queso de cabra

Los quesos de cabra, ricos en ácidos grasos capróico, cáprico y caprílico, presentan las propiedades acentuadas de la leche por su tradicional proceso de elaboración. Para la fabricación de un kilo de queso de cabra son necesarios aproximadamente 7 litros de leche. Ello hace de este producto uno de los alimentos con mayor cantidad de nutrientes básicos.

Nuestros quesos pueden presumir de calidad y cremosidad debido a la calidad de la leche con la que son elaborados. Su sabor fuerte y olor característico proviene de ella. Aproximadamente, 17.000 toneladas de queso son elaborados al año, con un consumo anual que supera en dos kilos la media nacional, algo más de 9 kilos por habitante y año.

Por su bajo contenido en agua son un 35% más ricos en materia grasa , la mayoría de ellas saturadas y colesterol .Resultan adecuados como alimento que aporta gran cantidad de energía por lo que deben ser tenidos en cuenta por las personas obesas o por quienes estén realizando una dieta de adelgazamiento para que hagan un consumo moderado de los mismos.

Contienen mucha vitamina del grupo B, también contienen vitaminas de los grupos A y E. Un 30 % de proteínas y alto contenido en minerales, especialmente calcio y fósforo, ideales para el crecimiento óseo y la prevención de la osteoporosis, así como para el cuidado de uñas y cabello.

Su alto contenido en sodio hace que en personas con hipertensión o retención de líquidos deban consumirlos con moderación e incluso llegar a eliminarlos de su dieta en según qué casos.

Buen reconstituyente de la flora intestinal, posee altas cualidades como neutralizante de la acidez, es muy utilizada para quienes padecen de úlceras estomacales, gastritis y otros problemas digestivos que requieran tratamientos con antiácidos.

100 gramos de queso de cabra nos aporta:

Agua 44%

Calorías 452 kcal

Grasas monoinsaturadas 6,2g ,Saturadas 15,03 g y Poliinsaturadas 0,81g

Proteínas 30,52 g

Hidratos de carbono 2,17 g

Potasio 48 mg

Fósforo 729 mg

Hierro 1,88 mg

Sodio 346 mg

Magnesio 54 mg

Calcio 895 mg

Cinc 1,59 mg

Siempre se deben conservar en las condiciones óptimas de temperatura y luz. Hay que tener en cuenta que si es fresco debe estar en la zona alta de la nevera.

Los quesos de cabra de pasta prensada de 1kg de peso aguantan muy bien durante 1 ó 2 meses dependiendo de su estado en el momento de la compra. Los quesos elaborados a finales de invierno (en el mercado a partir de abril) son los más aromáticos y grasos.

Para apreciar todas las cualidades del queso, es importante sacarlo de la nevera una hora u hora y media antes de consumirlo, y procurar cortar sólo la cantidad que vamos a tomar.

Se pueden consumir solos o acompañados de frutos secos como las nueces o pasas, en ensaladas o a la plancha, con fruta fresca como las uvas o las manzanas etc…

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =