El verde será el color predominante las próximas semanas

El calendario saludable del próximo noviembre nos da alguna pista sobre los alimentos que podemos encontrar en el mercado más cercano.

serán días de sopas, cremas, cítricos y ensaladas para nutrir y cuidar nuestro organismo .

Se mantienen algunos alimentos como plátanos, zanahorias o acelgas y salen algunos que nos han acompañado hasta hace unos días.

Si deseas recibir gratuitamente el tuyo, recuerda enviar un correo electrónico a info@cristinatur.com

Feliz y dulce noviembre!

Desde 1995 se conmemora cada 25 de octubre este día, coincidiendo con la celebración del primer «Congreso Mundial de Pasta» celebrado en la ciudad de Nápoles ese año.

La pasta elaborada principalmente con harina, agua, sal y huevo, en sus más de 600 formas es uno de los productos más completos por sus propiedades nutritivas, energéticas y económicas.

INGREDIENTES PARA ELABORAR PASTA DE HUEVO

Sus orígenes se atribuyen al tiempo de la antigua roma, cuando sus tropas usaban este alimento en sus largos desplazamientos debido a su mejor conservación y versatilidad.

En 2011, la ONG Intermón Oxfam publicó un informe en 2011 en el que explicaba cómo la comida occidental se había extendido por todo el mundo, de manera que la pasta, además de la pizza y el pollo, se convirtieron en la comida favorita en la mayor parte de los países.

Dentro de el mismo estudio se destaca la pasta como la primera de las 10 comidas favoritas a escala global: pasta (9%), seguida por carne (6%), arroz (5%), pizza (5%), pollo (5%), pescado y marisco (4%), verduras (3%)

ESPECIAS Y ALBAHACA SON EL COMPLEMENTO PERFECTO

En España consumimos una media de 5 kilos de pasta al año, según los datos extraídos de la Encuesta de la Organización Internacional de la Pasta (OIP) sobre la industria de este alimento elaborada en octubre de 2012, muy por debajo del consumo en otros países europeos.

LA PASTA NO ENGORDA

Como cualquier alimento su aporte energético va a depender de factores como la forma de elaboración los ingredientes que utilicemos (bacon y nata vs finas hiervas y tomates cherry ), la cantidad consumida etc.

El valor nutricional por 100 gramos solo de pasta cocida es de:

  • Energía 236 Kcal
  • Proteínas 15%
  • Lípidos 10%
  • Hidratos de carbono 74%

Nota : La cantidad recomendada para una persona adulta es de 70 a 100 gramos al día.

ALGUNOS CONSEJOS PARA SU ELABORACIÓN

Las pastas no sólo no poseen grasas sino que además, son un alimento de baja densidad calórica, es decir, que la relación entre volumen y calorías que ofrecen es apropiada para un plan que busca «desconcentrar» la energía de los platos.

Por otro lado, las pastas son fuente de vitaminas del complejo B que ayudan al funcionamiento cerebral y neuromuscular y también, tienen la capacidad de favorecer la producción de serotonina en el cuerpo, hormona que nos relaja y nos brinda sensación de placer.

DIFERENTES TIPOS DE FIDEOS Y PASTAS

SAQUEMOS EL MÁXIMO PARTIDO

Cocinarla «al dente», es decir, retirarla del agua antes de que cumpla su tiempo de cocción, de manera que ofrezca resistencia al morderla y que además de exigirnos más tiempo de masticación, demande más tiempo para digerirse, lo cual implica un menor índice glucémico, más saciedad.

Combinarla con proteínas magras. Combinar una pasta con ternera magra, pechuga de pollo, huevo, o queso bajo en grasas puede ser de mucha ayuda para calmar el apetito.

Escoger su versión integral. Así obtenemos más fibra y más tiempo de digestión con lo que la sensación de saciedad será más prolongada y la visita al baño se hace obligada al menos una vez al día.

Combinarla con vegetales varios. Así sumamos fibra y reducir el índice glucémico pero además, agregar buenos nutrientes y mucho volumen sin demasiadas calorías extra.

Sean macarrones, espaguetis, fusilli, lasaña, tallarines o farfalle, no cabe duda que puede ser desde el alimento más socorrido para los profanos en la cocina con un poco de tomate, hasta una obra de arte elaborada por el chef más destacado.

La albahaca una planta aromática originaria de la India, Pakistán y otros países asiáticos, donde se ha podido documentar su consumo desde hace más de 5000 años y de la que se conocen hasta 150 variedades, todas ellas con un característico olor similar al del anis.

A lo largo de los siglos, la planta de la albahaca se dio a conocer sobre todo por sus propiedades digestivas y aromáticas, más allá de los usos mágicos ancestrales que griegos, egipcios y persas le confirieron.

Esta planta aromática aporta frescura a nuestras preparaciones culinarias, su sabor característico hace que se enriquezcan nuestros platos además de ser una gran aliada para evitar las digestiones pesadas, por lo que resulta interesante incluirla en nuestras preparaciones.

Lo habitual es encontrar albahaca en la fórmula del curry, aunque en occidente la conocemos más por ser parte indispensable de algunos platos de la cocina italiana, donde una variedad llamada albahaca dulce se siembra en jardines, huertos y patios .

Si desea contar en casa con esta planta anual,  sólo necesita sembrar sus semillas en un tiesto, con bastante luz, agua y temperaturas medias-altas, ya que es en las zonas húmedas y del trópico donde mejor crecen.

La albahaca realza el sabor de la pasta

USO Y CONSERVACIÓN

Los profesionales de la cocina, prefieren utilizar la planta fresca, que puede conservarse en la nevera una vez cortada durante varios días, ya que conserva mejor todos sus aceites esenciales, aromas y propiedades, aportando a las preparaciones ese toque distinto que a veces necesitan.

Lo habitual es utilizar un frasco de cristal hermético para reservar en la nevera o sumergir las hojas recién cortadas  y limpias en una aceitera.

De esta forma el aceite tomará las esencias de la planta y le aportará un toque diferente a ensaladas, pasta, pescado o verduras.

La albahaca es una planta muy versátil pudiendo acompañar todo tipo de alimentos, pero también se usa en repostería en algunos países asiáticos, y en infusiones, sobre todo entre quienes necesitan digestiones menos flatulentas.

Algunas leyendas africanas la sitúan como planta protectora contra picaduras de escorpión, aunque por aquí se la conoce más por su capacidad para ahuyentar a los mosquitos en las calurosas noches de verano.

También conocida como carne de soja o proteína vegetal texturizada, la soja texturizada no contiene aditivos químicos, ni colorantes.

El proceso de obtención comienza con la extracción del aceite de las habas de soja que, refinado, se convierte en aceite de soja.

El residuo sólido que queda tras desgrasar las habas de soja, se deshidrata para hacer la harina.

Esta harina se somete a una serie de procesos, alta temperatura, presión, texturización y deshidratación, que dan como resultado un producto similar a las migas, cortezas o trozos de pan seco, con una fecha de caducidad muy amplia.

CALIDAD NUTRICIONAL

Granos de soja

La soja texturizada es un producto de bajo contenido en grasas saturadas y sal, libre de azúcares, gran fuente de fibra y muy rico en proteínas y carbohidratos de calidad.

Los valores nutricionales por 100 gramos de soja texturizada son:

  • 364 Kcal
  • 4 g de Grasas (de las cuales 0,6 g son saturadas)
  • 30 g de Hidratos de carbono
  • 4 g de Fibra
  • 50 g de Proteína
  • 0,04 g de sal.
  • contiene una cantidad apreciable de isoflavonas con función antioxidante en el organismo, tal y como ocurre con otros productos derivados de la soja.

Aunque se utilice como sustituto de carne, conviene recordar que es una legumbre y como tal debe ser considerada desde el punto de vista nutricional (no como sustituto de la carne).

DONDE ENCONTRARLA

Hasta hace poco la soja texturizada solo se comercializaba en tiendas especializadas y herbolarios. Hoy en día se puede encontrar en la mayoría de supermercados, en la sección de alimentos ecológicos, sobre todo en sus formas deshidratadas más comunes:

  • Filetes de soja texturizada, también denominados milanesas de soja
  • Soja texturizada gruesa y fina
  • En formato acabado como hamburguesas y albóndigas, entre otros, cuya caducidad es más temprana

TRUCO DE COCINA

Vainas de soja cocidas y condimentadas

Aunque se puede comer seca, lo habitual es hidratarla en un líquido. Esto se puede antes de la cocción o aprovechar el líquido del guiso que vayamos a preparar para hidratarla mientras se cocina.

Antes de la cocción es sencillo y rápido.

-Colocar la soja en un recipiente hondo

-Cubrir con el doble de agua en volumen (como cuando hacemos arroz).

-Esperar 15 minutos antes de aderezar al gusto y escurrir en un colador ligeramente para eliminar el exceso de líquido.

A partir de aquí podemos reservar en la nevera por unos días o saltear en una sartén con las especias y verduras elegidas.

Otra alternativa al agua es hidratar la soja en caldo para que esta tome su sabor y requiera de menos condimentación.

En cualquier caso, la soja absorbe el líquido y aumenta tres veces su tamaño.

Si utilizamos agua caliente aceleramos el proceso y ahorramos tiempo. Si nos pasamos del tiempo de hidratación, no pasa nada.

Como en caso de cereales o legumbres y gracias a que apenas tiene sabor, las formas de cocinar se vuelven infinitas.

¡Buen provecho¡

Fuente: www.gastronomiavegana.org