Dependiendo de su estructura interna y de su composición química, cada cristal posee unas propiedades externas peculiares.

Algunas, como el color, tienen una gran importancia en su aplicación terapéutica, pero en cambio hay otras que tal vez no la tengan.

Gran parte de las propiedades físicas de los cristales derivan de la ofrma en qu ela luz incide en su estructura cristalina. Todos conocemos que al pasar la luz a través de un prisma transparente, esta se descompone en los 7 colores del arcoiris.

Del mismo modo, al atravesar un cristal cuyas caras no forman un prisma regular, la luz se descompone de mil maneras distintas, proporcionando infinitos reflejos que se conocen como fuego o «Brillo del cristal». Muchas piedras preciosas son talladas para resaltar esa cualidad y el mayor o menor arte de ese pulido es lo que le proporciona su belleza.

En función de si la luz los atraviesa en mayor o menor grado, los cristales pueden ser de tres tipos:

-Transparentes: Dejan pasar la luz y permiten ver con claridad los objetos que hay detrás de ellos

-Traslúcidos: Dificultan en mayor o menor medida el paso de la luz y a penas se puede ver a través de ellos

-Opacos: Impiden por completo que la luz los atraviese

Los colores que pueden presentar los cristales cubren todo un abanico cromático del arco iris. Desde el rojo del jaspe al violeta de la amatista. El blanco y negro son los dos colores que completan un espectro cromático de gran trascendencia desde el punto de vista gemoterapéutico

El cuarzo rosa pertenece al grupo de los traslúcidos y hexagonales.

Las delicadas tonalidades rosáceas de este cristal, que van del rosa pálido hasta el rojo vivo, son debidas a las trazas de titanio o de magnesio que entran en su composición, son también las que han dado pie a muchos de los nombres que ha recibido este cuarzo a lo largo de su historia: Rubí de Tansilvania, Rubí de Bohemia o Rubí de Brasil. Se trata de un cristal totalmente imprescindible en gemoterapia por sus muchas propiedades.

El poder benéfico de este cristal combate las energías negativas y ayuda a recuperar la calma, reforzar la autoestima y crear armonía en el entorno.

Mitiga el dolor producido por la pérdida o ausencia de un ser querido porque abre el corazón al amor y a los afectos y ayuda a establecer vínculos de soliaridad y afectividad.

Sus vibraciones proporcionan un enorme bienestar físico y emocional que mejora los trastornos de tipo nervioso y alivia las tensiones musculares.

Sus efectos benéficos funcionan tanto hacia uno mismo, reforzando la autoestima, como hacia los demás

Los quesos de cabra, ricos en ácidos grasos capróico, cáprico y caprílico, presentan las propiedades acentuadas de la leche por su tradicional proceso de elaboración. Para la fabricación de un kilo de queso de cabra son necesarios aproximadamente 7 litros de leche. Ello hace de este producto uno de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes básicos.

Nuestros quesos pueden presumir de calidad y cremosidad debido a la calidad de la leche con la que son elaborados. Su sabor fuerte y olor característico proviene de ella. Aproximadamente, 17.000 toneladas de queso son elaborados al año, con un consumo anual que supera en dos kilos la media nacional, algo más de 9 kilos por habitante y año.

Por su bajo contenido en agua son un 35% más ricos en materia grasa , la mayoría de ellas saturadas y colesterol .Resultan adecuados como alimento que aporta gran cantidad de energía por lo que deben ser tenidos en cuenta por las personas obesas o por quienes estén realizando una dieta de adelgazamiento para que hagan un consumo moderado de los mismos.

Contienen mucha vitamina del grupo B, también contienen vitaminas de los grupos A y E. Un 30 % de proteínas y alto contenido en minerales, especialmente calcio y fósforo, ideales para el crecimiento óseo y la prevención de la osteoporosis, así como para el cuidado de uñas y cabello.

Su alto contenido en sodio hace que en personas con hipertensión o retención de líquidos deban consumirlos con moderación e incluso llegar a eliminarlos de su dieta en según qué casos.

Buen reconstituyente de la flora intestinal, posee altas cualidades como neutralizante de la acidez, es muy utilizada para quienes padecen de úlceras estomacales, gastritis y otros problemas digestivos que requieran tratamientos con antiácidos.

100 gramos de queso de cabra nos aporta:

Agua 44%

Calorías 452 kcal

Grasas monoinsaturadas 6,2g ,Saturadas 15,03 g y Poliinsaturadas 0,81g

Proteínas 30,52 g

Hidratos de carbono 2,17 g

Potasio 48 mg

Fósforo 729 mg

Hierro 1,88 mg

Sodio 346 mg

Magnesio 54 mg

Calcio 895 mg

Cinc 1,59 mg

Siempre se deben conservar en las condiciones óptimas de temperatura y luz. Hay que tener en cuenta que si es fresco debe estar en la zona alta de la nevera.

Los quesos de cabra de pasta prensada de 1kg de peso aguantan muy bien durante 1 ó 2 meses dependiendo de su estado en el momento de la compra. Los quesos elaborados a finales de invierno (en el mercado a partir de abril) son los más aromáticos y grasos.

Para apreciar todas las cualidades del queso, es importante sacarlo de la nevera una hora u hora y media antes de consumirlo, y procurar cortar sólo la cantidad que vamos a tomar.

Se pueden consumir solos o acompañados de frutos secos como las nueces o pasas, en ensaladas o a la plancha, con fruta fresca como las uvas o las manzanas etc…

Centaury (Centaura) es el remedio para la gente que tiene dificultad de decir ‘no’ a otras personas.

«Personas amables, tranquilas, apacibles que están excesivamente ansiosas de servir a los demás. Exceden su fuerza en sus empeños. El deseo crece tanto en ellos que se convierten más en sirvientes que en ayudantes dispuestos. Su buena naturaleza les acarrea a hacer más trabajo del que les correspondería, y al hacerlo pueden llegar a descuidar su propia misión particular en la vida».

Los Doce Curadores y Otros Remedios

Son almas amables y bondadosas y les gusta servir de ayuda a los demás. Pero a veces otras personas más dominantes tratarán de aprovecharse de esto y en lugar de prestar su ayuda voluntariamente, la persona Centaury terminará convirtiéndose en el esclavo de los deseos de los demás.

La flor Centaury no endurece la personalidad de Centaury, sino que fortalece el valor y la autodeterminación.

Se recomienda para ayudar a las personas que no saben decir no y se extralimitan en servir para ser aceptados. Para las personas atrapadas en dependencias sentimentales o de cualquier otra índole. Estimula la autoestima y da fuerza de carácter.

Eficaz en proceso de debilidad general.

Se utiliza también en jardinería como revitalizador de las plantas.

Actúa con los chakras 1 y 2

El gofio es una mezcla de cereales tostados y molidos a los que se añade sal. Se obtiene a través de un proceso de tueste y molido. Antiguamente se elaboraba de forma manual, mediante unas piedras destinadas a ello: la piedra molinera. Hoy en día se utilizan molinos eléctricos para llevar a cabo el proceso aunque, en algunas zonas, aún se conservan molinos de agua antiguos. Igual que en sus comienzos es apreciado y consumido por su gran riqueza en nutrientes procedentes de los cereales y su facilidad de conservación.

Su valor calórico, aunque varía en función de los ingredientes base, está en torno a las 340 calorías por 100 gramos. Es un alimento que proporciona los nutrientes de los cereales que lo forman, similar en esto a otros platos como el muesli o la granola.

Cuenta la leyenda del gofio que se originó en las islas canarias, dónde hoy es referente de su gastronomía típica, en la época prehispánica, que tiene origen Bereber y era parte fundamental de la dieta en los primeros pobladores isleños, los Guanches. La indicación geográfica y denominación de origen protegida  del “gofio canario”, está reconocida por la comisión europea desde 2014.

La receta original incluía cebada, trigo y rizoma de helecho. Con el tiempo se fueron incorporando a la receta otros cereales como el centeno y el maíz, procedente de América donde se lo conocía como millo. Su apariencia es similar a la de la harina pero presenta un tono más oscuro o amarillento, dependiendo de su composición.

La calidad del gofio depende de varios factores que determinarán el aroma, el sabor y la textura. En primer lugar, se selecciona el grano del cereal; y, una vez escogido, se limpia y se tuesta. La velocidad del molido será definitiva; cuanto menor sea ésta, mejor será la harina. Es por ello que se aprecia tanto el gofio que ha sido elaborado a mano.

Contiene gran cantidad de proteínas, es muy rico en hidratos de carbono complejos (65% aproximadamente), fibras, y contiene vitaminas B1, B2, B3 y C, así como minerales como el hierro, calcio, magnesio y sodio.

No incluye conservantes ni colorantes y es apto para celíacos puesto que al tostar los granos de los cereales, las proteínas que contienen aminoácidos glutamida, que son potencialmente formadores de gluten después de la ingesta, se deshidratan y posteriormente se desnaturalizan

Dado el espíritu emigrante de los isleños hacia el “Nuevo mundo”, pronto se hizo muy conocido en toda américa latina donde hoy día forma parte fundamental en la dieta de países como Uruguay, República dominicana, Venezuela o Cuba entre otros.

Como nota final destacar que la Academia Canaria de la Lengua da varios significados a la palabra gofio.

-Hacerse algo gofio:

Deshacerse o desintegrarse por completo una cosa por un golpe, exceso de calor u otra causa. Se le escapó la escudilla y se le hizo gofio.

-Estar hecho gofio:

Hallarse sumamente afectado por el cansancio, las adversidades, las preocupaciones o la falta de salud.

-Ser más canario que el gofio:

Comparación con que se pondera la condición de canario de alguien. Se invoca a veces la frase para reprobar alguna actitud en que se reniega de algo peculiar del Archipiélago

Fuentes :

gofiocanario.info

gobiernodecanarias.org