Perteneciente a la misma subfamilia biológica que la remolacha o espinaca, la Quinoa es mucho más resistente en climas menos propicios

La planta de la quinoa se cultiva desde hace 5000 años en américa latina y se expandió desde los andes al resto del mundo, debido en gran parte a su alto rendimiento económico y nutritivo.

Para estos pueblos era considerada como una planta medicinal. Entre sus usos más frecuentes se pueden mencionar el tratamiento de abscesos, hemorragias, luxaciones y cosmética.

Es el único alimento de origen vegetal que provee de todos los aminoácidos esenciales

Sus granos son altamente nutritivos, superando en valor biológico, calidad nutricional y funcional a otros cereales tradicionales como el trigo, el maíz, el arroz o la avena.

Es el único alimento de origen vegetal que provee de todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas, llegando a igualar su calidad proteica a la de otros alimentos de origen animal como la leche.

Cada 100 gramos de semilla aporta:

Quinoa en grano
  • 16 gramos de proteínas
  • 15 gramos de fibra insoluble
  • 200 calorías
  • 39 gramos de carbohidratos
  • 4 gramos de grasa
  • Minerales (magnesio, zinc, hierro, potasio, calcio, fósforo)
  • Vitaminas (del complejo B, E)
  • Ácidos grasos omega 3 y 6

Las altas cantidades de magnesio que contiene, contribuye al normal metabolismo energético, la síntesis de proteínas y el funcionamiento del sistema nervioso.

Aunque debemos tener cuidado, ya que no todas las variedades de quinoa son aptas para el consumo en pacientes celiacos.

Copos de quinoa con chocolate y frutos secos

La principal intolerancia a la quinoa viene de que es un grano y hay estómagos a los que les cuesta más digerir el grano que a otros.

La quinoa también puede dar alergia, aunque no se encuentre entre los alérgenos alimentarios comunes.

Si el organismo es incapaz de ingerir la proteína de la quinoa, el cuerpo libera anticuerpos, que activan los glóbulos blancos para producir histamina.

La histamina puede producir hinchazón en el estómago y los intestinos, por lo que es necesario tener muy en cuenta si se es celíaco, acudir al médico antes de consumir quinoa.

La quinoa etiquetada “sin gluten” no se refiere a variedades aptas, sino a que no está contaminada con gluten de trigo, cebada o centeno.

A fecha de 2019, no se han realizado estudios para determinar la seguridad a largo plazo del consumo de quinoa en personas celíacas o con otros trastornos relacionados con el gluten que son necesarios para poder dar recomendaciones firmes.

Utensilios de cocina

«Una de quinoa por dos de agua o caldo»

La quinua posee los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano, lo que la convierte en un alimento muy completo y de fácil digestión. Tradicionalmente, los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina.

También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, usados como cereales o pastas e incluso se fermentan para obtener cerveza Cuando se cuecen adoptan un sabor similar a la nuez.

Existen infinidad de platos que se pueden preparar con Quinoa, tanto dulces como salados. en cualquier caso es importante tener en cuenta su proceso de elaboración para que las saponinas que contienen sean eliminadas antes de consumir.

Ensalada de quinoa

RECETAS

Albóndigas

Ingredientes

  • 150 gramos de quinoa lavada cocida y escurrida
  • 300 gramos de carne molida o soja texturizada (remojada y escurrida)
  • 2 cebollas picadas
  • Media cucharada de pimentón dulce
  • Media cucharada de comino
  • 3 cucharadas de perejil fresco picado
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. En un tazón grande, mezcla todos los ingredientes (te recordamos que previamente has cocido y escurrido la quinoa)
  2. Da forma a la preparación de las albóndigas.
  3. Cubre y reserva en la nevera las albóndigas durante 2 horas aproximadamente.
  4. Cocínalas suavemente en una sartén. Puedes servir el resultado con algunas verduras crudas y una salsa.

Ensalada mexicana de quinoa

Ingredientes

  • Media taza de quinoa
  • 1 taza de agua
  • 1 lata de frijoles rojos, enjuagados y escurridos
  • 1/2 taza de granos de maíz
  • 10 tomates cherry cortados por la mitad
  • 1/2 pimiento verde cortado en cubos
  • aguacate cortado en cubitos
  • Unas gotas de zumo de limón
  • Una cucharadita de aceite
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Enjuaga la quinoa en agua fría.
  2. En una cacerola, hierve agregando sal y pimienta. Cocina a fuego lento durante 15 a 16 minutos, hasta que el líquido se absorba por completo. Retira del fuego y deja enfriar.
  3. En una ensaladera, agrega los frijoles, el maíz, los tomates cherry, el pimiento, la quinoa y la cebolla roja. Incluye un poco de aceite y unas gotas de jugo de limón y revuelve.
  4. Luego, añade los dados de aguacate y gira suavemente.

Estas y otras recetas las pueden encontrar en :

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 15 =