rodonita

La belleza de esta piedra se aprovecha para confeccionar objetos de ornamentación, joyas y abalorios, pero sus virtudes para ayudar a superar traumas del pasado también hace que se valoren mucho en gemoterapia.

El nombre de Rodonita proviene del griego RHODON, que significa “Rosa”.

Aunque existen rodonitas de distintas tonalidades entre el verde y el amarillo,  lo más normal es encontrarlas en el color rosáceo de más pálido a más oscuro y que le confiere su nombre.

A veces presenta vetas de color negro, fruto de la oxidación del manganeso presente en su composición.

En cuanto a sus beneficios a nivel energético encontramos en esta piedra el hecho de que facilita la superación de aquellas experiencias del pasado que por algún motivo nos han marcado de forma dolorosa y traumática.

La energía vibratoria de la rodonita proporciona paz y tranquilidad, necesarias para meditar y reflexionar en caso de sentirnos confusos o tener que tomar decisiones importantes.

Se recomienda ancestralmente el uso de rodonita a las mujeres que sufren problemas de irregularidad en sus ciclos menstruales, pues ayuda a regularlos.

Llevar siempre cerca una rodonita nos ayuda a que los quehaceres diarios nos resulten más placenteros y distendidos, ya que aleja de nosotros cualquier posible influencia negativa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + siete =