matraz
Las Sales de Schüssler son 12 minerales que se encuentran en nuestro organismo de forma natural y que ingerimos diariamente cuando nos alimentamos. No proporcionan al cuerpo los minerales que necesita sino que los distribuye correctamente para que estén en el lugar adecuado y en el momento preciso.
Cuando se toman de forma individual cada una tiene una función especial. Todas en su justa medida garantizan Energía y Salud.
SAL Número 4 : Kalium chloratum
Principales recomendaciones:
  • Resfriados
  • Verrugas
  • Inflamación intestinal y estomacal
  • Cicatrices
  • Vómito
Regula el metabolismo de las membranas mucosas.
El Kalium chloratum o cloruro potásico, junto con la sal cloruro sódico, elimina el agua del organismo regulando los líquidos corporales y se encarga del buen funcionamiento de los músculos y nervios. Además influye en el metabolismo del azúcar y las proteínas, el control del latido del corazón y la actividad estomacal e intestinal. Esta sal es muy útil para curar inflamaciones e infecciones de la piel (eczemas, herpes…) y en quemaduras de primer y segundo grado.
Es adecuada para:
La bronquitis, nariz congestionada, erupciones cutáneas (eczemas), inflamación de la mucosa estomacal e intestinal, conjuntivitis, bursitis, artritis y todas las inflamaciones que son provocadas por la fiebre. Ayuda al tratamiento médico de quemaduras de primer y segundo grado, inflamación de la vaina del tendón, herpes zóster….
Y como siempre referimos, siempre tomarlas bajo vigilancia de su homeópata de cabecera
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + cuatro =