Se definirá dislipemia o hiperlipidemia como la alteración de lípidos en sangre.

Consiste en la presencia de altos niveles de colesterol, triglicéridos o ambos a la vez, en el organismo. 

Los lípidos cumplen funciones esenciales e importantes, por ejemplo en el sistema hormonal.
El problema aparece cuando comienzan a acumularse

Un nivel alto se asocia al desarrollo de enfermedades crónicas y degenerativas, responsables de la  disminución del tiempo y calidad de vida de las personas que las padecen

Obesidad, hipertensión, diabetes mellitus, infarto agudo de miocardio o eventos vasculares cerebrales son cada vez más habituales

Los azúcares también cuentan

Curiosamente no pensamos en los hidratos de carbono simples o azúcares cuando hablamos de este tipo de enfermedades y créanme cuando les digo que tienen mucho que ver con ellas.

Tanto las grasas que consumimos como los 
azúcares”  nos sirven como fuente de energía.

En ambos casos, aquellas que no se utilizan a lo largo del día, se irán acumulando en los depósitos de grasa del organismo para ser utilizadas en caso de necesidad. 

El estilo de vida actual hace difícil que este equilibrio entre energía consumida y gastada se lleve a cabo de manera natural, por lo que la ecuación irá a favor de la acumulación y como resultado obtendremos sobrepeso.

La solución está en nuestras manos

Debemos cuidar todos los aspectos de nuestra alimentación además de seguir unas pautas sencillas y asequibles en el estilo de vida como:

  • Llevar una dieta adecuada a nuestras necesidades en las que se incluyan grasas saludables procedentes de carnes magras, pequeños pescados azules o  frutos secos
  • Hidratos de carbono procedentes de cereales integrales
  • Proteínas de alto valor biológico procedentes del huevo además de otras proteínas de calidad
  • Evitar el alcohol y el tabaco 
  • Hacer ejercicio diario moderado

El objetivo principal es bajar, a niveles normales, la concentración de ellos en sangre y evitar la multitud de problemas asociados que podrían afectarnos. 

Por tanto dediquemos un poco más de tiempo a nuestra alimentación, uno de los principales factores que condicionan nuestra salud.

“Para los que se culpan a sí mismos. Incluso cuando tienen éxito piensan que lo podrían haber hecho mejor, y nunca se contentan con sus esfuerzos o los resultados. Son muy trabajadores y sufren mucho de las culpas que se atribuyen a sí mismos. A veces si hay algún error es debido a otros, pero se atribuirán la responsabilidad incluso por eso”.

– Los Doce Curadores y Otros Remedios

Pine está relacionado con la capacidad de arrepentimiento y perdón. Necesitaremos esta esencia cuando nos aferramos obstinadamente a nuestra culpa.

Puede tratarse de un sentimiento de culpa provocado por un hecho reciente, porque olvidamos cerrar una ventana y la cotorra se escapó, o puede tratarse de sentimientos de culpa muy remotos, arquetipicos, inconscientes. Junto con Holly, Pine es quizá uno de los estados anímicos humanos más existenciales, y no siempre es fácil de reconocer en otras personas.

Otro rasgo típico del estado Pine es cargar con la culpa por los errores de otras personas, pues se consideran copartícipes en la responsabilidad.

Para más información sobre esta y otras esencias no dude en pedir su cita previa.

         
La Sanación de Útero consiste en la sanación y activación de tres centros en el cuerpo de la mujer llamados Estrella, Cáliz y Caldero, equilibrando el flujo de energía entre ellos:
  • En el primero, la energía de la Sanación de Útero ayuda al ciclo hormonal y abre la conciencia espiritual de la receptora
  • En el segundo, sana el corazón y las cuestiones de amor, de cuidado, del dar y recibir amor
  • El tercero por su parte trabaja en los problemas físicos y los patrones emocionales femeninos.
     
    mujer árbolEn particular, la energía trabaja en los cuatro arquetipos femeninos del ciclo menstrual y nuestra aceptación de sus energías y su presencia, en cualquier edad. Desde que somos niñas hasta que hemos superado la menopausia.
    Una Sanación de Útero puede traer entre otros muchos beneficios, equilibrio a un ciclo menstrual molesto o ”enojado” y la estabilidad a nuestro sentido de quienes somos, y conducirnos a la totalidad si ya no tenemos el ciclo.
    Cuando la mujer inicia el camino hacia el despertar, puede pasar por varias fases en las que se van activando las capacidades, dones o sentimientos contradictorios que no sabe expresar.. En este proceso de cambio, el trabajar con arquetipos, o imágenes de las diosas la puede ayudar.

    El útero femenino es nuestro “Centro energético corporal”. Es el hogar de nuestra alma, nuestro emponderamiento nace en él y nos transforma. La manera en la que percibimos nuestro entorno está afectada directamente por la energía uterina. Emociones, pensamientos, espiritualidad, sensualidad, todo está afectado por su energía

    “Esté donde esté en el mundo, soy mujer”