carne tostada

Con la acrilamida no desentones. Elige dorado, elige salud

Con esta nueva campaña de concienciación del  Ministerio de Sanidad , vuelve a plantearse el debate entre las familias españolas.

El pasado 11 de abril, entró en vigor en toda Europa un nuevo reglamento para intentar controlar los niveles de acrilamida en los alimentos.

La acrilamida es una sustancia considerada como potencialmente cancerígena, que se forma en el momento de la preparación de los alimentos ricos en almidón de forma natural (azúcares y aminoácidos), a su paso por altas temperaturas (fritos, cocción, tostado, asado) y también durante procesos industriales a 120ºC y a baja humedad.

Además está presente en otras sustancias como el humo del tabaco, por lo que tendremos en cuenta el resto de factores si realmente queremos evitar su consumo.

¿Qué dicen los expertos ?

La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan) recoge en su web los alimentos que contribuyen a su exposición, según la edad del consumidor.

En los adultos, son los productos derivados de las patatas fritas, incluyendo las patatas fritas y las asadas, los que representan hasta el 49% de la exposición media

  • El café un 34%
  • El pan blanco un 23%

Seguidos por las galletas, las galletas saladas y el pan crujiente y otros productos derivados de las patatas.

En niños mayores de un año y adolescentes, la mayor exposición a la acrilamida se detecta en productos como patatas fritas (hasta un 51% de toda la exposición).

Aecosan advierte que, a pesar de que algunos productos ya mencionados, contienen niveles relativamente elevados de acrilamida,

“su contribución global a la exposición a través de la alimentación es limitada si se sigue una dieta normal variada.

Planteando soluciones

Para identificar este exceso de acrilamida, Sanidad y la AECOSAN recomiendan:

1.- Prestar atención al color de los alimentos fritos, tostados y empanados -patatas y sus derivados, galletas, bollería, pan y alimentos empanados y rebozados-

2.- Evitar que tras pasar por sartenes, hornos, cazuelas y tostadores, tengan un tono marrón

Fuente: AECOSAN 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =