El Aloe  es una planta que pertenece a la familia botánica de las liliáceas ( como el ajo o las cebollas ) y de la que se utilizan sus diferentes partes tanto en aplicaciones internas como externas. Por vía tópica para aliviar quemaduras en la piel, y por vía oral para ayudar a acelerar la motilidad intestinal contra el estreñimiento o ayudar a regenerar tejidos internos gracias a su gran poder cicatrizante y regenerador de las células de la piel, tiene efecto analgésico ,protege el sistema inmunitario, posee acción antiinflamatoria…

Aunque existen hasta 250 variedades distintas, sólo se utilizan 3 o 4 por sus singulares características reconocidas en el ábmito de la salud y de entre ellas la más potente y rica en vitaminas, minerales, aminoácidos y enzimas es Aloe Vera o Sábila (Aloe Barbadensis Miller)

También contiene una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes que estimulan los mecanismos de defensa y de adaptación del cuerpo para hacer frente al estrés físico, emocional y ambiental.

         Existen evidencias del uso del aloe vera 6.000 años AC en los primeros tiempos de los egipcios, donde aparece representaba en tallas de piedra. Conocida como la «planta de la inmortalidad», se presentó como un regalo en los entierros de los faraones. Las reinas Nefertiti y Cleopatra la utilizaban como parte de su régimen de belleza.

Entre otros detalles, debemos destacar la necesidad de tratar adecuadamenta la planta para extraer de ella todos sus beneficios. Cuando vamos a cortar las hojas o pencas de la planta, iremos eligiendo las que están más externas. Es siempre mejor cortar una penca entera y dejar la parte que no usemos en la nevera o refrigerador, que cortar un trozo de penca y dejar el resto de hoja en la planta.

Además de poseer multitud de propiedades beneficiosas para nuestra salud, el Aloe Vera es capaz de absorber elementos tóxicos derivados de materiales de PVC, pinturas, esmaltes, etc.

Se usa tópicamente para curar heridas y para diversas afecciones cutáneas:

Artritis, quemaduras, quemaduras solares, psoriasis, en la cicatrización de heridas quirúrgicas profundas, e incluso picaduras de insectos.

Es excelente para la piel. Debido al alto contenido de agua, más del 99%, es una gran manera de hidratar y rejuvenecerla.

Es un potenciador inmunológico debido a su alto nivel de antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres que contribuye al proceso de envejecimiento. El aloe vera impide el crecimiento de microorganismos y bacterias patógenas eliminando muchas infecciones fúngicas y virales.

Un tracto digestivo que funcione correctamente es una de las claves para tener una buena salud. El aloe calma y limpia el tracto digestivo y ayuda a mejorar la digestión. También mantiene la flora intestinal sana y ayuda a disminuir las bacterias dañinas en nuestro intestino.

Ayuda en la pérdida de peso al aligerar la carga tóxica en nuestro cuerpo dándonos más energía. Al ser una planta con textura gelatinosa ayuda en la desintoxicación del cuerpo, a través del tracto intestinal absorbiendo toxinas y desechos.

De forma oral también como laxante y para una variedad de condiciones, como la diabetes, el asma, la epilepsia, o la artritis (aunque los resultados médicos han sido menos claros)

Antes de utilizar aloe vera ha de tener en cuenta los factores de riesgo. Nunca debe tomar aloe sin supervisión de su especialista ya que a pesar de parecer inocuo, el uso tópico del aloe vera puede causar irritación, ardor o picazón de la piel en algunas personas.

No aplicar aloe vera en cortes profundos o quemaduras graves sin la supervisión de un profesional de la salud.

Las personas alérgicas al ajo, las cebollas o los tulipanes son más propensas a ser alérgicas al aloe vera.

Si tomas medicamentos con regularidad, habla con tu médico antes de usar suplementos con aloe pues pueden interactuar con aquellos.

Los suplementos con aloe vera no deben ser utilizados por niños pequeños ni mujeres embarazadas o amamantando. En caso de degeneración del hígado y la vesícula biliar deberían igualmente consultar con tu médico.

Teniendo en cuenta estos factores y siempre bajo supervisión, seguro que obtendrá los mejores resultados por el uso de esta y otras plantas.

 

La extrema dureza de esta piedra ha hecho que desde siempre los joyeros la hayan apreciado mucho a la hora de confeccionar cuentas de collares, camafeos y toda una variada serie de objetos de decoración.

El término «Ónice» presenta una etimología incierta, pues mientras algunos opinan que viene del hebreo «shoam», que significa uña, otros se inclinan por defender su procedencia griega : «Lapus ónix», «piedra uña».

Sea como fuere, en ambos casos se hace referencia a la extrema dureza de esta gema.

Aunque se la conoce como ónice «Blanco», a veces aparecen ejemplares negros, marrones o verdes con bandas más claras.

A nivel energético y vibracional, el ónice blanco es muy apreciado por sus cualidades relajantes. Se utiliza en gemoterapia para ayudar a salir de situaciones depresivas o momentos de tensión.

Nos ayuda a centrarnos, a tranquilizar nuestro espíritu y nos aporta claridad de juicio para ver las cosas desde otra perspectiva más amplia, más comprensiva.

Esta piedra emite unas vibraciones muy positivas que estimulan la energía vital y que por tanto, tonifican y aportan energía y optimismo. Facilita la interiorización de nuestras emociones y hace que dejemos de vernos como el «Ombligo del mundo»

Sus cualidades se convierten en un elemento básico para ayudarnos a conseguir un estado de calma y de claridad, así como para animarnos en estados de tristeza o depresión.

Se la conoce como retinol porque tiene una función específica en la retina del ojo. En el papiro de Eber,(1500 a.C.), uno de los más antiguos tratados , descubiertos en el Egipto faraónico, se recomendaba el hígado de buey y el hígado de gallo negro para modular la ceguera crepuscular y las lesiones que producen opacidad en la córnea. Hacia 1750, en Alemania, la ceguera era tratada con aceite de hígado de bacalao.

Fue la primera vitamina liposoluble que se descubrió y por este motivo ocupa el primer lugar en la serie alfabética de denominación de las vitaminas

De origen vegetal como CAROTENO. Son los pigmentos rojo y amarillo de los vegetales y especialmente de los frutos coloreados como el albaricoque, el melón, el tomate, la naranja.

Su denominación proviene de la zanahoria (Daucus carota) que es rica en caroteno. El más activo es el betacaroteno, llamado Provitamina A.

Actúa directamente como factor antienvejecimiento, pero también nos ayuda a evitar o mejorar en caso de anemia, síntesis de colágeno, disminuir los niveles de colesterol además de contener propiedades antialérgicas

Una carencia de vitamina A se puede deber a diversos factores:

  1. Por falta de deporte: la malnutrición del anciano y por dietas hipoprotéicas para adelgazamiento o eliminar colesterol.
  2. Por problema de mala absorción: Hepatopatias y problemas biliares, diarreas crónicas, colitis ulcerosas, cirrosis hepática .
  3. Por un aumento excesivo de las necesidades: Enfermedades crónicas, infecciones, y fiebre en los niños, hipertiroidismo, contaminación, tabaco, alcoholismo, cáncer, ingesta de anticonceptivos y algunos medicamentos como antiácidos, anticoagulantes, aspirina, barbitúricos o laxantes.

Algunas enfermedades como neumonía o el hipertiroidismo también hacen perder gran cantidad de vitamina A. para recuperarla podemos incluir en nuestra dieta algunos suplementos alimenticios (siempre bajo supervisión) o alimentos como:

ALIMENTOS RICOS EN VITAMINA A (eq. De retinol) (Alimento Mg. por 100 gr. de porción comestible)

-Hígado de cordero 20000.00 mg /Aceite de hígado de bacalao 18000.00 mg / Hígado de cerdo 17595.00 mg / Hígado de ternera 10000.00 mg

-Huevo de pato 740.00mg.

-Zanahoria 1333.00 mg / Zanahoria cocida 1260.00 mg. / Perejil fresco 673.33 mg.

Margarina baja en calorías 900.00mg. / Mantequilla con sal 828.33 mg. / sin sal 792.16 mg / media sal (3%) 783.33 mg.

La vitamina A es muy estable al calor e insoluble en agua aunque muy sensible a la luz y la oxidación, de ahí la importancia de tomar los zumos rápidamente para poder aprovechar la mayor cantidad de propiedades posibles. Es más, si se consume en productos enlatados se pierde entre un 15-30% de sus beneficios antes de ser consumidos. Aunque la vitamina E la protege de la oxidación, siempre es mejor conservar los alimentos que la contienen a la sombra y al abrigo del aire.

 

Un oligoelemento –del griego “oligo”, “poco”, “escaso”– es un elemento químico que, en reducida cantidad, resulta vital para las funciones fisiológicas. Es lo que ocurre con el cobre, cuando va en forma de oligoelemento actúa de catalizador o sea tiende a regular nuestros niveles corporales de Cobre.

Esto es importantísimo ya que en forma de mineral y a dosis pondérales tiene sus contraindicaciones. Además tomar Cobre en exceso puede hacer disminuir nuestros niveles de Zinc.

En forma de oligoelemento no tiene este problema.

La deficiencia de este mineral en nuestro organismo desencadena una serie de reacciones que nos llevan a padecer problemas como defensas bajas, gripes o resfriados de repetición, inflamación de oídos o articulaciones.

Por el contrario,su consumo en la cantidad diaria recomendada según nuestra edad y condición física nos aporta :

  • Fortalece nuestras defensas y actúa como un antibiótico natural siendo nuestro mejor aliado en caso de infecciones producidas tanto por virus como por bacterias (gripe, resfriados, anginas, otitis, etc.)
  • En las gripes, especialmente, suele ayudar a cortar el proceso y sobre todo puede disminuir la sensación de gran fatiga que acompaña a muchos pacientes con gripe.
  • Puede sernos de gran ayuda como antiinflamatorio natural en algunas patologías que afectan a las articulaciones como la Artritis, reumatismos, etc.
  • En cualquier proceso infeccioso, el trabajo de las defensas inmunitarias  origina un aumento de la demanda del organismo respecto a los elementos implicados en la lucha contra la destrucción celular.

El Cobre es el único oligoelemento que si tiene sabor (a hierro) y algunas personas no lo toleran en ayunas. Se suele presentar en forma de gluconato, dentro de viales (ampollitas bebibles) o en forma de comprimidos o cápsulas.

En estos casos se recomienda tomarlo después de haber desayunado o comido. Conviene ensalivarlo muy bien durante unos segundos ya que así mejoramos su tolerancia. También lo podríamos tomar, en estos casos, en forma de cápsula.

La avena, las ciruelas o las espinacas son algunos alimentos que contienen este mineral y cuyo consumo se aconseja para evitar o aliviar distintas carencias nutricionales.

La siesta, criticada y alabada por quienes discuten si es necesaria o un capricho.

Desde luego, no una siesta de «Pijama, padre nuestro y orinal « como decía D.Camilo José Cela, pero si una de entre 15 y 30 minutos para encontrar los múltiples beneficios que nos aporta en todos lo sentidos. Sus defensores no se ponen de acuerdo con la duración de la misma. Sea como fuere, es necesaria una siesta, un pequeño descanso tras el almuerzo para reponer fuerzas.

Si tomamos en cuenta el lugar de residencia, no opinan lo mismo de la siesta los españoles que los ingleses. costumbres, climatología, dieta o tradición influyen bastante a la hora de buscar un merecido descanso, tras las veraniegas noches cuando la temperatura no baja de 25 grados y es difícil descansar apropiadamente.

Personalmente estoy totalmente a favor de fomentar la siesta de 15 o 20 minutos. Una «cabezadita» sobre todo cuando el descanso nocturno no ha sido el adecuado , el trabajo matinal resultó excesivo o conoces alguno de sus beneficios para la salud.

1.- Ayuda a disminuir el estrés y el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y aumentar el estado de ánimo

Cuando dormimos se liberan hormonas como el cortisol, que estimula el sistema inmunologico, reduce el estrés y la ansiedad, ayuda a reparar tejidos y a perder peso. Dormir una siesta diaria de 45 a 60 minutos disminuye la presión arterial y el ritmo cardíaco

La serotonina que regula el sueño, apetito y estado de ánimo inunda nuestro cerebro cuando dormimos y descansamos, lo que proporciona sensación de bienestar

2.- Aumenta la capacidad de aprendizaje, concentración y creatividad.

El sueño permite afrontar nuevos conocimientos y fijar los ya adquiridos. Por esto, el descanso tras el almuerzo aumenta la productividad y creatividad en el rendimiento laboral y escolar.

Una siesta incluso de 6 minutos contribuye a aumentar y mejorar la concentración.El sueño facilita el almacenamiento de la memoria a corto plazo y deja espacio para nuevos datos. Cuando se alcanza la conocida como fase REM (fase de gran actividad cerebral en la que soñamos) nos lleva menos tiempo y esfuerzo resolver cualquier tipo de problema

3.- Mejora los reflejos y fomenta la positividad.

Un estudio de la NASA concluyó que los pilotos que «sesteaban» durante 26 minutos diarios cometían un 34%menos de errores en el trabajo y duplicaban sus niveles de alerta.

Aquellas personas que duermen siesta y pasan por la fase REM aumentan su nivel para sentirse receptivos a estar más felices

Con estos datos sólo me queda proponer una siesta diaria de 30 minutos y empezar

Los cortes de digestión o quemaduras producidas por permanecer nuestro tiempo al aire libre no son los únicos peligros que nos acechan en verano.

En cada época del año tenemos una bacteria que prolifera más que el resto por las condiciones climatológicas o el tipo de alimentos que tomamos. Es el caso de la Salmonella en verano.

Esta bacteria contamina los alimentos mal conservados y provoca todo tipo de trastornos intestinales y digestivos, muy graves en algunos casos.

La manifestación más común es la enterocolitis aguda acompañada por fuerte dolor de cabeza, dolor abdominal, diarrea, vómitos que trae consigo una rápida deshidratación sobre todo en niños y ancianos.

Animales domésticos y silvestres como aves de corral, ganado porcino o bobino, pueden ser portadores de la bacteria y una vez ingerido el producto animal contaminado, pasa la bacteria al ser humano.

Huevo crudo o mal cocido y sus derivados, leche cruda y sus derivados, agua contaminada, carne y sus derivados o frutas y hortalizas que se contaminan por una mala manipulación de la persona que las prepara o por los instrumentos contaminados.

A pesar de lo aparatosa que resulta esta infección bacteriana y su rápida propagación, es muy sencillo evitarla

1.- Lavarse las manos antes, durante y después de preparar los alimentos

2.- Refrigerar y conservar los alimentos preparados en recipientes pequeños

3.-Cocinar adecuadamente y por completo los alimentos mencionados de origen animal

4.- Evitar mezclar los utensilios entre alimentos cocinados y crudos. (el cuchillo o la tabla de cortar alimentos crudos debe lavarse bien antes de preparar los cocinados)

5.- Mantener la cocina perfectamente limpia y proteger los alimentos preparados del posible contacto por insectos y roedores

6.- Evitar que una persona con problemas gastrointestinales manipule alimentos y utensilios en la cocina

Como ven , la higiene es la principal solución para evitar la salmonela en cualquier época del año. Ahora en verano es igualmente importante la correcta y aséptica manipulación alimentaria y mantener unas condiciones óptimas de salubridad e higiene en todas las áreas del hogar, principalmente la cocina.

“Para el miedo a las cosas del mundo, tal como la enfermedad, el dolor, los accidentes, la pobreza, la oscuridad, la soledad, las desgracias. Estas personas soportan en silencio y secretamente sus miedos, sin hablarlos libremente con los demás» E. Bach

Para el Dr. Bach. las personas en estado Mimulus tienen algunos miedos muy concretos, por ejemplo, miedo a subir por una escalera mecánica, miedo a una enfermedad concreta, miedo a los animales pequeños… etc.

Son miedos tangibles que la vida trae consigo, por ejemplo, el de recibir visitas o el miedo a la inyección del dentista.

Por sí mismo nunca hablaríamos de ellos, pero si les preguntamos de una manera directa, salen a la luz cada vez más angustias y temores: miedo a estar solo, a las discusiones por el dinero destinado a los gastos de la casa, miedo a la víbora…etc.

La lista de los miedos Mimulus podría ser interminable. Abarca prácticamente todas las formas inferiores de los grandes miedos originales de la Humanidad que se pueden tener en la vida terrenal.

Algunos expertos en el sistema Bach opinan que los miedos Mimulus serían los restos del miedo innato del recién nacido frente al mundo rudo y la vida en un cuerpo físico. El bebé Mimulus que comienza a llorar al despertar, sin un motivo aparente, evidencia claramente cuán doloroso debe ser sumergirse en esta realidad física.

Las personas que necesitan  mucho Mimulus deben de aprender dos cosas básicas.

En primer lugar, a vivir con sus constitución sensible, que es ciertamente algo precioso. Esto incluye apartarse de vez en cuando del mundo, sin sentimientos de culpa, para recargar sus reservas vitales y brindar descanso al sistema nervioso.