Un error muy común  es poner la cabeza hacia atrás o taponar con u  algodón. Para evitar posibles complicaciones existen remedios muy sencillos que de manera natural hacen que evitemos complicaciones posteriores.

Una hemorragia nasal es la pérdida de sangre del tejido que recubre la nariz. El sangrado ocurre con más frecuencia en una fosa nasal únicamente. Aunque pueda resultar motivo de alarma, lo cierto es que rara vez puede llegar a resultar de gravedad para la persona afectada.

La nariz , por su ubicación en el rostro,  es más propensa a sufrir una lesión en caso de golpe . Es un órgano repleto de conductos sanguíneos por lo que es muy probable que hayamos sufrido al menos un sangrado a lo largo de la vida.

Las causas más comunes son

  • Sinusitis, golpes en la zona, bajos niveles de humedad climática, alergias nasales, lugares de mucha altitud, uso de drogas, deficiencia de calcio, hipertensión, alergias o tabique desviado, abuso de aspirinas o medicamentos anticoagulantes.

¿Qué se debe hacer?

1º paso: Ayudar a la víctima a sentarse.

2º paso: Ayudar a la persona a inclinarse hacia delante para evitar que trague sangre. Pedirle que respire por la boca

3º paso: Aplicar compresas frías sobre el puente nasal para que los vasos sanguíneos se cierren

Qué no se debe hacer:

-No introducir los dedos dentro de la nariz.

-No introducir un algodón, éste se pegará cuando seque la sangre y volverá a sangrar.

-No ingerir medicamentos

Remedios para detener la hemorragia nasal

  • Agua salina: en un vaso de agua pon una pizca de sal y rocíala dentro de la nariz.
  • Limón: coloca una o dos gotas de jugo de limón en la fosa nasal sangrante.
  • Con la cabeza hacia atrás, poner un cubito de hielo en la palma de la mano y cerrarla hasta que empiece a derretirse. Esta sensación de frio en la palma de la mano provoca el cese casi inmediato de cualquier hemorragia nasal leve.
  • Cuidados medioambientales: asegúrate de que el medio no esté muy seco. Si es posible emplea un humidificador de aire.

Siempre es mejor prevenir la hemorragia nasal:

  • Evita hurgar en nariz
  • Aplica de vez en cuando algún lubricante natural (vaselina)
  • Mantén húmedas tus fosas nasales aplicando vitamina E varias veces al día. Basta que rompas una cápsula y empapes un trozo de algodón en dicha sustancia dentro de la nariz.
  • Realiza vaporizaciones con frecuencia
  • Ingiere alimentos con altas cantidades de vitamina C, como los cítricos, pues este nutriente ayuda a formar el colágeno, responsable de mantener húmedo el tejido nasal.

Ante cualquier otro síntoma que no sea una leve hemorragia, acudir de inmediato en busca de la asistencia profesional necesaria.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + cinco =