La flor de Bach de la confrontación. Para quienes ocultan sus sentimientos detrás de un rostro alegre.
Oculta emociones tortuosas, problemas graves y angustia inconsciente tras una máscara de alegría y despreocupación permanente. 
Indicada para personas con tendencia a las adicciones, tabaco, drogas, alcohol, juego, trabajo, asumir riesgos, comida y compras, como mecanismo de escape a su tormento mental.
Si quieres conocer más sobre los beneficios de esta esencia floral contacta con tu terapeuta floral de cabecera