foto aguacate

De hecho se le conoce como el “super-alimento” por la gran cantidad de nutrientes, vitaminas y beneficios que aporta al organismo.

El aguacate es la fruta de la ” persea americana “, un árbol de hoja perenne cuya altura puede llegar hasta 20 metros. Hay docenas de variedades de aguacates que difieren en su tamaño, apariencia, calidad y sensibilidad al frío.

La palabra aguacate proviene de la palabra azteca “ahuacatl”, término con el que los aztecas denominaban a este fruto en la lengua náhuatl y que significa testículo. Es oriundo de México, Colombia y Venezuela, y las poblaciones indígenas ya lo consumían en la época precolombina. Cuando los españoles llegaron a América bautizaron al aguacate con el nombre de “pera de las indias” por su forma y la apariencia de su piel.

Los más conocidos en nuestra zona pertenecen a la variedad HASS. Es de forma ovalada y semillas pequeñas, se puede pelar fácilmente y tiene un excelente sabor. Tiene un tamaño entre medio y grande y su peso oscila entre 140 y 340 gramos. Su piel es rugosa pero flexible y se oscurece al estar maduro

PROPIEDADES

La grasa que contiene el aguacate no es perjudicial como algunos suelen pensar. Los aguacates son uno de los mejores alimentos que un deportista puede consumir, porque les aporta una gran cantidad de energía y permite que realicen sus ejercicios de la mejor manera.

Pero no solamente para los que realizan ejercicio, sino también para los que trabajan en una oficina, los niños, los ancianos, las mujeres embarazadas, todos en general.

-El aguacate ayuda a mejorar los niveles de colesterol y a la vez a estabilizar el ritmo cardíaco. Una pieza de esta fruta ofrece ácidos grasos Omega 3. Ayuda en el crecimiento y la reparación de la masa muscular por contener una buena cantidad de proteínas, potasio y zinc, más que los plátanos. Su aporte en grasas “buenas” hará mejorar los niveles de testosterona de manera natural.

-También disminuyen la inflamación de las articulaciones (está recomendado para los casos de artritis) y ayudan a reparar los cartílagos gracias a los ácidos grasos esenciales y las vitaminas del grupo E.foto salad

-Permiten sentirnos saciados por más tiempo por su aporte de fibras solubles e insolubles, ralentizando la descomposición de los carbohidratos. La gran cantidad de ácido oleico activa las zonas del cerebro que nos hacen sentir “satisfechos”. Por lo tanto NO engorda.

Mejora el sistema inmunológico gracias a su alto contenido de carotenoides. La luteína, otro de sus compuestos, actúa como un antioxidante y protege las enfermedades de la vista. Lo bueno es que esta fruta se puede consumir cruda con ensalada, con vegetales, sola, con tostadas, etc.

No dudes añadirlo a tu cesta de la compra semanal


0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − tres =