Ayuda a tratar el agotamiento mental, emocional y físico.
El Kalium phosphoricum o fosfato de potasio es necesario para que tanto nervios como músculos funcionen correctamente.
Se considera una Sal nutriente para el tejido muscular y nervioso, regulando el contenido en potasio, estabiliza los nervios, la mente, las emociones y el cuerpo.
Esta sal es importante para tratar el agotamiento mental, emocional y físico (estrés) o insomnio causado por nervios.
También la falta de energía, el desánimo, calambres, alopecia localizada e hiperactividad en niños.

Ayuda a paliar los estados de tristeza e incluso la depresión, debilitación de los músculos y del corazón y la parálisis.