Una hernia de cualquier tipo se produce cuando un órgano o tejido graso sobresale a través de una zona debilitada en el músculo circundante o tejido conectivo.

La hernia de hiato es un tipo específico de hernia que ocurre cuando una parte del estómago aprieta o empuja a través del diafragma.

El diafragma tiene una ligera apertura que actúa como un canal para el esófago, permitiendo el paso de los alimentos hasta el estómago. Sin embargo, cuando el estómago empuja hacia arriba a través del hiato, puede ocurrir la hernia de hiato. Aunque la mayoría de las hernias de hiato son pequeñas y causan pocos o ningún signo o síntomas, las grandes pueden causar algunos síntomas comunes que generalmente incluyen acidez, dificultad para tragar y la fatiga.

Las causas de una hernia de hiato son especulativas y únicas para cada individuo. Sin embargo, hay un número de causas prácticamente comunes.

  1. En primer lugar puede haber una causa mecánica. Movimientos incorrectos, tos fuerte e insistente, vómitos prolongados severos, episodios de trabajo pesado, agudos golpes en el abdomen o alguna lesión.

  2. Un levantamiento brusco puede ser una de las principales causas de hernia de hiato. Si el aire no es expulsado de los pulmones mientras te levantas, forzará al estómago hacia el área entre el diafragma y el esófago lo que puede ocasionar la hernia.

  3. También se conoce que es más frecuente en mujeres que en hombres y que afecta a personas de todas las edades y sobre todo a mayores a partir de 50 años.

Un método eficaz para evitar una hernia es fortalecer la musculatura y el tejido conectivo de nuestro organismo practicando ejercicios suaves. En el caso de la hernia de hiato que hoy nos ocupa deberás fortalecer los músculos del estómago con los siguientes ejercicios:

  • Acuéstate sobre su espalda y doble las rodillas, dejando los pies apoyados en el suelo.

  • Levanta los glúteos y la espalda baja del suelo, dejando los pies y los hombros en el suelo apoyando tu peso.

  • Baja suavemente.

  • Repite esto unas 10 veces al día.

Muchos remedios caseros para la hernia de hiato están disponibles y son muy eficaces.

  • El vinagre de manzana puede ser utilizado para tratar el reflujo ácido y otros síntomas comúnmente asociados con una hernia de hiato.

  • El bicarbonato de sodio, la cáscara de naranja y el té de manzanilla pueden ofrecer alivio de varios de sus síntomas.

  • La visita a un quiropráctico también es una opción eficaz como estos individuos típicamente pueden enseñarte cómo realinear una hernia de hiato y evitar la reparación de hernia hiatal quirúrgica.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez − 5 =