Las vitaminas (del latín vita ‘vida’ y el sufijo amina, término acuñado por el bioquímico Casimir Funk en 1912)​ son sustancias orgánicas imprescindibles para la vida.

Una alimentación adecuada nos asegura el aporte necesario de vitaminas que nuestro organismo requiere a diario. El organismo humano las necesita en pequeñas cantidades. Con ellas se asegura el poder aprovechar otros nutrientes.

Las vitaminas participan en la construcción de las células.

En el año 2600 a. d C. se describe la enfermedad del Beri Beri en China.

Mil años más tarde los egipcios ya conocían el escorbuto, enfermedad relacionada con la mala alimentación y falta de vitamina C.

Fruta como fuente de vitaminas

El escorbuto se conocería más tarde como el “mal del marino”, por ser ellos los más afectados, hasta que comenzaron a cargar sus barcos con los cítricos para consumir en sus largos viajes.

Las historias relacionadas con el descubrimiento de cada una de las vitaminas se cuentan por cientos, algunas han llegado hasta nuestros días como anécdotas, a pesar de haber servido como base científica para posteriores investigaciones.

Ya en 1911 Sir Frederick Hopkins (1861-1947). Bioquímico inglés, establece el concepto de enfermedad carencial, o aquella que se desarrolla por la falta de vitaminas, estableciendo una relación clara entre estos conceptos.

A partir de ese momento y hasta 1940, se logró aislar y sintetizar todas las vitaminas, lo cual constituye un gran aporte a la ciencia, que permitió explicar el origen y encontrar el tratamiento de un importante número de enfermedades.

Por su contenido en betacarotenos, las zanahorias son un buen aliado para mejorar la visión

El papel de las vitaminas en nuestra dieta es incuestionable.

Hoy se trata de hacer comprender a la población general, que tomar vitaminas como suplemento no tiene beneficios para el organismo si no se necesitan.

Teniendo en cuenta que gracias a una alimentación rica en frutas y verdura, no necesitamos suplementos de vitaminas, la pregunta es:

¿Cuántas raciones de frutas y verduras vas a incluir a partir de ahora en la dieta?

PD: Las vitaminas no engordan 😉

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 10 =