Las últimas tendencias en alimentación apuntan a que cada vez más personas se acercan a esta filosofía de vida.

Hasta hace no mucho tiempo, ser «vegano» o»vegetariano» en cualquiera de sus modalidades, suponía casi una carrera de obstáculos.

Quienes profesan este estilo de vida recuerdan lo difícil que en ocasiones ha sido poder llevar a cabo una vida basada en evitar productos de origen animal.

Ir a un restaurante, a la compra o participar en cualquier evento familiar, era un dolor de cabeza, suponía leer mucho sobre el tema para conseguir una correcta alimentación.

SALTEADO DE VERDURAS CON SEITÁN

Hoy tenemos más variedad , pero eso no significa llevar una mejor alimentación

Todo lo contrario, una mayor disponibilidad de productos está haciendo que se desvirtúe el espíritu de quienes desean llevar una alimentación específica basada en alimentos frescos, de temporada y respetuosos con su entorno.

Los ejemplos negativos suelen provocar reacciones contra el veganismo.

TOFU MARINADO

Sin embargo, precisamente quien es vegano por motivos éticos debería alimentarse de forma saludable para poder constituir un ejemplo positivo del veganismo y motivar a otras personas a llevar este tipo de alimentación.

Configurar una alimentación vegana o vegetariana completa es complicado, por lo que el nacimiento de empresas que elaboran y distribuyen este tipo de productos, han copado rápidamente el mercado.

Hoy en día han aumentado de manera exponencial los restaurantes, tiendas y productos especializados, fomentando así su consumo y permitiendo que exista más variedad.

Una alimentación vegana es saludable cuando se tienen en cuenta y se respetan una serie de reglas.

Para no perderse en este maremagnum de términos y si quieres comenzar a seguir esta filosofía de vida, lo primero es tomarlo en serio y después:

  • Lo más importante: alimentarse de la forma más variada posible.  
  • Tomar un complemento alimenticio de vitamina B12, y en invierno eventualmente de vitamina D (puede ser vitamina D2 vegan o vitamina D3 de origen vegan) y Yodo, que se obtiene de las algas o de la sal yodada, si bien esta última se debe tomar con moderación.  
  • Tomar en las comidas una bebida con alto contenido en vitamina C para optimizar la asimilación de hierro.  
  • Evitar el consumo de azúcares refinados y harinas blancas. 
  • Restringir la cantidad de aceites y grasas adicionales (si se padecen enfermedades cardíacas, evitar completamente su consumo). Esta regla no debe aplicarse a los niños pequeños vegan. 
  • Se aconseja obtener el omega-3 de semillas de lino recién molido.
    Restringir el consumo de alimentos elaborados de forma industrial. 
  • Dar preferencia a las frutas, verduras, legumbres, nueces y productos integrales.

Lamentablemente estas pocas reglas no siempre se tienen en cuenta, en especial cuando la dieta vegana se lleva a cabo por motivos éticos.

El problema está cuando no sabemos las diferencias entre conceptos o los tomamos a la ligera

El término «veganismo» fue acuñado en 1944 por Donald Watson, con el objetivo de definir a quienes excluyen de sus hábitos de vida y alimenticios, aquellos que tienen origen animal por razones éticas, distinguiéndolo del vegetarianismo que permite esos alimentos mientras no impliquen sacrificio.

Lo que nació como filosofía de vida, con el paso de los años se ha convertido en lo que vemos hoy. Ni mejor, ni peor pero desde luego diferente.

Y como en la diferencia está el gusto, son cada vez más las personas que de manera voluntaria eligen dejar de tomar algún tipo de alimento concreto por propia iniciativa.

Hacerlo puede llevar implícito poner en riesgo nuestra salud a medio y largo plazo, si nos dejamos llevar sin un buen asesoramiento y una mejor programación dietética.

ENSALADA DE FRUTAS, TALLOS, GERMINADOS Y FRUTOS SECOS

Para llevar una correcta alimentación, es necesario en cualquier caso un buen asesoramiento nutricional.

Podemos encontrar distintos tipos de dietas vegetarianas:

  • Ovolácteovegetariana: Es una dieta que elimina las carnes y pescados y sus derivados e incluye además de los alimentos de origen vegetal, huevos y lácteos.
  • Ovovegetariana: Elimina carnes, pescados y productos lácteos. El único alimento de origen animal de esta dieta, son los huevos.
  • Vegana: Solo incluye alimentos de origen vegetal

Vegano, Vegetariano, Crudívoro, Vegetariano estricto, Ovolactovegetariano y cualquier término que se nos pase por la cabeza, que son muchos según el tipo de alimentación de la persona elige, debe hacerse siempre bajo la supervisión del dietista o nutricionista .

Ponerse en manos de un buen profesional supone evitar quebraderos de cabeza, gastar más dinero de lo necesario, llevar una dieta mal equilibrada y con falta de nutrientes o caer en las redes del último complemento vitamínico milagro, amén de otros tantos inconvenientes.

Por tanto, no olvides que la opción que elijas libremente, esté siempre supervisada para mayor tranquilidad de todos.

Fuentes : www.ProVegan.info , www.alimmenta.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + 7 =