calcita amarilla

Este mineral, cuyo nombre parece ser que proviene del latín “calx” (cal viva), se ha utilizado desde siempre para la confección de una gran diversidad de objetos decorativos y artísticos, tanto por su belleza como por su baja dureza, que facilita su tallado y manipulación.

Pero por sus características químicas, también se ha empleado con fines industriales, en la manufactura del cemento o el revestimiento de hornos.

La calcita en estado puro es incolora, pero en función de qué sustancias hayan pasado a formar parte de su composición durante su periodo de formación, puede presentar una gran cantidad de colores, entre ellos el amarillo.

Su poder energético reside en tener gran capacidad para relajarnos.

La calcita nos ayuda a controlar los excesos de nerviosismo y de excitación que a menudo nos impiden mantener la paz interior y no nos dejan concentrarnos.

Se trata de un mineral energético que potencia la determinación para llegar al fondo de las cosas.

Resulta muy efectiva para liberarnos por tanto de inseguridades y los temores que nos impiden gozar de la vida y crecer, además de para combatir estados de tristeza y recuperar nuestra estabilidad emocional.

Debido a la gran capacidad purificadora y vitalizadora de esta piedra, se aconseja colocarla en el salón o en la habitación de la casa donde comúnmente se reúnan los miembros de la familia .

Sin duda un bonito detalle a regalar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − nueve =