ojos

Nuestra vida diaria provoca cierto tipo de estrés en algunos de nuestros sentidos. Vivimos en una sociedad  «hiperestimulada». Desde cualquier ámbitos intentan llamar nuestra atención con todo tipo de mensajes. Principalmente nuestros sentido de la vista es el más implicado. Habitualmente necesitamos ciertos momentos de descanso para poder continuar nuestra rutina, mejorar nuestra visión y reducir los efectos secundarios del cansancio visual.

  • Podemos tomar ciertas precauciones para descansar la vista o ara reducir la hinchazón de los ojos. Los principales serían:
  • Un buen descanso, reducir el consumo diario de sal y beber suficiente agua.
  • Darse un automasaje, presionando suavemente con el dedo índice alrededor del ojo hasta terminar en el lagrimal. Repita por lo menos 5 veces para cada ojo.
  • Unas rodajas de pepino aplicadas sobre los ojos cerrados pueden ayudarle a disminuir la hinchazón alrededor de los ojos. El pepino contiene ácido cafeico y ácido ascórbico, dos ácidos que sirven para prevenir la retención de agua. Este también es un buen remedio casero para las ojeras.Y si se lo pone frío de la nevera es aún más efectivo ya que lo frío ayuda a deshinchar.
  • Otro truco es ponerse compresas de infusión de berros y papa cruda sobre las bolsas bajo los ojos.
  • También puede aplicarse aceite de ricino alrededor de los ojos antes de acostarse. Se debe masajear el área de los ojos con el aceite de ricino para mejorar la circulación y reducir la congestión. Extienda el aceite de ricino en la zona alrededor de los ojos, y use los dedos para masajear el aceite con pequeños movimientos ligeros y circulares. Use un toque suave al dar ese masaje ya que la piel es muy delicada alrededor de los ojos. Evite empujar, tirar o frotar la piel y tenga mucho cuidado de que no le entre el aceite en el ojo. Después de 5 minutos, limpie el aceite con un paño.

Procure descansar siempre las horas necesarias tanto durante la noche como a lo largo del día, haciendo ejercicios oculares habitualmente si está periodos prolongados manteniendo la atención en un punto fijo como pantallas de ordenador u otros dispositivos.ojo

Los ejercicios oculares están diseñados para fortalecer los músculos de los ojos, mejorar el enfoque, los movimientos oculares y estimular el centro de la visión del cerebro. Éstos ayudan a contrarrestar problemas oculares existentes, mantener el nivel de vista actual y hasta mejorar muchas condiciones de la vista, especialmente cuando se practican en conjunto a nutrientes específicos para la salud visual como la astaxantina, vitamina A, luteína, entre otros.

1. Parpadea con mucha frecuencia durante 2 minutos. Este ejercicio normaliza la circulación sanguínea intraocular.

2. Haz rotaciones circulares con la cabeza: de lado a lado y de arriba hacia abajo. Estos movimiento activan la circulación sanguínea.

3. Parado de frente, mira hacia la derecha o izquierda por completo (moviendo sólo los ojos en la dirección que elijas) y luego mueve los ojos en una línea recta hasta la dirección opuesta.

4. Frota las manos por unos segundos hasta que se calienten un poco. Ahora, con los ojos cerrados, aplica la parte inferior de las muñecas sobres los ojos por unos minutos. Ésto ayuda a relajar los ojos y permite utilizarlos por más tiempos antes de cansarte.

5. Mueve los ojos en direcciones distintas: izquierda-derecha, arriba-abajo, en círculo, dibujando un “ocho (8)”.

6. Cierra los ojos por 3-6 segundos y luego ábrelos. Repítelo 7 veces. El ejercicio relaja los músculos oculares y activa la circulación sanguínea.

7. Presiona los párpados superiores con los dedos, pero sin mucho esfuerzo, mantén esa posición por unos 2 segundos. Repite unas 4-5 veces. El ejercicio mejora el paso del líquido intraocular.

8. Dibuja con los ojos abiertos en el aire, primero unas formas sencillas geométricas y luego composiciones más complejos.

9. Cierra los ojos y mueve despacio los globos oculares de arriba-abajo. Repetir de 5 a 10 veces.

10. Ubícate al lado de una ventana, enfoca la vista en algún objeto cercano (por ejemplo, algún punto en el vidrio) y luego mueve la vista hacia un objeto lejano (una casa, árbol o cualquier cosa). Repite unas 10 veces. Éste es uno de los mejores ejercicios y se puede practicar en cualquier lugar, yo lo hago cuando estoy en el gimnasio.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − dos =