Los diferentes alimentos que adquirimos de manera habitual, se agrupan según su aporte nutritivo característico y por ello deben consumirse en una cantidad determinada a lo largo de la semana, para conseguir una dieta equilibrada.

La pregunta es, ¿cuáles son esas cantidades? ¿qué guía podemos seguir al respecto?

Actualmente existen varios modelos a seguir. Pirámide saludable, Plato saludable, método Ficomesa, método de la mano, etc.

Sea cual sea el elegido en su caso debe saber que:

  • Las distintas combinaciones alimentarias deben ser variadas en todo momento.
  • La cantidad de Frutas, verduras y hortalizas ,siempre será mayor que las cantidades de carnes, Pescados o Huevos.
  • Teniendo en cuenta el valor nutritivo y su papel protector para la salud, deberíamos consumir tres o más piezas de fruta al día, preferentemente frescas, enteras y de temporada
  • El yogur fresco y otras leches fermentadas se incluyen en el grupo de los alimentos probióticos. Estos alimentos poseen algunos efectos beneficiosos. Mejoran la respuesta inmunitaria, reducen las molestias en personas con mala absorción de la lactosa, protegen al intestino contra los microorganismos patógenos, deberíamos consumir de 2 a 4 raciones de lácteo al día, según nuestra edad y situación fisiológica (embarazo, lactancia, etc.).
  • Los huevos por su parte son un alimento de gran interés nutricional que nos aporta proteínas de elevada calidad, vitaminas (A, D y B12) y minerales (fósforo y selenio). Aportan además nutrientes esenciales en las etapas de crecimiento y en circunstancias fisiológicas especiales como el embarazo, la lactancia y la vejez.
    Es importante saber que el color de la cáscara de los huevos (blanco o rubio), no condiciona su valor nutricional.
    El consumo de tres o cuatro huevos por semana es siempre una buena opción.

Carnes, pescados, cereales integrales, lácteos fermentados, aceite de oliva virgen, frutas y verduras de temporada y en definitiva, apostar siempre por aumentar la variedad y no la cantidad en el consumo de  alimentos de primera categoría para conseguir, no sólo sentirnos mejor físicamente, sino evitar futuros problemas de salud.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − dos =