Entradas

Llegados a este punto, sobra decir que la temporada escolar trae consigo algo más que los gastos habituales en libros, uniformes, mochilas o fotocopias. Nuestro organismo comienza una nueva etapa tras el periodo vacacional y con ello un gasto extra. El gasto energético.

Al igual que de nada nos sirve darnos un atracón de información un día antes de un examen, de nada nos sirve una dieta rica en alimentos ultraprocesados, si de veras queremos rendir bien y obtener mejores calificaciones.

Hasta en ese sentido nos ayuda la alimentación. Es por tanto fundamental, basarnos siempre en alimentos saludables, sostenibles y cuyo balance energético está en concordancia con nuestra edad y condición física o hábitos de vida saludables.

Cuando necesitamos rendir mejor a nivel académico, debemos igualmente basarnos en alimentos de primera gama, frescos y más biodisponibles según nuestras circunstancias. No valen expresiones como “No tengo tiempo” o “no sé cocinar” .

Si tenemos en cuenta algunos alimentos que encontramos habitualmente en nuestros mercados, tendremos la mitad del camino recorrido. La otra mitad dependerá del entorno de estudio y los hábitos adquiridos para ello.

Por tanto vaya esta semana una lista de alimentos indispensables para todas aquellas personas que van a dedicar los próximos meses al noble arte del estudio, des cual sea su edad o asignatura.

A.-Los llamados “pescados azules” (entre los que se incluyen el salmón, el atún o el jurel, entre otros) tienen una buena cantidad de ácidos grasos omega 3.

Estos aceites naturales son benéficos para el sistema nervioso central porque lo refuerzan en los adultos y lo desarrollan en los niños.

  • Para aprovechar las bondades del omega 3 debemos consumir el pescado a la plancha, al vapor o al horno.
  • Acompáñalo con una buena ensalada fresca o un rico puré de patatas.

B.- Aguacate. Este rico fruto de color verde que se usa para salsas o como reemplazo de la mayonesa tiene grasas monoinsaturadas (otras de las beneficiosas) que ayudan en la concentración y la memoria.

El aguacate  mejora la comunicación neuronal y también la circulación sanguínea porque ayuda a limpiar las arterias y con ello oxigenar nuestro organismo.

C.- Cereales integrales El pan y los cereales de grano entero tienen un aminoácido llamado L-triptófano el cual es absorbido por el cerebro para poder producir serotonina. Este neurotransmisor induce a la relajación y colabora para que los niveles de estrés no se vayan por las nubes y puedas concentrarte mejor en lo que estás haciendo.

D.- Frutos secos. Nueces, almendras y cacahuetes aportan una gran cantidad de ácidos grasos omega 3

Los frutos secos además protegen las arterias y las venas, ayudan en la protección de los vasos sanguíneos y permiten la correcta circulación y oxigenación del organismo.Recuerda tomarlos únicamente crudos o tostados para un mejor aprovechamiento.

E.- Arándanos y plátanos

  • -Los arádanos contienen una buena dosis de antioxidantes que activan las enzimas del cerebro y mejoran la memoria y la concentración. A mitad de la mañana puedes comer media taza de este rico fruto mezclado con yogur natural para disfrutar de los beneficios de ambos alimentos.
  • -El plátano por su parte es una fruta deliciosa, saciante y que puede estar presente en cientos de preparaciones. El plátano tiene mucho potasio, así como también vitamina C, magnesio y fibra. Por ello se lo considera un alimento perfecto para mejorar las funciones cerebrales (sobre todo la memoria). Además aporta vitamina B6, que ayuda en la producción de varios neurotransmisores relacionados a la concentración (dopamina, norepinefrina y serotonina).

No olvides mantener una correcta hidratacion a lo largo del día bebiendo agua en cantidades adecuadas y descansar un mínimo de horas diario para conseguir el objetivo final y que no nos quede ninguna asignatura pendiente.

¿Empezamos?

 

 

Incluir alimentos con Vitamina C en nuestra alimentación diaria sería un acierto de pleno ya que su carencia conduce a una sensación de fatiga y un sentimiento de tristeza. La dosis mínima diaria es de 80 miligramos para una persona adulta, el equivalente a comer dos naranjas cada día.

No hay que esperar a que llegue el invierno para acordarnos de las naranjas. Los antioxidantes y las vitaminas las necesitamos incluir cada día en nuestra alimentación, a través de alimentos de calidad.

La vitamina C evita en nuestro organismo no sólo un simple resfriado, también la aparición de inflamación dolorosa de las articulaciones, salud precaria, mala nutrición, escorbuto, irritabilidad, problemas de piel, debilidad general, ritmo cardíaco irregular, respiración agitada, reducción de hemoglobina y de las secreciones glandulares de adrenalina, cataratas y hemorragias entre otras muchas enfermedades.

Esta vitamina es fácilmente destruida por el calor, la cocción, la baja temperatura y la oxidación. Nuestro cuerpo no la acumula, por lo que debemos de ingerir a diario alimentos que la contengan.

Los alimentos en no pueden faltar en nuestra despensa son

-Limón, naranja, cebolla, ajo, acerola, aguacate, albaricoque, arándano, cereza, ciruela, chirimoya, dátil, escaramujo, espino albar, frambuesa, fresa, granada, grosella, guayaba, higo, kiwi, mandarina, mango, manzana, melocotón, melón, membrillo, mora, nectarina, níspero, pera, piña, plátano, pomelo, sandía, saúco, uva, zarzamora.

-Almendra, altramuz, anacardo, avellana, cacahuete, castaña, coco, nuez, pistacho

-Acelga, ajo, alcachofa, apio, berenjena, berro de jardín, boniato, brécol, calabacín, calabaza, cebolla, cebollino, col china, col de Bruselas, col fermentada, coliflor, colinabo, col lombarda, col repollo, col rizada, diente de león, endibia, escarola, espárrago, espinaca, guisante, hinojo, judía verde, lechuga, llantén, maíz, mastuerzo, nabo, patata, pepino, perejil, pimiento, puerro  (bulbo), rabanito, remolacha blanca, ruibardo, tomate, verdolaga, zanahoria, garbanzo, guisante amarillo, judía blanca, soja, champiñón.

Incluidos en una alimentación saludable aportarán no sólo vitamina C, también otros nutrientes de los que están compuestos todos y cada uno de ellos, haciendo en su conjunto que mejore nuestra ingesta diaria y por extensión también nuestro bienestar. Por otra parte, si aumentamos el consumo de alimentos saludables, no dejaremos espacio a los productos ultraprocesados, lo cual no es una mala idea si queremos dar un paso más para dar cambios saludables y económicos en nuestra alimentación.

 

El conocimiento sobre las plantas y sus efectos curativos se acumuló durante milenios y posteriormente pasó a ser parte importante de sistemas y tradiciones curativas como el ayurveda en la India, la medicina tradicional china, las tradiciones curativas de los indios norteamericanos, la alquimia árabe o la espargiria.

La cantidad de plantas con propiedades curativas es tal que nadie puede dominar la totalidad del conocimiento de esta materia. Los sanadores tradicionales de numerosas culturas por lo general conocen los usos de cientos de plantas oriundas de su país o región, pero no conocen las plantas oriundas de otras regiones.

De cualquier modo, en nuestros días quedan pocos de estos sanadores tradicionales por lo que el conocimiento profundo de las propiedades
curativas de muchas plantas corre el riesgo de perderse, por lo que animamos a que investiguen sobre las plantas de su entorno y sus virtudes e inconvenientes

La planta medicinal de la que hablamos este mes es además uno de los mejores alimentos que podemos ingerir.

Arándano (Vaccinum mirtillus)

Varios estudios han demostrado que el fruto del arándano tiene la capacidad de proteger y fortalecer las paredes de los pequeños vasos sanguíneos conocidos como capilares. Esto lo hace útil en el tratamiento y la prevención de venas varicosas, flebitis y hemorroides, al igual que en la prevención de problemas de la visión causados por la ruptura de pequeños vasos sanguíneos en los ojos.

Durante la segunda guerra mundial algunos pilotos de la fuerza aérea británica que tenían que volar en misiones nocturnas notaron que cuando consumían una jalea hecha a base de arándano su visión mejoraba. Posteriormente se ha comprobado este y otros efectos del arándano sobre la visión. Un efecto que ha recibido mucha atención en años recientes es el de ayudar a prevenir la pérdida de visión a causa de la degeneración de la retina que se produce con gran frecuencia en personas de edades avanzadas.

En otros estudios se ha encontrado que la combinación de arándano con vitamina E es muy eficaz para prevenir y para frenar el avance de las cataratas.

El arándano contiene además unas sustancias conocidas como antocianidinas que ayudan a fortalecer el colágeno. El colágeno es una
proteína que es parte importante de los ligamentos, tendones y el cartílago.

Las antocianidinas también combaten los estados inflamatorios y tienen
importantes propiedades antioxidantes. Estas propiedades hacen al arándano útil en el tratamiento de enfermedades inflamatorias de las
articulaciones y de las encías.

Las hojas del arándano contienen sustancias que reducen el contenido de glucosa en la sangre por lo que productos derivados de estas son usadas por
personas diabéticas para reducir su necesidad de medicamentos orales o de  insulina. Sin embargo algunos naturópatas e investigadores
señalan que este efecto de las hojas de arándano solo se consigue interfiriendo con un proceso normal del hígado por lo que no es recomendable su uso durante tiempo prolongado.

El consumo del fruto del arándano, por el contrario, sí es recomendable por su efecto protector sobre los capilares que es de inestimable ayuda para prevenir muchas de las complicaciones de la diabetes.

Cuando trabajamos con plantas debemos ser consciente de que esas sustancias y compuestos pueden ser igual de beneficiosos que perjudiciales en según que casos, por lo que siempre será mejor consultar al naturópata antes de usar cualquier planta sólo por recomendación u oídas de algún conocido.

La virtud benéfica de las plantas, reconocida y apreciada desde que la humanidad existe, se debe a sus compuestos químicos. Las sustancias de que se componen cada una de ellas y que gracias al entorno que las rodean pueden ser más o menos acentuadas les dan sus múltiples y reconocidas propiedades.

Cuando trabajamos con plantas debemos ser consciente de que esas sustancias y compuestos pueden ser igual de beneficiosos que perjudiciales en según que casos, por lo que siempre será mejor consultar al naturópata antes de usar cualquier planta sólo por recomendación u oídas de algún conocido.

Astrágalo (Astragalus membranaceus)

La raíz de esta planta perenne oriunda de la China contiene unas sustancias conocidas como polisacáridos que al parecer estimulan el sistema inmunitario, promueven la regeneración de los tejidos, aumentan la energía, aceleran el metabolismo y fortalecen el organismo.

Algunos estudios indican que el astrágalo o flor de loto, estimula la producción del compuesto antiviral presente en la sangre conocido como interferón y que ayuda a restablecer la producción de células rojas sanguíneas, proceso que se lleva a cabo en la médula ósea.

En un estudio llevado a cabo en China con personas se encontró que inyecciones de astrágalo durante un periodo de tres a cuatro meses
incrementaron no sólo la producción de interferón sino de otras células del sistema inmunitario.

El astrágalo ha sido usado en el tratamiento de infecciones virales, pulmonía, SIDA, anormalidades en la sangre, debilidad y cansancio crónicos. También se ha sugerido que posee un efecto normalizador de las arritmias cardiacas.

Como usar el Astrágalo

El astrágalo se consigue en forma de te ya preparado, raíz seca, cápsulas y extracto líquido. Para preparar un te se puede hervir durante 15 o 20
minutos una onza de raíz de astrágalo en una taza de agua.

Un método empleado en la China consiste en combinar unas parte de miel con cuatro partes de raíz seca y un poco de agua. Se calienta esta mezcla a fuego bajo en un sarten hasta que el agua se evapore y la raíz tome un tono ligeramente marrón.

Precauciones

Algunos naturópatas no recomendamos su uso cuando hay fiebre presente.

Tenga en cuenta lo que siempre comentamos, no por ser natural deja de ser en ocasiones peligroso. Mejor consultar siempre con su naturópata de confianza.

Desde el principio de los tiempos, las tisanas se han utilizado para tratar todo tipo de malestar o desequilibrio en el organismo. Desde los más antiguos curanderos a los más modernos especialistas

Es muy sencillo prepararse una tisana si se conocen exactamente las propiedades de cada una de las plantas que podemos usar. Sobre todo teniendo en cuenta que no por ser natural deja de tener sus inconvenientes en según que casos. Las plantas las empleamos no como remedio , sino como estimulantes, tónicos, calmantes …

La virtud benéfica de las plantas, reconocida y apreciada desde que la humanidad existe, se debe a sus compuestos químicos. las sustancias de que se componen cada una de ellas y que gracias al entorno que las rodean pueden ser más o menos acentuadas.

Sustancias estimulantes, calmantes, disolventes, purificadoras o de naturaleza poco definida que favorecen o retrasan reacciones en nuestro organismo como la muy conocida árnica.

Árnica (Árnica montana)

Esta es una planta que crece principalmente en Europa, El sur de Rusia y Asia central.

Sus flores amarillas brillantes contienen numerosas sustancias antiinflamatorias, analgésicas y anestésicas.

Esta planta ha probado ser efectiva en casos de golpes, contusiones y dislocaciones, dolores reumáticos, e inflamación de la piel. Antiguamente se utilizaba internamente en casos de catarro común, bronquitis, tos y dolor de garganta. Sin embargo, aunque posee propiedades que la hacen efectiva en estos casos su uso interno presenta riesgos de arritmia cardiaca, y fuerte irritación del tracto digestivo. Por esta razón en la actualidad sólo se
recomienda su uso externo.

El Árnica provoca un incremento en el flujo sanguíneo al área en que se aplica. Su uso inmediatamente después de haber sufrido un golpe o
contusión ayuda a evitar la aparición de moretones. En Europa ha sido empleada exitosamente durante muchos años aplicándola sobre la piel para
aliviar el dolor y la inflamación de golpes y torceduras. El Árnica se consigue en forma de aceite, ungüento y crema.

En cualquiera de estas formas puede aplicarse sobre la piel de dos a tres veces por día.

Precauciones

Esta es una planta segura cuando se usa de la forma recomendada. Sin embargo, nunca debe aplicarse sobre heridas abiertas o en áreas donde la la
piel no está presente. NO debe usarse internamente excepto en el caso de remedios homeopáticos que por su propia naturaleza son extremadamente
diluidos. Cuando se aplica en exceso durante mucho tiempo puede causar escozor, y úlceras en la piel.

No existe “una” arcilla, sino “arcillas” cuyas diferencias estructurales son considerables. Son compuestos complejos de diversas sustancias minerales al igual que sus efectos biológicos.

Las arcillas son rocas sedimentarias provenientes de la erosión lenta de los granitos. Su componente principal es un silicato de alúmina hidratado. Las arcillas llegan a humedecerse con facilidad y forman pastas impermeables y plásticas, que al secarse se contraen y agrietan. El silicato de alúmina hidratado casi nunca se presenta solo en la naturaleza; de ahí que el color de la arcilla varía en función de lo que lleve mezclado y en proporciones variables. Sus colores van desde el pardo al rojizo, pasando por la gama de los amarillos, ocres y verdes. El caolín es de color blanco.

La arcilla permanece activa en condiciones normales, cuando la elevación de la temperatura ha sido demasiado alta pierde gran parte de sus propiedades, puesto que se queda inerte. Por tanto hay que evitar todo calentamiento directo, todas tienen más o menos las mismas cualidades, pero en proporciones a veces muy diferentes. Esto explica que una arcilla pueda resultar particularmente eficaz para una persona y no para otra. Por tanto lo ideal es adecuar el tipo de arcilla a la persona

Las variedades de arcilla que recomiendo para uso externo, las diversas montmorillonitas (sódica, cálcica, hectórica sódica).  Podemos encontrarla en tonos verde o gris. Sirve para purificar los aceites vegetales y las materias grasas.

Muy rica en magnesio. Contiene silicio, óxido de hierro, óxido de aluminio, óxido de manganeso, cal, óxido de magnesio, potasio, sosa, óxido de titanio y fosfatos. Su capacidad de absorción y su pureza le convierten en una arcilla de cualidades excepcionales, muy superiores a la arcilla verde ordinaria. Es a la vez desintoxicante, remineralizante y absorbente.

En dolores articulares podemos preparar un bol con 5 cucharadas soperas de arcilla verde o blanca y añadir agua tibia mientras mezclamos bien hasta que forme una pasta y aplicar sobre la zona dolorosa o inflamada una capa generosa. retiramos pasados 20 minutos con agua tibia y terminamos con agua fría. Puede añadir a la arcilla 10 a 20 gotas de aceite esencial de tomillo o hisopo para aumentar el efecto.

Otra opción es darse a diario un baño caliente con una o dos cucharadas soperas de arcilla y 20 gotas de tomillo o hisopo.

 

Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Estos realizan diversas funciones importantes para nuestro organismo aunque su exceso puede aumentar el riesgo de padecer algunas enfermedades coronarias, diabetes tipo II, problemas en hígado o riñones…

Un simple análisis de sangre mide su nivel de triglicéridos en sangre. Se establece que los niveles normales están por debajo de 150 y superiores a 200 se consideran altos.

Existen distintos factores que pueden elevar el nivel de triglicéridos:

  • Tener sobrepeso
  • Falta de actividad física
  • Fumar
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Dieta muy alta en carbohidratos
  • Ciertas enfermedades y medicamentos
  • Algunos trastornos genéticos

Una dieta baja en grasas , productos ultraprocesados , carbohidratos refinados y rica en alimentos con omega 3, frutas , verduras, además de realizar ejercicio físico con regularidad son los mejores aliados para mantenerlos a raya.

Algunos alimentos que nos ayudan en nuestro objetivo son:

El aceite de oliva virgen extra, sésamo o lino.

Los frutos secos tostados o crudos como nueces o almendras.

El aguacate y los cítricos como naranjas, limón o pomelo..

Los cereales integrales y sus derivados.

Verduras como espinacas, acelgas, brócoli, berros, rúcula.

Pescado azul como salmón, caballa o sardina.

 

 

 

Protones, neutrones, iones…los átomos de los que está compuesta cualquier materia viva están en constante movimiento. Las lámparas de sal emiten iones negativos lo que hace que se equilibre la energía liberada en nuestro entorno y que equilibran la gran carga de iones positivos y cargas electromagnéticas a las que estamos expuestos diariamente y que se generan de manera natural o por los diferentes aparatos electrónicos que nos rodean.

Una de las características más conocidas de estas es su increíble poder para neutralizar partículas de polvo y otros contaminantes habituales en nuestro hogar o lugar de trabajo. Es parecido a dar un paseo por la playa, montaña.

Atraen a las moléculas de agua del ambiente y las absorben, y con ello las partículas extrañas que pudieran contener.

Incluso las personas con algún tipo de alergia notan los beneficios de respirar un aire más libre de partículas. Si te sientes cansada prueba a mantener encendida una lampara o portavelas de sal del Himalaya. En el espacio de unas semanas comenzarás a notar la diferencia. De hecho un aire menos ionizado positivamente gracias a las lámparas también nos ayuda a mejorar la calidad del sueño y la concentración.

Para mantenerlas en perfecto estado, necesitan una serie de cuidados.

  • Mantener la lámpara encendida el mayor tiempo posible para que se generen los iones negativos y no acumule humedad.
  • No colocar lámparas de sal cerca de fuentes de vapor como lavavajillas, lavadora, o en el baño. La sal puede fundirse con la exposición prolongada a humedad alta, por eso algunas lámparas pueden expulsar agua.
  • Es importante tener la lámpara limpia de polvo. De vez en cuando la limpiaremos con un paño suave.
  • Hay que tener cuidado de que las lámparas no estén al alcance de los niños/as debido a su alto peso, al manipularlas podrían sufrir algún daño o golpe.

Estas lámparas se pueden encontrar en herbolarios y tiendas especializadas y varían su peso según su tamaño. desde luego, es un buen y saludable regalo.

En días de exceso gastronómico, nuestros sistema digestivo nos pide descanso y nuestros sistema inmune una ayuda. Es por ello que el artículo de esta semana va dedicado a comenzar a cumplir los propósitos del año nuevo y de paso intentar dar un merecido descanso y buen trato a nuestro organismo.

Según informan desde el Colegio de Dietistas Nutricionistas de Andalucía ( CODINAN ) es importante tener en cuenta los siguientes aspectos antes de acudir a las copiosas cenas de estos días:

Realizar al menos 5 comidas ligeras diarias para evitar llegar con demasiada hambre a las comidas principales, sin saltase alguna en los días previos o posteriores a las más importantes celebraciones

-Elegir bien el menú y los ingredientes de calidad para elaborarlos, teniendo en cuenta las raciones justas para que sobre la menor cantidad posible, Intentaremos que la dieta y menús en estos días sean variados, saludables, equilibrados y sostenibles

Intentar en la medida de lo posible que los postres sean caseros y preparados con ingredientes naturales teniendo en cuenta que debe predominar  la fruta en detrimento de los dulces.

En la mesa no puede faltar una jarra de agua con unas rodajas de cítricos en su interior, además de decorar la mesa servirá para que nuestros comensales no abusen del resto de bebidas típicas en estos días

-Apartarnos en nuestro plato la ración que vayamos a consumir de los distintos entrantes propuestos

Caminar para hacer nuestras compras y visitas a familiares. Incrementar el ejercicio y la distracción diarias y contrarrestar los posibles excesos.

Descansar más y dormir al menos las horas que nuestro cuerpo necesita. Un buen descanso nos asegura mayor bienestar.

Hidratarse de manera adecuada y consciente, teniendo presente que el agua es la única bebida que realmente nos hidrata y ayuda al metabolismo de los alimentos ingeridos. Se puede incluir un extra a base de zumos naturales ricos en vitamina C  y antioxidantes e infusiones para aliviar la posible pesadez digestiva.

Consejos sencillos que nos hacen estos días más llevaderos.

¡ Feliz año nuevo familia !