La osteopatía es una “Práctica manual que aplica una serie de maniobras y movilizaciones sobre las estructuras concretas de nuestro cuerpo (Tendones, músculos, articulaciones, órganos y fascias, etc…)con el fin básico de corregir la restricción de movilidad”. (D. Miguel Páez Caño, Naturópata. Cuaderno de naturopatía manual, 2010)Los conocimientos por tanto del profesional osteópata sobre biomecánica, fisiología de las articulaciones, músculos y órganos son fundamentales para valorar el estado de la lesión y cómo recuperar la misma desde una intervención que va corrigiendo en primer lugar el dolor más agudo y acuciante, hasta el más crónico

Estas correcciones o ajustes se llevan a cabo por medio de tres tipos manipulaciones principalmente:

  • -Manipulaciones directas: se llevan a cabo sobre la zona
  • -Manipulaciones indirectas: usando los brazos del terapeuta como palanca
  • -Manipulaciones semi-indirectas: Usando otros puntos de apoyo o palanca.

La Osteopatía se basa en la creencia de que todos los sistemas del cuerpo trabajan conjuntamente, están relacionados, y por tanto los trastornos en un sistema afectan directamente al funcionamiento de los otros.

Dependiendo la parte del cuerpo en la que se encuentra, hay diferentes disciplinas cada una orientada a la atención de la estructura afectada:

  • Osteopatía estructural: Dedicada al restablecimiento del aparato músculo-esquelético y de la postura, centrándose en la columna vertebral y los traumatismos.

  • Osteopatía craneal: Se centra en los problemas craneales y su influencia en el Sistema nervioso central.

  • Osteopatía visceral: Enfocada hacia la curación de órganos y vísceras, mejorando la función de estos mediante manipulación para conseguir un mejor riego sanguíneo.