Con el paso del tiempo nuestro cuerpo cambia de manera constante. Nuestro metabolismo se ralentiza, nuestras células no se reproducen a la misma velocidad, vamos perdiendo tono muscular, además otros factores añadidos que hacen que el aumento de peso con el trascurrir de los años sea casi inevitable en algunos casos.

Existen tres factores que podemos revertir para que ese aumento de peso sea mínimo.

1.- Estrés. 

La vida diaria , los problemas y preocupaciones hacen del estrés uno de los principales factores en nuestro aumento de peso.

Para evitarlo existen ciertas reglas que no nos podemos saltar como hacer nuestras 5 comidas al día, tomar los alimentos de manera pausada y masticando bien cada bocado además de tomar alimentos ricos en fibra y evitar todos aquellos que nos puedan provocar un aumento en el peso corporal.

2.- Pérdida de masa muscular. 

A partir de los 30 años comenzamos a perder masa muscular. Vamos acumulando grasa en sustitución de la fibra muscular cada año que pasa.

Hacer deporte adecuado a nuestro estilo de vida, hace que esa pérdida muscular se retrase y nos encontremos mejor físicamente, lo que mantiene o aumenta no sólo nuestra masa muscular, sino nuestro estado de ánimo

3.- Factores hormonales.

Los años nos traen no sólo una disminución de masa ósea o muscular, también la evidente bajada de la hormona del crecimiento, estrógenos y progesterona disminuyen su producción, lo que hace que nuestro perfil cambie y se vuelva más «redondo».

En esta ocasión además de los suplementos dietéticos correspondientes a cada persona y edad, podemos ayudarnos suprimiendo carbohidratos y comidas grasas por una mayor ingesta de productos ricos en proteína y fibra.

Sin lugar a dudas, una alimentación adecuada a cada edad y condición va a permitir retrasar el sobrepeso derivado por el paso del tiempo.

No dude consultar a su naturópata de confianza para que le asesore de manera personalizada sobre las pautas que debe seguir al respecto.