Pese a las similitudes que pueden guardar con la carne, el tofu tienen propiedades, sabores, texturas y aspectos diferentes.

El tofu es, posiblemente, uno de los alimentos que más se conoce y que muchas personas suelen asociar a la alimentación vegana o vegetariana.

Supuesto origen, China

Distintas fuentes coinciden en que fue en China donde se originó, alrededor del 160 a.C.

TOFU FRESCO

Un señor feudal llamado Liu An descubrió el tofu mientras trataba de desarrollar «píldoras para la inmortalidad».

Otras teorías apuntan a que fueron los mongoles quienes lo llevaron a China, entre el siglo IV y VII, gracias a sus métodos de obtención de lácteos y el tratamiento de los mismos para hacer queso y otros productos de la leche.

Al margen de su origen, del que no hay certeza exacta, el tofu se convertiría en el alimento favorito de la población: de buen sabor, versátil, lleno de nutrientes y barato.

Según «AECOSAN»: Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (ENIDE, 2011), el 1,5% de la población española sigue una dieta sin carne ni pescado.

Esto representaría unas 700.000 personas ovolactovegetarianas en España o, lo que es lo mismo, un número de población como la ciudad entera de Sevilla.

Composición y beneficios

El tofu está compuesto por bebida de soja, una legumbre con un alto contenido en proteínas de alto valor biológico, agua y fibra.

Sus propiedades lo han convertido en uno de los ingredientes más recurrentes en multitud de recetas para sustituir por la carne tradicional.

SOJA

Permite hacer una mejor digestión en relación con la carne, tiene un buen aporte de minerales, tanto de hierro como de calcio, no deja tóxicos, y contiene omega 3 y grasas saludables, muy recomendable para personas con niveles altos de colesterol.

El tofu es de fácil elaboración. Se trata de una cuajada hecha con soja, preparada de manera similar a nuestros quesos, aunque en vez de leche animal se utiliza el agua con el extracto de esta legumbre que se coagula, condensa, prensa y mezcla con cloruro de magnesio para que acabe resultando un bloque de aspecto suave, similar a cualquier queso fresco.

El tofu se ha utilizado durante miles de años como parte de multitud de recetas en Japón, China o Corea.

TOFU GUISADO

Por sus características, es un alimento que por sí solo tiene poco sabor, pero que es capaz de absorber los sabores y aromas de otras especias e ingredientes.

Esto y su suave y blanda textura le dotan de una gran versatilidad para que pueda ser utilizado en multitud de recetas.

Se emplea para acompañar sopas, como si fuera una carne en canelones, en forma de paté, en postres y maridado al gusto de quien lo consume, por lo que las posibilidades crecen a la par que se va haciendo más popular en occidente.

TOFU REBOZADO

Como sugerencia, existen multitud de restaurantes especializados en comida vegetariana.

Si quieres empezar a probar este alimento es una buena opción acercarse hasta alguno de ellos y empezar a degustar las opciones que nos ofrece el tofu.

El agua es desde 2010 un derecho humano reconocido por Naciones Unidas.

Según la Comisión Europea, consumir menos agua embotellada permitirá a los hogares de la UE ahorrar hasta 600 millones de euros al año.

La Eurocámara respaldó a finales del pasado mes de abril, la revisión de la directiva europea sobre agua potable para garantizar su acceso de forma segura, asequible y equitativa para todos los ciudadanos de la UE.

Se trata de un bien de primera necesidad saludable y fundamental para la vida.

La iniciativa se enmarca en el Objetivo 6 de Desarrollo Sostenible y los objetivos del Acuerdo de París sobre el cambio climático, con idea de que al aumentar el consumo del agua del grifo además:

Paralelamente se contribuye a reducir el uso de envases de plásticos en un 17%.

-Reducir las emisiones de CO2

-Supone un mayor ahorro económico en los hogares

Además de accesible, el objetivo de la UE es que el agua sea de calidad.

Para ello se introduce la obligación de evaluaciones de riesgo a nivel nacional y verificaciones del cumplimiento cuando el riesgo de contaminación sea alto.

En España, el agua del grifo es de buena calidad y puede consumirse con todas las garantías, según el último estudio que desde la OCU realizaron en mayo de 2014 sobre más de 60 municipios a lo largo del país.

Ya me lo dijo Vázquez-Figueroa

Son muchas las voces que se alzan en contra, no dejo de recordar al hilo de esta noticia, una charla mantenida con el célebre D. Alberto Vázquez-Figueroa , novelista, periodista e inventor español hace más de una década por el mismo motivo.

Creó un sistema para potabilizar el agua de mar por presión que genera a la vez energía eléctrica, y lo promocionó en su libro Vivir del viento, de 2003.

El célebre escritor, guionista y gran pensador, abogaba ya entonces por un consumo responsable del agua del grifo en aquellos lugares donde esta sea potable y de calidad.

En sus impresiones a mi modesta entrevista radiofónica, comentaba el hecho del ahorro y la conciencia social.

«Deberíamos recortar nuestro consumo de agua embotellada, si no queremos agravar los problemas ambientales, económicos y sociales que están apareciendo» .

Desgraciadamente sus predicciones se están cumpliendo cada día.

No cabe duda que al garantizar la calidad de nuestras aguas, siempre tendremos alternativas más económicas con nuestro bolsillo y el planeta que dejaremos a nuestros descendientes.

Nunca es tarde para comenzar un nuevo hábito saludable.