flores de bach

“Para el miedo a las cosas del mundo, tal como la enfermedad, el dolor, los accidentes, la pobreza, la oscuridad, la soledad, las desgracias. Estas personas soportan en silencio y secretamente sus miedos, sin hablarlos libremente con los demás” E. Bach

Para el Dr. Bach. las personas en estado Mimulus tienen algunos miedos muy concretos, por ejemplo, miedo a subir por una escalera mecánica, miedo a una enfermedad concreta, miedo a los animales pequeños… etc.

Son miedos tangibles que la vida trae consigo, por ejemplo, el de recibir visitas o el miedo a la inyección del dentista.

Por sí mismo nunca hablaríamos de ellos, pero si les preguntamos de una manera directa, salen a la luz cada vez más angustias y temores: miedo a estar solo, a las discusiones por el dinero destinado a los gastos de la casa, miedo a la víbora…etc.

La lista de los miedos Mimulus podría ser interminable. Abarca prácticamente todas las formas inferiores de los grandes miedos originales de la Humanidad que se pueden tener en la vida terrenal.

Algunos expertos en el sistema Bach opinan que los miedos Mimulus serían los restos del miedo innato del recién nacido frente al mundo rudo y la vida en un cuerpo físico. El bebé Mimulus que comienza a llorar al despertar, sin un motivo aparente, evidencia claramente cuán doloroso debe ser sumergirse en esta realidad física.

Las personas que necesitan  mucho Mimulus deben de aprender dos cosas básicas.

En primer lugar, a vivir con sus constitución sensible, que es ciertamente algo precioso. Esto incluye apartarse de vez en cuando del mundo, sin sentimientos de culpa, para recargar sus reservas vitales y brindar descanso al sistema nervioso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 1 =