combatir los radicales libres que aceleran el envejecimiento prematuro.
  • Es bastante hidratante. Contribuye al refuerzo de las membranas celulares para mantener el agua en sus niveles más óptimos.
  • Tiene acción regeneradora.

Los mayores beneficios del aceite de Borraja están asociados con su capacidad para regular los triglicéridos y colesterol. Es eficaz para aquellas personas que padecen diabetes.

También ejerce una acción diurética al aumentar la eliminación de elementos metabólicos de desecho mediante la orina.

Estas cualidades de la planta benefician a los enfermos de gota, nefritis o artritis.

En resumen, funciona como una excelente fórmula para limpiar la sangre, desinflamar las mucosas y la piel.

De usarse en su forma líquida, el aceite de Borraja puede emplearse para aliñar ensaladas y verduras.Es recomendable ingerir una cucharada en las comidas durante algunas semanas.

Aplicado en forma de cataplasmas acelera la maduración de abscesos y furúnculos.

Si lo que necesita es un aceite cosmético, debemos asegurarnos de que se haya extraído por prensado en frío, para que mantenga sus propiedades intactas.

Hoy en día es fácil encontrarlo en forma de aceite, cápsulas, perlas, pastillas o preparado e incluido en infinidad de cremas