A veces nos olvidamos de la importancia que tienen un ambiente relajado y masticar bien los alimentos antes de tragar.

Normalmente  masticamos los alimentos de forma mecánica y rápida en la mayoría de los casos sin darnos cuenta que una buena masticación es primordial, pues con ella los alimentos que llegan a nuestro estómago están mucho más trabajados y casi digeridos

¿Cuántas veces?

Hasta 40 veces, según sugiere un reciente estudio realizado en Estados Unidos sería necesario masticar cada bocado.

Morder manzanas favorece una buena digestión

La razón es que masticar con insistencia los alimentos antes de tragarlos reduce la cantidad que comemos, porque disminuye el hambre y el “deseo” que nos hace devorar más de lo que necesitamos.

De esta manera la labor del estómago es más sencilla ya que la descomposición de los alimentos será más rápida y evitaremos además las temidas digestiones pesadas, que enlentecen el metabolismo y nos hacen aumentar de peso.

Una buena masticación hace también que otros órganos y vísceras relacionadas con el aparato digestivo no sufran tanto con este proceso, ya que por ejemplo el hígado o el páncreas se ven obligados a un trabajo excesivo a causa de alimentos poco triturados o masticados.

También hace que consumamos menos alimento, pues nuestro cerebro detecta que estamos saciados aproximadamente veinte minutos después de haber ingerido el primer bocado.

Si masticamos bien los alimentos estaremos más tiempo con un bocado con lo que comeremos más despacio y por lo tanto habremos ingerido menos cantidad de comida para cuando nuestro cerebro informe de que estamos saciados.

¿Cuál sería el procedimiento?

  1. Tomar bocados pequeños de comida para empezar (es más fácil masticar bocados pequeños)
  2. Masticar lenta y constantemente, hasta que sus alimentos estén licuados o hayan perdido toda su textura
  3. Termine de masticar y tragar completamente antes de tomar otro bocado de comida
  4. No tomar líquidos hasta que haya tragado los alimentos

Masticar para evitar:

Algo tan sencillo como dedicar algo de tiempo a la buena masticación, hace que evitemos problemas como el sobrepeso, la desnutrición, el estrés, problemas digestivos, los gases, el estreñimiento .

Los dulces favorecen la aparición de placa dental

La pregunta es ¿Cuántas veces has masticado hoy la comida antes de tragar?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + diecisiete =