Protones, neutrones, iones…los átomos de los que está compuesta cualquier materia viva están en constante movimiento. Las lámparas de sal emiten iones negativos lo que hace que se equilibre la energía liberada en nuestro entorno y que equilibran la gran carga de iones positivos y cargas electromagnéticas a las que estamos expuestos diariamente y que se generan de manera natural o por los diferentes aparatos electrónicos que nos rodean.

Una de las características más conocidas de estas es su increíble poder para neutralizar partículas de polvo y otros contaminantes habituales en nuestro hogar o lugar de trabajo. Es parecido a dar un paseo por la playa, montaña.

Atraen a las moléculas de agua del ambiente y las absorben, y con ello las partículas extrañas que pudieran contener.

Incluso las personas con algún tipo de alergia notan los beneficios de respirar un aire más libre de partículas. Si te sientes cansada prueba a mantener encendida una lampara o portavelas de sal del Himalaya. En el espacio de unas semanas comenzarás a notar la diferencia. De hecho un aire menos ionizado positivamente gracias a las lámparas también nos ayuda a mejorar la calidad del sueño y la concentración.

Para mantenerlas en perfecto estado, necesitan una serie de cuidados.

  • Mantener la lámpara encendida el mayor tiempo posible para que se generen los iones negativos y no acumule humedad.
  • No colocar lámparas de sal cerca de fuentes de vapor como lavavajillas, lavadora, o en el baño. La sal puede fundirse con la exposición prolongada a humedad alta, por eso algunas lámparas pueden expulsar agua.
  • Es importante tener la lámpara limpia de polvo. De vez en cuando la limpiaremos con un paño suave.
  • Hay que tener cuidado de que las lámparas no estén al alcance de los niños/as debido a su alto peso, al manipularlas podrían sufrir algún daño o golpe.

Estas lámparas se pueden encontrar en herbolarios y tiendas especializadas y varían su peso según su tamaño. desde luego, es un buen y saludable regalo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 7 =