A pesar de que las Flores de Bach están más orientadas a resolver problemas emocionales y mentales, también tienen muchas otras aplicaciones, de acuerdo al problema a tratar y de quienes las tomen.
  1. Aplicaciones mentales y emocionales – Estas son las aplicaciones más conocidas de las flores de Bach, y en donde mejores resultados se encuentran.
  2. Aplicaciones físicas – Se pueden tratar las predisposiciones mentales y emocionales a las enfermedades con flores de Bach.
  3. Aplicaciones en mujeres – Las mujeres tienen su propia categoría de problemas físicos y emocionales, como son la pubertad, el embarazo, el parto, la lactancia y la menopausia.
  4. Aplicaciones en bebés y niños – Desde un recién nacido que se está adaptando a un nuevo ambiente fuera del vientre materno, a un bebé o niño en desarrollo, o problemas de aprendizaje, podemos usar las flores de Bach en niños y bebés.
  5. Aplicaciones en animales – Es bien conocido que los animales tienen emocionas, y responden a cambios y situaciones estresantes como nuevos ambientes, pareja, amos, cuidadores e hijos, por ejemplo. Podemos usar las flores de Bach para ayudarlos con estas situaciones.
  6. Aplicaciones en plantas – Aunque la respuesta emocional de las plantas es difícil de observar, podemos usar flores de Bach para tratar a las plantas siempre se enfrenten a situaciones de estrés, traumas o cambios.
  7. Además podemos tratar plagas, enfermedades, o simplemente si observamos que aparentan estar “tristes”.
Para más información consulta a tu terapeuta floral de confianza o a mi misma, si así lo deseas.
Estaré encantada de poder ayudarte.