obsidiana copo de nieve

Su nombre proviene de un error de transcripción. El historiador Plinio el Viejo escribió «Obsianus» en vez de «Obsius» cuando citó a la persona que descubrió la piedra en Etiopía.

En realidad se trata de una roca volcánica en cuya composición, por un brusco enfriamiento de la lava, entraron distintos componentes que le dan este color blanquecino, como si estuviese nevada.

A la obsidiana nevada o copo de nieve, se le han atribuido propiedades beneficiosas y protectoras desde antiguo. Por ello, es un material que se ha usado frecuentemente para confeccionar objetos rituales, por su capacidad de alejar los peligros.

La absorción de las energías negativas junto a la emisión de energías positivas de esta gema genera equilibrio y calma.

El gran poder energético de esta gema radica en su capacidad para sacar a la luz las dolencias ocultas del espíritu, como nuestros defectos, lo que nos permite analizar sus causas y mejorar como personas.Nos permite analizar las causas que originan nuestro malestar y nos ayuda a evolucionar.

Los antiguos nos cuentan que los dolores provocados por enfermedades articulares como reuma o artritis pueden aliviarse con el uso de gemas de obsidiana copo de nieve.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − catorce =