imagen mosquito


Bien sea para alimentarse o defenderse, en algún momento podemos ser víctimas de las picaduras de insectos.

Las picaduras de insectos más comunes son las de Arañas, avispas, mosquitos, pulgas o abejas.

Las picaduras de insectos pueden causar una reacción cutánea inmediata.

Las mordeduras de las hormigas rojas y picaduras de abejas, avispas y avispones, generalmente son dolorosas.

Es más probable que las picaduras de mosquitos, pulgas y ácaros causen más picazón que dolor, según la Biblioteca Nacional de Medicina.

La naturaleza que es sabia nos da la solución en forma de plantas como la hierbabuena o el limoncillo, extractos esenciales como el aceite de lavanda, cedro y árbol del té o elementos como la sal, el barro , el vinagre blanco, el tomate o el bicarbonato.

Sin duda, o más conveniente es evitar las picaduras tomando ciertas precauciones como poner mallas o mosquiteras en las ventanas, usar algún dispositivo electrónico de utrasonido u olor , existen en el mercado pulseras y repelentes de todo tipo y ta,bién encontramos la Vitamina B1. Se ha demostrado que una dosis adecuada diaria de B1 o tiamina ayuda a evitar las picaduras de mosquitos y otros insectos .

La vitamina B1 o Tiamina, umenta su rendimiento cuando esta acompañada del resto del grupo de vitaminas B, la vitamina C, E y el magnesio.

Es la vitamina antimosquitos y así muchos médicos les recomiendan a sus pacientes tomarla cuando van de viaje a algún sitio con muchos mosquitos. La tomaremos sola únicamente durante un par de semanas, si queremos aumentar la duración mejor combinarla con el resto de vitaminas del grupo B.foto picaduras

Citronella, Limoncillo, o Malojillo para evitar las picaduras de zancudos

Otra opción natural, es la de diluir un aceite esencial de citronella, lavanda, árbol del té o menta en nuestra crema corporal, o aceite hidratante que usemos habitualmente tras el baño.

También existen en el mercado parches adhesivos que podemos adherir en la piel o en la ropa, que según el paquete los mantienen alejados con una efectividad de 1 metro de diámetro alrededor del parche.

Existen además, velas con esencia de citronella, usadas principalmente en jardines y exteriores para mantener alejados los mosquitos en verano.

Podemos sembrar esas plantas aromáticas y hierbabuena ya que su olor nos sirve como repelente

Igual que colocar una vela con olor a limón, también podemos cortar limones o limas en mitades e insertar en la pulpa clavitos de olor para hacer un repelente natural.

Si a pesar de todos estos remedios aún somos víctimas de alguna picadura…toma nota

Un estudio de la Universidad de Wolverhampton, en Reino Unido, revela que el azúcar es un antibiótico natural que ayuda en el tratamiento de heridas y úlceras: facilita la cicatrización y reduce el dolor. Creen que funciona porque las bacterias necesitan agua para crecer, y el azúcar , la sal o el bicarbonato la absorben, evitando que los microorganismos crezcan.

Remedios caseros para picaduras de abeja o avispa

El aguijón contiene un saquito que bombea veneno así que quitarlo es lo primero que debe hacer. Se debe quitar con cuidado de no romperlo.

Machaque unas cuantas hojas de plátano y frótese con el zumo directamente en la picadura.

Apenas sienta la picadura aplíquese vinagre si la picadura es de avispa o una solución de bicarbonato de sodio disuelto en agua si la picadura es de abeja. Puede aplicarlo con un algodón y taparlo con una gasita

Alivia el dolor y la picazón producidos por las picaduras de insecto.

Papaya

La papaya tiene enzimas que neutralizan el veneno. Aplique una rodaja de papaya sobre la picadura por una hora.

Aceites esenciales

Los aceites de lavanda, eucalipto, menta, árbol de té y clavo alivian la hinchazón y la picazón. Aplique una pequeña cantidad con un algodón en la picadura.

Hielo

Para aliviar la picazón puede envolver unos cubitos de hielo en una servilleta y aplicarla.

Miel de abeja

Hacer una mezlca con una cucharadita de canela en polvo, 1 cucharadita de miel y dos de agua tibia. Aplique en la picadura y masajee suavemente.

Remedio casero de hielo y laurel

El laurel es una planta rica en propiedades fungicidas, regeneradoras y antibacterianas que aceleran la desaparición de las picaduras de insecto y alivian sus síntomas.

El hielo, por su parte, adormecerá la zona afectada ligeramente y también reducirá los picores.

Ingredientes

Un cubito de hielo, Una hoja de laurel y un trapo

Cubre el cubito de hielo con un trapo y pásalo por el área de tu cuerpo en la que se haya instalado la picadura.

Lleva a cabo este proceso durante unos segundos y con mucho mimo para no dañar la piel.

Hecho esto retira el hielo y coloca la hoja de laurel encima de la picadura para dejar que haga efecto durante unos 5 o 10 minutos.

Recuerda que podrás recurrir a este remedio natural varias veces al día hasta que las picaduras se hayan desvanecido.

Las picaduras también se alivian frotando suavemente la zona con aceite del árbol del té que además nos sirve de repelente e insecticida para posibles futuras picaduras

   
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 5 =