La medicina ayurvédica, que tiene una tradición milenaria en la India, mantiene la creencia de que las piedras poseen el poder de salvaguardar la salud y de protegernos tanto de accidentes como de otro tipo de desgracias. Por ello, en los países hinduistas, todas las mujeres, incluso las más humildes lucen joyas en todo el cuerpo, hasta en los tobillos y los dedos de los pies.

En Occidente por el contrario, las gemas y los cristales durante años han sido apreciados sólo como elementos decorativos, que adquieren un valor añadido cuando se tallan y engarzan para convertirlos en joyas. Por ello, el estudio de las tradiciones milenarias orientales nos es de gran ayuda para comprender el potencial energético de las joyas.

Es el caso de el jaspe rojo. de apariencia compacta y pulido perfecto, esta gema presenta un característico color rojo intenso y homogéneo. Debido a su gran potencia energética, muchas culturas la han considerado una piedra sagrada.

El Jaspe Rojo es en realidad una de las múltiples variedades de la calcedonia, que a su vez es una variedad opaca o levemente traslúcida del cuarzo. Muchas culturas han venerado esta piedra desde la antigüedad, puesto que presenta muchas cualidades benéficas.

Los griegos, por ejemplo, solían llevar, colgado a la altura del corazón, un talismán de jaspe rojo al cuál atribuían el poder de despertar el amor.

Busca un lugar tranquilo, pon música relajante y una luz tenue, túmbate sobre una superficie cómoda con las piernas flexionadas y coloca tres jaspes rojos a la altura de la pelvis formando un triángulo con el vértice superior orientado hacia la cabeza.

Aspira profundamente y visualiza una luz roja que inunda toda la zona para activar tu energía sexual.

Siente como esa luz asciende por tu columna hasta la cabeza y te llena con su calor y energía.
En el plano emocional ayuda a potenciar el deseo sexual y a superar el nerviosismo.

En estados de falta de seguridad que provocan nerviosismo físico y mental, devuelven la fé, la pasión, el entusiasmo y la capacidad de disfrute.

En el plano físico, el jaspe rojo ha dado muy buenos resultados para superar trastornos relacionados con el aparato digestivo.

Esta piedra nos ayuda a mover la energía y a fortalecer las emociones por lo que está muy indicada a la hora de afrontar determinadas aventuras, a vencer la timidez, temores e inseguridades