La fascinante belleza de su color añil, así como sus propiedades benefactoras, han hecho que el lapislázuli haya sido muy valorado desde el principio de la historia de la humanidad.

Los antiguos egipcios, hace más de 3000 años, ya utilizaban esta piedra azul para confeccionar sus conocidos escarabajos sagrados y para ornamentar los diferentes accesorios del vestuario en sacerdotes y faraones.egipcio

Esta piedra proporciona paz y serenidad, por lo que se regala muchas veces a quienes padecen de pesadillas o necesitan vencer algún miedo.

En un nivel más físico, la gemoterapia moderna recomienda usar este cristal para aliviar fiebre y mejorar la circulación sanguínea, así como para fortalecer la vista y prevenir enfermedades oculares, algo lógico, ya que esta piedra está relacionada con el chakra del tercer ojo, que rige el buen funcionamiento de nuestros ojos así como la glándula pineal, reguladora de los ciclos de vigilia y sueño.

La vibración del lapislázuli estimula nuestras facultades perceptivas de entendimiento, por lo que esta piedra potencia la acción del sexto chakra, muy relacionado con la intuición y la capacidad de conocimiento.

 

 

Esta fruta, originaria de América, llegó a España en el siglo XIX. Desde entonces, las fresas y los fresones españoles, cultivados mayoritariamente en Huelva, tienen fama de tener una gran calidad. Por este motivo, son muy demandadas por el resto de países europeos, especialmente por Francia, Alemania y Reino Unido.

Las diferencias entre las fresas y los fresones se podrían resumir en:

  • El origen. Aunque tanto la fresa como el fresón pertenecen a las Rosáceas Fragarias, el fresón es un híbrido de diferentes especies y la fresa crece de una planta llamada vesca.
  • El tamaño de un fresón es más grande. Suele medir entre los 18 milímetros y los 22, aunque también las hay pequeñas. En cambio la fresa es mucho más pequeña, más bien redonda, y no medirá más de 6-7 milímetros.
  • Suelen tener un sabor un poco más ácido que la fresa, que son algo más dulces.
  • La mayoría de fruterías suelen comercializar fresones. La razón de esto es que la fresa es muy difícil de transportar sin que se estropeen. Lo normal es que sólo se vendan en los mercados locales.

Entre sus propiedades nutricionales destacamos el que son indispensables en nuestra dieta ya que mejoran notablemente el tránsito intestinal.

  • Buenas para  el sistema nervioso y muscular (por su alto contenido en potasio).
  • Poseen acción anti-inflamatoria y anti-coagulante (por el ácido salicílico que contienen).
  • Favorece la formación de glóbulos rojos y blancos (por lo que es ideal para las personas con anemia).
  • Es diurética, de acción desinfectante y alcalinizadora de la orina
  • Es buena para reducir la tensión arterial (por su alto contenido en potasio).
  • En la prevención contra el cáncer por su fenoles con poder antioxidante y antiinflamatorio.
  • Para evitar enfermedades oculares relacionadas con la edad, como las cataratas y la degeneración macular.
  • Para la salud ósea dado que contiene potasio, vitamina K y magnesio.
  • Refuerza el sistema inmunológico, favoreciendo la formación de anticuerpos Mejora dientes y huesos (gracias a la vitamina C).

Beneficios para el organismo

El fresón trabaja para mejorar nuestro organismo. Según explica la doctora López Fernández, el consumo de esta fruta tan común en esta época del año puede resultar muy beneficioso en el día a día de quien lo incorpora a su dieta llegada la primavera.

— Aumenta las defensas, por lo que ayuda al cuerpo a luchar y evitar posibles catarros y los efectos de la temida astenia primaveral.

— Depura el organismo, ayudando a mejorar la digestión y a sentirnos más ligeros en nuestro día a día gracias a su alto contenido en fibra.

— Combate la anemia, con lo que nos sentiremos con más energía.

— Mejorar las funciones hepática y renal, gracias a los nutrientes que contiene y, además, ayuda al tránsito intenstinal.

Ayuda a adelgazar y a prevenir enfermedades

Existen muchas frutas y plantas con propiedades curativas y paliativas, sin embargo, el fresón es una de las estrellas de la temporada en esta línea.

Aunque su consumo habitual y recomendado es se enmarca entre marzo y julio, los invernaderos hacen que esté disponible durante más tiempo.

Además de ayudar a adelgazar, ya que el 85% de su composición es agua, con propiedades diuréticas, el fresón ayuda en la prevención de enfermedades muy comunes y a ayudar en otras situaciones como el embarazo, donde su consumo es muy recomendado debido a su alto contenido en ácido fólico.

Desaconsejado a alérgicos a la aspirina

Sólo se desaconseja su consumo en un caso en concreto, en el que puede resultar perjudicial para la salud: en el de las personas alérgicas a la aspirina (ácido acetilsalicílico) por la riqueza de esta fruta en salicilatos.

Consumir 100 gramos al día nos aporta:

— 55 miligramos de vitamina C.

— 0,03 gramos de grasas saturadas.

— 32,24 kilocalorías.

— 5,51 gramos de carbohidratos.

— 1,68 gramos de fibra.

— 0,81 gramos de proteína.

La meditación es un método milenario de bienestar, practicado por millones de personas en la antigüedad y actualmente por muchos más en todo el mundo.

Mediante numerosos estudios científicos se han podido descubrir los beneficios de la meditación con respecto al cerebro,  la respuesta cardíaca, al pulso, etc …

En la sociedad actual es muy común encontrar personas con acumulación de energía en ciertas zonas del cuerpo (cuello, hombros, espalda) que mejoran considerablemente practicando una sencilla meditación diaria teniendo en cuenta algunas pautas.

  • Los ejercicios de meditación los deberemos realizar, a ser posible siempre en la misma habitación tranquila de la casa, con la puerta de entrada cerrada y en penumbra.
  • Hay personas que encienden una pequeña vela o un incienso para que les ayude en su ejercicio meditativo.
  • También la orientación debe ser siempre la misma; mirando hacia el Norte o hacia el Este y sin aparatos que nos molesten.
  • La postura debe ser cómoda, por ejemplo sentados cómodamente en una silla con las piernas ligeramente separadas, el cuerpo erguido, dejando que las manos descansen sobre las rodillas
  • Durante todo el ejercicio deberemos mantener una respiración lenta y profunda, permanecer relajados y alejados de todo acontecimiento externo y en total soledad.
  • Es conveniente que los primeros días de meditación no se excedan los 5 minutos y que al cabo de unos días se vaya aumentando el tiempo poco a poco hasta llegar a los 15 o 20 minutos.

La práctica diaria de la meditación nos dará tranquilidad, fuerza de ánimo, paz, reforzará nuestro sistema nervioso y consecuentemente hará que mejore nuestra salud.

Una forma de meditación sería  permanecer centrados sobre algo que nos propongamos,  por ejemplo sobre un  paisaje, permitiendo que en nuestra mente afluyan todo los datos o asociaciones acerca del paisaje mientras escuchamos el sonido de una música relajante elegida para la ocasión.

 

La otitis es un proceso infeccioso que afecta a las diferentes estructuras del oído produciendo inflamación. Bien a las partes externa, medias o internas del oído, denominándose la inflamación de cada una de estas partes otitis externa, otitis media y laberintítis o inflamación del oído interno respectivamente.

Para conocer qué es la otitis, primero debemos saber que nuestros oídos se pueden dividir en tres zonas:

  • Oído externo: Incluye desde el pabellón auditivo (oreja) hasta la membrana del tímpano.
  • Oído medio: Es donde se encuentra la cadena de huesecillos. Comunica con la nariz, mediante la trompa de Eustaquio, y con la mastoides, por un orificio posterosuperior.
  • Oído interno o laberinto: Es la parte más interna. A su vez se divide en dos, el laberinto anterior o cóclea, que es donde el sonido se convierte en un estímulo nervioso, y es denominada comúnmente como «caracol», y el laberinto posterior que engloba a tres conductos semicirculares. El laberinto posterior está relacionado con el equilibrio.

La otitis externa, conocida coloquialmente como «oído de nadador» es una infección del conducto auditivo externo (CAE), el tubo que conduce los sonidos desde el exterior del cuerpo hasta el tímpano. Puede estar provocada por muchos tipos diferentes de bacterias u hongos.

Las personas que desarrollan otitis externa generalmente han buceado o nadado durante largos períodos de tiempo, especialmente en lagos, ríos o estancos contaminados (aunque algunas veces algo tan simple como el agua proveniente de la ducha puede ocasionarlo). Esto puede introducir bacteria infecciosa dentro del canal auditivo. Nadar en agua con cloro también puede causar otitis externa debido a que el agua con cloro puede facilitar la penetración de bacteria u hongos en el canal del oído.
No es estrictamente necesario practicar la natación para tener «oído de nadador». Cualquier cosa que lesione la piel que recubre el interior del conducto auditivo puede provocar este tipo de infección. Tener eccema o la piel demasiado seca, rascarse el conducto auditivo, limpiarse demasiado enérgicamente los oídos con bastoncitos de algodón o introducirse en las orejas objetos punzantes, como clips para sujetar papeles, hebillas o alfileres para sujetar el pelo, incrementan el riesgo de desarrollar otitis externa.
Cuando hay demasiada humedad en el oído, la piel que recubre el interior del conducto auditivo se puede irritar y lesionar, permitiendo la proliferación de bacterias u hongos. En los climas templados la otitis externa se da más frecuentemente durante los meses de verano, cuando es más frecuente bañarse en el mar o la piscina.

Los síntomas de una otitis externa incluyen:

• El síntoma principal es el dolor de oído que puede ser muy intenso • Hinchazón del oído • Sensación de taponamiento o presión dentro del oído afectado • Producción de pus del oído afectado
• Sonido disminuido o amortiguado…

No existe una medida para decir cuánto tarda la otitis en desarrollarse, pero el dolor en el oído generalmente aparece tras haber nadado o haberse sumergido en agua y continúa incrementando en intensidad durante varias horas al día.

Para prevenir la otitis externa siga estos consejos en la piscina:

• Evite que el agua se introduzca en el Conducto Auditivo Externo utilizando tapones para tal fin. No todos los tapones son apropiados para practicar la natación. Algunos están diseñados para aislar el ruido, pero no evitan que se meta agua; otros tapones pueden irritar el CAE y predisponer a la otitis. Por la gran variedad de tipos de tapones, y sus diferentes usos, le recomendamos que consulte con su farmacéutico. Absténgase de adquirir este producto en establecimientos poco fiables.
• Utilice gorro de baño, preferiblemente de silicona o látex ya que los de tela no evitan que el agua penetre en el oído.
• Después del baño o la ducha seque suavemente el oído hasta que queda lo más seco posible con una toalla.
• Ayude a sacar el agua de dentro de sus oídos volteando la cabeza a cada lado tirando suavemente del lóbulo del oído en distintas direcciones.
• Si los tapones convencionales no son lo suficientemente efectivos pruebe a hacerse unos especialmente diseñados para su oído. Estos tapones a medida se realizan de resinas acrílicas no porosas (silicona) a partir de un molde de su propio oído y ofrecen la mejor protección contra el agua al adaptarse totalmente a la forma del canal auditivo. Podrá encontrarlo en centros auditivos especializados.

Otros cuidados  generales para prevenir la otitis externa:

  • Nunca se meta nada dentro del canal auditivo: hisopos de algodón (bastoncitos), el dedo, ganchos para sujetar papeles, líquidos o aerosoles. Esto puede lesionar o irritar la piel. Si tiene bastante comezón en el oído vaya a ver al médico.
  •  Déjese la cera dentro del oído. Si usted piensa que la cera de su oído le está afectando la audición, vaya a ver al médico para asegurarse de que no exista otra causa.
  •  Los niños no deberían limpiarse ellos mismos los oídos ni introducirse objetos en las orejas, ni siquiera los bastoncillos de algodón anteriormente mencionados.

En homepatía se vigila la prevención de este tipo de problemas con uno de los mejores remedios, Calcárea Carbónica D6. Además se utiliza, Belladona, Sulfur, Mercurius solubilis.
Hepar sulfur D12 (principio de supuración).

También se puede hacer un abordaje desde la reflexología podal. Principalmente consideramos que en caso de las otitis medias crónicas y siempre siguiendo el tratamiento médico recomendado, podemos favorecer a “bajar” los tiempos en que se cura la enfermedad, algo importante si tenemos en cuenta el prolongado tiempo de ingesta de medicamentos tales como los antibióticos. Entonces para las infecciones del oído se proponen distintas secuencias de masaje tocando punros reflexológicos como el de RIÑÓN, URETER, VEJIGA, GLÁNDULA SUPRARRENAL..

 

Aulaga. (Ulex europaeus) o Gorse, se utiliza para quienes sufren una tremenda desesperanza y han abandonado la fe en que algo más pueda hacerse por ellos. Pueden probar diferentes tratamientos sólo bajo persuasión o por complacer a otros, pero al mismo tiempo les aseguran que hay muy pocas esperanzas de alivio.

Por ejemplo, muchas personas en este estado de desesperanza han sufrido en otro tiempo un problema emocional o físico estático, o lo tienen en el presente.

Han probado sin éxito poner en marcha distintas soluciones y les han dado a entender que tal vez nunca volverían a estar del todo bien. Entonces, han sido presa de desánimo, incertidumbre y “han dejado de perseverar”.

Aunque por complacer a sus familiares están dispuestos a someterse unas vez más a alguna nueva terapia, interiormente están convencidos que tampoco será efectiva.

En etapas tempranas de los problemas que se estancan, esta profunda re-orientación gorse flores el comienzo de la recuperación anímica de la persona y es en ese espacio donde entra la esencia Gorse..

A Gorse la llaman » el remedio para el que está más allá de las lágrimas» . Este remedio restablece la voluntad y el deseo de lucha.