Producido por un desequilibrio hormonal, es una de las primeras causas de infertilidad en mujeres jóvenes.

El síndrome del ovario poliquístico (SOP), se produce cuando a causa de un desequilibrio hormonal, los óvulos no se liberan correctamente.  Este síndrome afecta en la actualidad a un 10% de la población femenina.

Al no llevarse a cabo correctamente la liberación de óvulos desde los ovarios, quedan atrapados y rodeados de una pequeña cantidad de líquido causando finalmente los temidos quistes.

Uno de los síntomas más visibles son los altos niveles de andrógenos en la mujer, lo que puede desencadenar una mayor tendencia a la alopecia, acné muy pronunciado, hirsutismo (o exceso de vello) y obesidad.

Esta obesidad se acentúa en algunos casos por estar alterado también el metabolismo de la glucosa, lo que desemboca en una resistencia a la insulina y en padecer más riesgo a desarrollar Diabetes Mellitus tipo 2 (DM II)

Hidratos de carbono Cristinatur
LOS HIDRATOS DE CARBONO DEBEN CONTROLARSE EN TODO MOMENTO

Además del tratamiento farmacológico u hormonal indicado en estos casos, el cambio dietético y del estilo de vida debe estar en la primera línea de prioridades para estas pacientes.

RECOMENDACIONES

Como primera recomendación, deben llevar a cabo una alimentación que evite su predisposición a padecer Diabetes Mellitus tipo II, intentando mantener un peso adecuado.

Algunos estudios muestran que una dieta baja en hidratos de carbono, mejora su resistencia a la insulina, favorece el control de peso y por tanto mejora el estado de salud general de las afectadas.

Se deben eliminar cualquier tipo de azúcar añadido, productos ultraprocesados, cereales refinados, dulces y bollería, sustituyendo o aumentando las cantidades de alimentos como la fruta, verduras, cereales integrales, tubérculos en raciones controladas y valorar con su dietista la posibilidad de realizar un ayuno intermitente controlado y monitorizado en todo momento.

LA PRÁCTICA DE ACTIVIDAD FÍSICA DIARIA TAMBIÉN MEJORA MEJORA EL ESTADO ANÍMICO DE ESTAS PACIENTES

Varios estudios demuestran los buenos resultados que ofrecen suplementos como los compuestos por Vitamina D o el Myo-Inositol, aunque no en todos los casos por lo que es un factor a tener en cuenta sólo bajo consejo profesional.

Lo que sin duda le va de perlas a estas pacientes es la actividad física, que se vuelve imprescindible para mejorar su sensibilidad a la insulina y prevenir la Diabetes Mellitus tipo II.

Y no es lo único, la actividad física y deportiva diaria, las ayuda a mejorar su estado de ánimo de manera exponencial, lo que en ocasiones se vuelve indispensable en el correcto seguimiento a la dieta personalizada que se les proporciona.

Fuente: www.midietacojea / www.dimequecomes