Elimina rápidamente calambres y espasmos musculares.
El Magnesium phosphoricum o fosfato de magnesio participa en la formación de huesos, músculos y nervios, tienen la capacidad de disminuir los impulsos nerviosos que conducen a los músculos.
Esta sal es el remedio bioquímico que alivia los calambres y dolores, puesto que disminuye la actividad en los nervios y músculos, tal y cómo hacen las sales naturales de nuestro organismo. La falta de magnesio agrava los calambres y cólicos. El fósforo es esencial en la producción de energía celular. Es por tanto una sal adecuada y beneficiosa para distintos problemas como:
  • Ataques de tos, calambres en las piernas, estómago, los vasos sanguíneos (como la migraña)
  • La menstruación dolorosa, los dolores de dientes y de estómago de los niños, asma, espasmos musculares
  • Cólicos, insomnio, sobreexcitación, agitación, pánico escénico, ansiedad derivada de los exámenes y agitación nerviosa.
  • Además reduce los dolores reumáticos,  dolores graves, calambres, dolor de riñón y vesícula biliar.