Aliada perfecta para cualquier circunstancia y época del año,las ensaladas son excusa perfecta para comer sano.

Al hablas de ensaladas cada persona imagina su favorita. «Para gustos se hicieron los colores».Entre sus múltiples beneficios además de poder disfrutar de sus propiedades nutricionales están:

  • -Experimentar y saborear nuevas texturas.
  • -Hacer participar a los más pequeños en su propia alimentación.
  • -Fomentar la creatividad e imaginación culinarias.
  • -Llenar el tupper de opciones económicas, saciantes y saludables.
  • -Alimentarse de forma variada a diario.
  • -Evitar el consumo de alimentos menos saludables.

La base de las ensaladas

Para configurar una ensalada diferente para cada día del año, sólo debemos tener los productos de temporada y cercanía a mano.

Lo más común es utilizar una base de lechuga, que presenta una textura suave de hojas sueltas, tiernas y crujientes, con un dejo dulzón.

La lechuga favorece la digestión, estimula la formación de bilis, es refrescant, diurética y combina con casi todo. Incluso favorece el sueño. Son quizás nuestra primera opción, por eso esta semana os propongo ampliar horizontes y buscar nuevas alternativas como:

Albahaca

De color verde intenso, con hojas suaves, bordes redondeados y punta afilada. Fresca en ensalada, va bien con tomates, champiñón, queso, ajo, y se entremezcla fácilmente con lechugas, espinacas y rúculas.

Espinaca

Ofrecen a las ensaladas uno de los verdes más intensos y brillantes, lleno de nutrientes. Da sabor ligeramente amargo, va bien con casi cualquier tipo de proteína (garbanzos,jamón, huevos, etc.). Elegirlas bien verdes, crocantes, sin manchas. Las más pequeñas, son más tiernas y de fácil masticaciòn.

Rúcula

Con un sabor ligeramente picante, adquiere tanta personalidad que hay que combinarla con precaución. En solitario, va bien con peras, quesos, champiñón, huevo, nueces, o incluso con un aliño simple de aceite de oliva y jugo de limón. Mezcla bien, en poca cantidad, con lechugas, escarola o endivias. Elegir los mazos jóvenes y jugosos. Ideal para servir con pescados, mariscos o quesos algo picantes.

Col rizada o kale

De hojas firmes, rizadas, crujientes y de sabor algo amargo, es la verdura de moda en Europa y EE.UU. Conocida por ser la hoja verde con mayor aporte de aminoácidos (tiene los nueve aminoácidos esenciales), además es rica en calcio, hierro, vitamina C y fibra, ayuda a eliminar toxinas, es baja en calorías y refuerza uñas y pelo. Combinada con trozos de pollo o pescado a la parrilla y una vinagreta; es una deliciosa opción.

Berros

Una pequeña cantidad será suficiente para cambiar el sabor de una ensalada. Tiene un recuerdo de sabor a mostaza y pimienta que lo hace ideal para servirlo solo, aderezado con sal y aceite de oliva. Berros, naranja en trozos, aceitunas negras y vinagreta con jugo de limón o de naranja. Combina muy bien con quesos y nueces. Debe comprarse muy frescos y mantenerse con agua para que dure más.

Endivia

Navegando sobre endivia

Refinada y elegante, ideal para realzar un plato, como una sencilla guarnición o para combinar con quesos, yogur, frutas, pescado, pollo, etc. Sus hojas tienen poco verde y son de sabor fresco y amargo, que le dan un toque distinto a las ensaladas. Su sabor amargo se encuentra especialmente concentrado en las partes más cercanas a la raíz. Si las puntas tienden a abrirse, no es fresca. Deben conservarse lejos de la luz del sol, ya que puede aumentar su sabor amargo.

Debemos tener en cuenta aspectos importantes como la buena higiene de los alimentos, la frescura y sobre todo disfrutar de su sabor y distintas combinaciones y aderezos con el mejor aceite de oliva virgen, distintos cítricos y vinagres, semillas y otros.

La imaginación es libre.

Marcando el ritmo con alimentos de temporada

Si son consumidores de productos «Km 0» o locales, conocerán como se mueven los precios de los alimentos por su zona, pero sobre todo y lo más importante, cuáles son aquellos que están de temporada.

Cada estación o época del año tiene sus propios alimentos.

La madre naturaleza es sabia y nos ofrece en cada estación los alimentos que nuestro organismo necesita para subsistir.

Por ejemplo,aquellos que son más ricos en agua para los meses de verano y los más cargados de vitaminas para épocas en las que tenemos menos horas de luz

@cristynatur «Sabores de mayo»

Debido a la buena acogida que recibió la imagen sobre sabores de mayo, decidí ampliar hasta hacer un calendario saludable mensual.

En este calendario la idea principal es reflejar aquellos alimentos de origen vegetal y temporada que se pueden adquirir en nuestras tiendas.

Será una forma divertida de acercarnos cada día a un nuevo color, sabor o textura

Un calendario que aporte ideas para organizar el menú semanal o que invite a los más pequeños a tomar nuevos alimentos de temporada.

En definitiva, una nueva forma de adquirir hábitos de alimentación saludable para todos.

Ya se han descargado e impreso algunos por lo que no es de extrañar que los encuentres en tu comercio habitual.

Si quieres recibir los siguientes calendarios en tu correo electrónico de manera gratuita, no dudes en enviar un correo a info@cristinatur.com donde responderé a la mayor brevedad.

Una nueva estrategia sin sentido llega a nuestra mesa.

A pesar de que los menores pueden ingerir AOVE sin contraindicaciones, cada vez son más las empresas del sector que se suman a crear una línea de sus aceites para ellos.

Esto no es nuevo. Otros sectores ya hace años que han creado una línea infantil de alimentos como»Mi primer yogur» o » Mi primera galleta».

Somos los propios profesionales Dietistas, Pediatras y Tecnólogos de los alimentos entre otros profesionales, quienes denunciamos y alertamos de este despropósito.

En resumen, no tenemos necesidad de pagar más por el mismo producto

Un AOVE que se precie debe tener unas características concretas y se recomiendan a cualquier edad.

De todos es sabido que el aceite de oliva virgen o virgen extra son los mejor aceptados en nuestra dieta por contener mayor porcentaje de vitamina E , polifenoles, antioxidantes y otros compuestos beneficiosos.

Con respecto al consumo de otro tipo de grasas, se recomienda a la población de manera constante el consumo de AOVE con moderación, en detrimento de mantecas o sebos y como alimento cardiosaludable.

No por nada se denomina Oro Líquido

Uno de los argumentos para calificar estos aceites «Infantiles» como más indicados es la suavidad de su sabor. 

Si bien son aceites elaborados con variedades de aceitunas con sabor suave como las arbequinas, no tienen que ser específicamente para niños.

Podemos encontrar muchos aceites suaves con el mismo rendimiento , teniendo presente aquellos niños o adultos que rechazan la variedad picual porque pica un poco más.

Aunque esto del sabor nada tiene que ver con la calidad siempre que sea un AOVE virgen o virgen extra bien prensado, envasado y manipulado, además de certificado por las autoridades sanitarias europeas como AECOSAN o la española AESAN.

«Confunde que digan que son aceites sólo para niños, con lo que das a entender que hay que comprar dos aceites en casa».

Según Miguel Ángel Lurueña, Doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, consultor y divulgador en declaraciones a los medios de comunicación:

«A pesar de que las empresas productoras afirman que estos productos son más adecuados para la infancia porque tienen más ácido oleico, la diferencia entre unos aceites y otros es mínima».

Los supuestos beneficios nutricionales de estos aceites para niños en comparación con los convencionales, tampoco convencen.

Desde el punto de vista de la nutrición no tiene ningún sentido ya que cualquier declaración nutricional sobre un producto que aparezca en un envase tiene que estar aprobada por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria.

A veces no se pone en el etiquetado de los envases, pero se lanzan informaciones confusas en las webs de estos productos, lo que hace que al final el consumidor final claudique.

Con la mejor intención y convencidos de estar dando lo mejor a nuestros niños, a veces nos dejamos llevar por la publicidad.

El mejor consejo, leer etiquetas y fijarse en lo que nos cuentan los organismos oficiales al respecto.

Valor añadido a nuestra mesa

Por sus muchas cualidades, este alimento introducido por los romanos en la península ibérica se convirtió rápidamente en uno de los vegetales favoritos entre la burguesía.

Espárragos Blancos

La diferencia entre el espárrago triguero y el blanco radica en la cantidad de luz solar que reciben.

Los primeros al aire libre reciben toda la luz del sol desde su nacimiento. A los segundos se les priva de ella cubriéndolos de tierra y recolectando cuando aún son brotes.

El periodo de maduración del espárrago triguero, con denominación de origen protegida en nuestro país (Espárrago de Navarra), hace que tenga propiedades diferentes y más acentuadas que su homónimo blanco.

No debemos pensar sólo en su bajo contenido calórico, aunque 100 gramos de espárragos crudos nos aportan 24 calorías.

Espárragos con gambas

El espárrago triguero contiene muchos más beneficios como poseer gran cantidad de vitaminas del grupo B, (B1, B2, B6), también vitamina A, C y E, por lo que resulta idóneo para mantener los radicales libres a raya, mejora el aspecto de nuestra piel y mantiene nuestras defensas altas.

En cuanto a minerales, es rico en potasio, calcio y magnesio por lo que ayuda a cuidar nuestra salud cardíaca, sin menospreciar su bajo contenido en Sodio como plus a nuestra salud vascular.

Por sus alto contenido en fibra se vuelve un alimento saciante y además tiene propiedades diuréticas, depurativas, antioxidantes.

Su sabor es apreciable en muchos tipos de preparaciones.

Podemos tomarlos a la plancha, hervidos, al vapor, las brasas o como guarnición.

Esparragados con ajo y especias, salteados, con papas guisadas, en tortilla francesa o como parte de una ensalada de frutas junto a fresas o frutos rojos y queso de cabra, lo que acentúa y cambia su sabor.

Quiche de Espárragos

Como siempre decimos, no por ser natural deja de ser peligroso en según qué casos.

Como alimento comestible, los espárragos no presentan toxicidad ni contraindicaciones importantes.

De hecho son bien tolerados entre aquellas personas que padecen migraña o enfermedades autoinmunes como lupus, esclerosis múltiple, artritis, psoriasis y otras.

Lo más habitual si se consumen en gran cantidad es que experimentemos un aumento de diuresis por su alto contenido en potasio.

Esto es importante que lo tengan en cuenta aquellas personas que toman medicamentos diuréticos o quienes padezcan alguna patología renal, para que moderen su consumo. Al igual que quienes padecen síndrome del intestino o colon irritable por su alto contenido en FODMAPs (Fructo oligosacáridos)

Crema de espárragos

Los espárragos no están contraindicados en embarazo o lactancia, de hecho son fuente de ácido fólico, vitamina A, Folatos y Calcio como ya mencionamos anteriormente. Lo que ocurre es que se desaconseja durante el periodo de lactancia, ya que puede modificar o cambiar levemente el sabor de la leche materna y hacerla poco apetecible al bebé.

Para saber más sobre este y otros alimentos no dudes en consultarnos.

La ONU ha declarado por primera vez este domingo, 10 de febrero, el «Día Mundial de las Legumbres», en una triple apuesta por la lucha contra el hambre, la salud y el medio ambiente.

Según el CAE, (Código alimentario Español) las legumbres se definen como las semillas secas, limpias, sanas y separadas de la vaina, procedentes de plantas de la familia de las leguminosas, de su uso corriente en el país y que resulta adecuada para la alimentación.

Son alimentos muy interesantes desde el punto de vista nutricional

Pertenecen a esta denominación nuestros garbanzos, lentejas, alubias o judías blancas, habas, guisantes o soja.

Las legumbres no deben faltar en nuestra dieta si queremos disfrutar de una salud de hierro. Además son fuente vegetal de proteínas y aminoácidos, en su mayoría con una alta concentración de nutrientes como:

Almidón: entre el 41 y el 50%

Proteínas: entre el 19 y el 23 %

Grasas: entre el 1.5 y el 5 %.

(Estos valores están referidos a los granos secos).

También son fuentes importantes de calcio y hierro y vitaminas del complejo B y Carotenos, además de almidón y proteínas en un porcentaje similar a las carnes.

No obstante, poseen un aminoácido limitante, la metionina, lo que disminuye el valor biológico de la proteína, que se corrige si acompañamos el consumo de legumbres con el de cereales y conseguir un “Alimento Completo”

La soja, legumbre apenas cultivada en nuestro país, tiene un interés especial.

En efecto, se han conseguido variedades de esta legumbre con un 30-40 % de riqueza proteica, y se está trabajando en mejorar su contenido en aminoácidos a través de la bioingeniería genética.

También es rica en lípidos, que se pueden extraer para obtener aceite de soja.

Fibra en las legumbres

La cubierta fibrosa de las legumbres está formada principalmente por celulosa y pectinas lo que les confiere la capacidad de generar meteorismo y flatulencias en el organismo

Esto no debe hacernos pensar en dejar de consumir o limitar su consumo, ya que ingiriendo legumbres junto a especias como el comino, o enjuagando varias veces, poniendo a remojo o adquiriéndolas ya sin piel,eliminamos esa posibilidad en parte.

Sin duda, las legumbres deben ser tenidas en cuenta por su importante contenido en fibra soluble.

Este tipo de fibra se caracteriza por estar formada por componentes que captan mucha agua y son capaces de formar geles ciertamente viscosos durante el proceso de digestión por lo que deberían ser tenidas en cuenta:

-Si quiere mantener su peso o bajarlo (provoca sensación de saciedad)

-Si padece diabetes (mantiene los niveles de glucosa en sangre evitando picos de glucemia   )

-Para regular los niveles altos de colesterol  (El gel formado por la fibra solubleatrapa el colesterol que se encuentra en el intestino evitando que éste pase al torrente sanguíneo)

Evita enfermedades

Lo ideal sería incluir cualquiera de nuestras legumbres de 2 a 3 veces por semana en sus distintas formas. Incrementando el consumo semanal de legumbres estaremos disminuyendo a la vez padecer enfermedades relacionadas con inflamación intestinal, diabetes tipo 2, obesidad entre otras.

Cocida, ensaladas, patés, aperitivo saludable…¿se animan?

Los aditivos alimentarios son cada vez más frecuentes y aceptados en nuestra alimentación habitual.

Estamos tan acostumbrados a disfrutar de los colores vivos de los alimentos envasados, que si vamos al mercado y encontramos cualquier verdura o fruta ecológica nos sorprendemos con que su color o texturas son menos agradables a nuestra vista

Los colorantes artificiales en los alimentos se utilizan desde antes del siglo XIX, originalmente se utilizaban pigmentos de extractos vegetales y posteriormente se comenzaron a usar pigmentos minerales.

Estos eran tóxicos, por ello comenzaron a sustituirse rápidamente cuando se obtuvieron pigmentos orgánicos de manera sintética a mediados del siglo XIX.

Fue entonces cuando el coloreado artificial de los alimentos ganó gran importancia en la industria.

A partir de Julio del 2010, la mayoría de los alimentos en la Unión Europea que contenían colorantes artificiales fueron etiquetados con un mensaje advirtiendo que “podría tener efectos adversos en la actividad y atención en niños.”

El gobierno británico también pidió a los fabricantes de alimentos que eliminaran la mayoría de los colorantes artificiales en el 2009 debido a problemas de salud.

EL PROBLEMA

El problema es que cada día, sin saberlo, estamos consumiendo más aditivos y muchas personas están reaccionando con dolores de cabeza, alergias, irritabilidad, etc.

Actualmente, se sabe que algunos colorantes artificiales pueden causar urticaria crónica o incluso asma entre las personas sensibles a sus componentes.

Este es el caso de la tartracina (E-102), colorante amarillo utilizado en pastelería, confitería, verduras enlatadas, productos pesqueros, helados, bebidas de naranja y aderezos para ensaladas, entre otros.

Se están estudiando los colorantes de forma exhaustiva para definir los posibles efectos dañinos sobre la salud; también se han reducido el número de colorantes utilizables, aunque existen variaciones de un país a otro.

La tendencia actual es limitar tanto los aditivos sintéticos, preferir los colorantes naturales y regresar a los ingredientes que antiguamente se usaban para colorear los alimentos como la ceniza, el azafrán, la cúrcuma, las moras o la clorofila.

Recomendaciones

Si presentas algún tipo de intolerancia o alergia a los colorantes, te recomendamos:

  • Limita el consumo de alimentos altamente procesados y revisar todas las etiquetas.
  • Basar la alimentación en alimentos frescos.
  • Aprende bien el nombre de los aditivos a los que eres intolerante. Algunos tienen varios nombres, por ejemplo la tartracina, también se conoce como FD&C Amarillo No. 5.
  • Los restaurantes de comida rápida y ultraprocesada son los que usan más este tipo de aditivo.

Por tanto, actúa con conciencia

Es el órgano más grande dentro del cuerpo. Ayuda a digerir los alimentos, almacenar energía y eliminar toxinas.

Hígado y Vesícula Biliar

La enfermedad por hígado graso es una condición en la que se acumula grasa en él.

Hay dos tipos principales:

  • Enfermedad del hígado graso NO alcohólico, donde existe inflamación y daños en las células del hígado, y grasa. Se relaciona directamente a obesidad y mala alimentación
  • Enfermedad del hígado graso por alcohol, también llamada esteatosis hepática alcohólica, relacionada a su alto consumo

Esta enfermedad afecta a casi el 25% de la población en el mundo y al 30% de los españoles
Los investigadores no conocen la causa del hígado graso, pero sí saben que es más común en personas que:

  • Tienen diabetes tipo 2 y prediabetes
  • Padecen obesidad
  • Son de mediana edad o mayores (aunque los niños también pueden sufrirla)
  • Tienen altos niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre
  • Tienen presión arterial alta
  • Han estado expuestos a algunas toxinas

Antes que necesite un trasplante de hígado, lo mejor es comenzar cambiando de hábitos de vida y alimentarios

A tener en cuenta:

Adelgazar,  Salud, Estilo De Vida
La obesidad es un factor importante en esta y otras enfermedades actuales
  • Consuma una dieta saludable abundante en frutas, verduras y granos integrales
  • Incluya alimentos con omega 3 como pescado azul ( 2 veces por semana) y nueces ( 4 o 5 diarias)
  • Vitamina E, vitamina C como antioxidantes para ralentizar el avance de la enfermedad. La puede encontrar en AOVE, aguacates, cítricos entre otros.
  • Antioxidantes. Alimentos como espárragos, brócoli, berros, col, ajo y cebollas son fuente de glotation. Este compuesto es un potente antioxidante que protege las células hepáticas 
  • Probióticos. Tomar todos los días yogur desnatado, kefir, vegetales fermentados como chucrut o el miso reducen la acumulación de grasa en el hígado.

Otras medidas

Hacer ejercicio a diario, beber suficiente agua a lo largo del día y evitar contaminar nuestro organismo con cualquier tóxico ( alcohol, tabaco, contaminación, estrés)

El hígado graso no alcóloco agrava otras enfermedades que padece la persona y provoca la aparición de nuevas patologías.

Es para tomarlo en serio.

Si sospecha o padece la enfermedad, no dude en consultar con su Dietista para empezar a tomar estas y otras sencillas medidas al respecto.

Su composición química es muy compleja: va mucho más allá de la cafeína en sí misma.

Se conoce como café a los granos obtenidos de la planta perenne tropical (cafetos), perteneciente a la familia de las Rubiáceas (Rubiaceae), con alrededor de 500 géneros y más de 6000 especies, la mayoría árboles y arbustos. 

Por resumir el proceso, los granos de dichas plantas son recolectados, tostados, molidos y usados principalmente para tomar como una infusión.

Esos granos según cuenta la leyenda fueron descubiertos en Etiopía por un pastor que observó cómo su rebaño al ingerir estas misteriosas bayas les producían un comportamiento extraño.

Hoy, se reconocen 103 especies, sin embargo, sólo dos son responsables del 99% del comercio mundial: Coffea arabica y Coffea canephora, originarias de África y Madagascar.

Es la segunda mercancía más comercializada del mundo tras el petróleo.

Al año se beben unas 400.000 millones de tazas de café; se estima que la cifra de personas que viven de su cultivo es cercana a los 125 millones y se producen unos 100 millones de bolsas al año.

Más que su origen nos importa su futuro. Cada vez son más las personas que evitan su consumo por padecer cierto tipo de patologías o intentar evitarlas.

Tomar un café de forma ocasional, dentro de una alimentación equilibrada, saludable y adaptada a nuestras necesidades, en ningún caso nos va a perjudicar.

Según la variedad del cafeto puede ser:

Arábica:

  • Es originaria de Etiopía.
  • Supone ¾ de la producción actual de café.
  • Tiene un sabor más delicado y aroma más intenso.
  • Entre los países productores de café arábico destacan: Brasil, Camerún, Colombia y Costa Rica, entre otros.

Robusta:

  • La robusta crece con mayor rapidez que la arábica y más vigorosa (de ahí su nombre de “robusta”), resiste mejor a las enfermedades y su rendimiento es más elevado.
  • Tiene un sabor más fuerte y suele ser empleado para mezclar con otros cafés.
  • Los países productores más importantes son Costa de Marfil, Angola y Zaire.

-Natural:

  • Se obtiene mediante el tueste de los granos de café por el sistema de “tueste directo” a una temperatura entre los 200 y 220º C y en constante movimiento. 

-Torrefacto:

  • Se obtiene mediante el tueste de granos de café con azúcar.
  • Obtenemos un color más oscuro, más cuerpo y con un sabor más fuerte.

El café que se toma habitualmente es una mezcla entre ambos.

El interés principal que despierta esta bebida, radica en que contienen numerosos compuestos bioactivos que no están presentes en otras bebidas con cafeína, como los «refrescos» o las bebidas energéticas.

Como siempre decimos, en la cantidad está el veneno.

El problema está en que tomar un café se asocia culturalmente a la presencia de otro tipo de alimentos o ingredientes menos interesantes a nivel nutricional.

Esto puede revertir las propiedades saludables de un café solo.

Como ya sabemos, un café azucarado, un helado de café o un postre con sabor a café no son, en absoluto, aconsejables para mejorar la salud.

Por tanto, aprendamos a disfrutar de su sabor sin añadir más que una buena conversación o lectura.

Como información nutricional, 100 gramos de café infusionado:

  • 2 Kcal
  • 0.18 g de grasas
  • 0.12 gramos de proteína total
  • 97.8 gramos de agua humedad

La vitamina K fue descubierta por el bioquímico danés Carl Peter Henrik Dam, ganador del premio nobel en 1943. La denominó “K” por la palabra Koagulation en danés, cuya traducción al castellano es coagulación.

Para descubrir los efectos de esta sustancia realizó investigaciones con pollos, en 1929, administrándoles diferentes tipos de alimentos. Pudo comprobar que ante la falta de ciertos nutrientes se producía en dichos animales hemorragias con frecuencia.

Logró aislar el componente a partir de la alfalfa, en 1939.

No se conoce con precisión el contenido de la vitamina K en los alimentos, pero se sabe que una pequeña cantidad se halla en verduras de hoja, tomates, coles y algunas frutas.

Otra fuente importante es la flora bacteriana intestinal. Sin embargo, no se sabe con certeza en que medida se utilizan estas sustancias sintetizadas por nuestros microorganismos intestinales.

  • Vegetales de hoja verde, coles, repollo, coliflor, espinacas, té y soja.
  • Brócoli, cebolletas, espárragos e incluso perejil, son otras opciones verdes.
  • Entre las frutas, aunque en menor cantidad, la aportan la manzana verde, ciruelas secas, los arándanos y las uvas.
  • Hígado de cerdo.
  • Cereales, patatas, tomate.
  • Mantequilla, quesos.
  • Salmón, camarones cocidos o atún en aceite de oliva.
  • Anacardos, nueces y piñones.
  • Aceite de soja

Es importante tener en cuenta que su ausencia provocaría que la sangre no coagularse y con esto a la aparición de moratones y problemas de sangrado, debido a la dificultad que encuentra la sangre a su paso por las arterias.

La vitamina K colabora en la síntesis ósea y ayuda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, por lo que resulta interesante su consumo para quienes quieran mejorar su salud vascular y deberán tener precaución aquellas personas que estén bajo tratamiento médico con anticoagulantes. 

El Glutamato monosódico es una sal utilizada como potenciador del sabor en muchos alimentos, en los cuales lo podemos ver como aditivo E-621, y también, puede denominarse como GMS, sal china o umami.

A nivel orgánico es un aminoácido con funciones muy diferentes: en el páncreas, modula la actividad de las células beta pancreáticas responsables de la producción de insulina, mientras que en el cerebro es el principal neurotransmisor excitador.

El problema

Se ha sugerido que personas con obesidad muestran un umbral más elevado en la percepción del llamado quinto sabor o  umami, lo que podría influir en el consumo de más alimentos con glutamato monosódico o MSG.

Y es que este compuesto no genera sensación de saciedad, a la vez que potencia los sabores y percepciones sensoriales.

La EFSA, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (por sus siglas en inglés) ha publicado su opinión a raíz de la revaluación de los niveles de ácido glutámico (E 620) y sus sales derivadas:

El glutamato sódico (E 621), potásico (E 622), cálcico (E 623), amónico (E 624) y magnésico (E 625). Generalmente se les conoce como glutamatos y su uso está autorizado por la Unión Europea. La cantidad diaria de consumo recomendado se ha fijado en 30 mg por kilo de peso corporal.

Con esto de llega a la conclusión de que consumimos más de lo recomendado y por esto, han solicitado revisar los límites máximos para estos aditivos alimentarios como productos de pastelería fina, sopas y caldos, salsas, carne y productos cárnicos, entre otros.

Lo Contiene

Es un condimento alimenticio muy utilizado en la comida asiática y de forma general, cada vez más frecuente en industria alimentaria.

En su forma natural, es un aminoácido no esencial, que se encuentra en alimentos como la patatas, el tomate, queso, carnes, champiñones o espinacas.

Algunas cadenas de comida rápida ya lo han eliminado de sus menús e incluso hay quienes abogan por su prohibición, aunque existe una gran variedad de alimentos que lo incluyen de forma artificial entre sus ingredientes, como:

1. SALSA DE SOJA: contiene glutamato además de otros aditivos como colorantes de caramelo.

2. QUESOS: Parmesano, roquefort y cheddar.

3. CARNES: Jamón serrano, los embutidos curados o el caldo de carne también tienen este ingrediente.

4. PESCADOS Y MARISCOS: Anchoas, sardinas, bonito, atún, gambas, calamares, ostras o almejas.

5. ZUMO DE UVA: También tiene entre sus ingredientes este aditivo que potencia el sabor y lo hace atractivo al paladar.

6. ALIMENTOS PROCESADOS : Pizzas congeladas, patatar fritas,sopas de sobre

Posibles reacciones

Durante décadas se ha empleado como aditivo alimenticio, cuyo consumo puede ocasionar en algunas personas:

 

  • Dolor de cabeza
  • Sofoco
  • Transpiración
  • Presión o tensión facial
  • Entumecimiento, hormigueo o ardor en el rostro, el cuello y otras áreas
  • Latidos rápidos con palpitaciones cardíacas
  • Dolor en el pecho
  • Náuseas
  • Debilidad

No se han encontrado pruebas concluyentes de la relación entre el glutamato monosódico y estos síntomas, aunque un pequeño porcentaje de personas puede tener reacciones leves a corto plazo,que no requieren tratamiento.

La única manera de evitar una reacción es no consumir alimentos que contengan glutamato monosódico.

Las soluciones

Si quieres evitar en lo posible el consumo de glutamato monosódico, es conveniente seguir ciertas pautas como leer los ingredientes en las etiquetas, evitar la comida rápida o adquirir productos untraprocesados y abusar de los frescos es de momento la mejor opción.

Referencias

http://www.efsa.europa.eu/