Cuando pensamos en proteínas, nos vienen a la cabeza alimentos de origen animal.

Carnes magras, pescados o lácteos o el huevo como proteína patrón, ideal por sus propiedades y  asimilación, y nos olvidamos del modesto pero importante contenido proteico de las legumbres.

Las lentejas, como el resto de legumbres tipo garbanzo, alubia blanca o roja, almorta, guisantes, frijoles, habas, debemos incorporarlas de manera semanal de 3 a 5 veces.

Su preparación es importante si queremos disfrutar de todas sus propiedades.

Dejar en remojo unas horas y enjuagar varias veces antes de incorporarlas a cualquier preparación, nos asegura su mejor digestibilidad.

Incorporar especias como el comino ayuda a evitar las desagradables flatulencias posteriores, producidas por el efecto de la digestión de su piel.

En cuanto a esto, deben saber que existen en el mercado legumbres sin piel para quienes desean disfrutar de su sabor y no sus consecuencias.

100 gramos de lentejas (lens culinaris) hervidas nos aportan:

  • 333 Kcal, 1.7 g de lípidos
  • 23 g de proteínas
  • 9.3 g de agua
  • 11.2 g de fibra
  • 54 de hidratos de carbono
  • Además de ácidos grasos y vitaminas A, E, C, B6

Curiosamente las lentejas contienen más cantidad de Calcio (70 mg.) Potasio (670 mg.), Magnesio (75.8 mg.), Fósforo ( 240 mg. ) que su afamado contenido en Hierro ( 8.2 mg.).

(Fuente BEDCA)

Gracias a ello son recomendadas para personas de cualquier edad, ya que ayudan en casos de:

Lentejas sin piel

1. Estreñimiento, por su alto contenido en fibra regulan el tránsito intestinal.

2. Diabetes, por el contenido de hidratos de carbono completos, que se absorberán de forma lenta, así como por la presencia de fibra para regular los niveles de glucosa en sangre.

3. Salud cardiovascular, debido a la presencia de ácidos grasos poliinsaturados y fibra que ayudarán, entre otras cosas a disminuir el colesterol sanguíneo.

4. Embarazo, por su contenido de zinc, hierro y ácido fólico hace que sea un alimento perfecto durante la gestación.

5. Deportistas, aporta energía durante un periodo extra de tiempo.

6. Anemia, aportan una alta cantidad de hierro. Para una mayor absorción de este mineral se recomienda el consumo de alimentos ricos en vitamina C (fresas, naranjas, mandarinas…).

7. Cuidado de piel, uñas y cabello, por la presencia de vitaminas y minerales fundamentales para su mantenimiento en buen estado.

8. Antioxidantes, el contenido de vitamina A y vitamina E hace que sea un alimento antioxidante que retrasa la aparición de enfermedades degenerativas

Un propósito más para este año será incorporar lentejas a nuestra alimentación de manera semanal y poder así disfrutar de todas sus propiedades y sabor.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =