La forma sencilla de ayudar a nuestro organismo a regularse

Considerada un super-alimento, la avena se ha convertido en los últimos años en una forma económica y rápida para alimentarse o ganar masa muscular en el entorno deportivo.

Existen mil y una forma de prepararla en sus distintas formas. Copos, harina, bebida láctea y otras.

La propuesta de hoy es preparar agua de avena para equilibrar nuestro organismo, niveles de glucosa, colesterol y otros.

Avena en grano

Los beneficios que esta agua de avena aporta a nuestro cuerpo son los siguientes:

  1. Mejora el sistema digestivo gracias a la alta cantidad de fibra del cereal contiene.
  2. Nos ayuda a bajar de peso. Esta agua da sensación de saciedad por lo que, no comerás porciones tan grandes y al tener un sabor dulce, reducirás tus antojos por alimentos dulces
  3. Ayuda a bajar los niveles altos de glucosa. Uno de los temores de hoy en día es la temida diabetes. Nadie quiere desarrollar esta enfermedad por lo cual, consumir esta agua nos ayudará a mantener nuestros niveles estables.
  4. Reduce los niveles de colesterol elevados. Esto se debe a su alto contenido de colesterol HDL como el omega 6 y el ácido linoléico. El HDL se encarga de destapar las arterias.
  5. Disminuye el tiempo de absorción de la grasa en el cuerpo. La avena contiene una sustancia (Mucílago) que se adhiere en las paredes del estómago bloqueando el paso de la grasa para que no sea absorbida de inmediato.
  6. Es depurativa. El agua de avena reducirá los ácidos biliares del cuerpo mejorando el tránsito intestinal, eliminado el estreñimiento por completo.
  7. Te mantendrá el nivel de energía alto por más tiempo. Al contener nutrientes como vitaminas, minerales y fibra, tu cuerpo obtendrá el combustible necesario para realizar tus actividades diarias sin problema.

RECETA

-2 Litros de agua

-1 vaso de copos de avena

-1 rama de canela

Dejar la avena y remojada en el agua por media hora. Pasado este tiempo añadir la rama de canela y licuar todo.

Una vez licuado, colamos y guardamos en la nevera para ir tomando uno o dos vasos antes de cada comida (en ayunas, antes de almuerzo , merienda y cena)

No olvidemos acompañar la bebida con una alimentación debidamente programada y al menos 30 minutos de ejercicio diario para acelerar el proceso que estamos a punto de conseguir. Sentirnos más saludables.

Fuentes: Salud180, Mejorconsalud, Alimentosricosen, Healthline, Steptohealth.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 4 =