lapislázuli

La fascinante belleza de su color añil, así como sus propiedades benefactoras, han hecho que el lapislázuli haya sido muy valorado desde el principio de la historia de la humanidad.

Los antiguos egipcios, hace más de 3000 años, ya utilizaban esta piedra azul para confeccionar sus conocidos escarabajos sagrados y para ornamentar los diferentes accesorios del vestuario en sacerdotes y faraones.egipcio

Esta piedra proporciona paz y serenidad, por lo que se regala muchas veces a quienes padecen de pesadillas o necesitan vencer algún miedo.

En un nivel más físico, la gemoterapia moderna recomienda usar este cristal para aliviar fiebre y mejorar la circulación sanguínea, así como para fortalecer la vista y prevenir enfermedades oculares, algo lógico, ya que esta piedra está relacionada con el chakra del tercer ojo, que rige el buen funcionamiento de nuestros ojos así como la glándula pineal, reguladora de los ciclos de vigilia y sueño.

La vibración del lapislázuli estimula nuestras facultades perceptivas de entendimiento, por lo que esta piedra potencia la acción del sexto chakra, muy relacionado con la intuición y la capacidad de conocimiento.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × uno =