Entradas

Aunque se conocen más de 100 tipos diferentes de dolor de cabeza, en términos generales se pueden clasificar en dos grupos: Cefalea Tensional y Migraña

En cualquier etapa de nuestra vida podemos padecer un leve o moderado dolor de cabeza y este es fácil de tratar si conoce la reflexología podal

Imagen eléctrica del cerebro
Las conexiones cerebrales se alteran ante cualquier sobreestímulo

El 70% de los casos, se debe a la cefalea tensional. Un dolor percibido en ambos lados o en uno sólo de la cabeza y localizado habitualmente en la nuca o sienes.

Este dolor sube desde la base del cráneo hasta la frente, llegando a ocasionar pesadez en los ojos y párpados, lo que permite que la persona siga desempeñando su actividad diaria aunque con mayor dificultad.

En los casos más agudos por el contrario, invalida a la persona provocando náuseas o vómitos e incluso alteraciones visuales.

MIGRAÑAS

La migraña afortunadamente es menos frecuente y se caracteriza por dolores intensos y palpitantes en uno de los lados de la cabeza.

Suele causar vómitos, hipersensibilidad a la luz o ruidos y su duración varía desde unas horas a varios días.

Es fundamental indagar e identificar los factores que desencadena esta migraña. Para ello debemos tomar buena nota de nuestros hábitos y estilo de vida como:

ensalada fresca para ayudar al organismo
Los alimentos frescos nos ayudan a prevenir enfermedades
  • FALTA DE SUEÑO
  • CONSUMO DE ACOHOL
  • FÁRMACOS
  • ESTRÉS
  • ALIMENTACIÓN (A EVITAR)
    • CHOCOLATE
    • EMBUTIDOS
    • ALCOHOL
    • CONSERVAS
    • BOLLERÍA
    • CAFEÍNA
    • QUESOS CURADOS

Descubrir las causas no es sencillo, pero hay técnicas como la reflexología podal que puede ser eficaz en el tratamiento preventivo de estos trastornos.

REFLEXOLOGÍA PODAL

A menudo las personas se muestran escépticas ante esta sencilla y asequible técnica milenaria, acudiendo a ella como último recurso y cuando ya han fracasado con otras terapias.

Entiendo que puede ser difícil de comprender, como presionando y estimulando o sedando un punto concreto en los pies, se pueden aliviar este y otro tipo de dolencias, cuando estamos acostumbrados a relacionar el origen del dolor con la zona afectada.

Tras una primera sesión con reflexología, los resultados suelen ser tan impresionantes que muchas personas llegan regularmente a consulta para aliviar sus dolencias o simplemente relajarse (fundamental en el caso de padecer algunas patologías) , puesto que esta terapia no invasiva, tampoco implica esfuerzo consciente por parte de quien la recibe.

masaje de reflexología
La reflexología podal como cualquier otra terapia, debe ser realizada por un profesional cualificado

TÉCNICA

La técnica que suelo aconsejar es , con la mano izquierda, sosteniendo el pié , presionar sobre el pulgar derecho de este haciendo girar suavemente toda la yema del dedo.

técnica de reflexología podal para aliviar dolo de espalda
Reflexología podal para aliviar dolores de espalda

De la misma forma, también se pueden realizar presiones suaves de unos segundos de duración, recorriendo desde el pulgar, hasta el talón del mismo pié en sentido descendente.

Estas recomendaciones y otras se aplican en dolencias agudas ( dolores punzantes y a corto plazo), para calmar el dolor en ese momento, ya que si este persiste habría que tener en cuanta otras terapias como acupuntura o biomagnetismo y en cualquier caso una dieta personalizada.

La reflexología administrada por un profesional, puede resultar un sencillo, asequible y maravilloso tratamiento que mejore su calidad de vida.

El bienestar de nuestros pies, quienes soportan todo nuestro peso a diario, es muy fácil de mantener mediante la aplicación de unos sencillos ejercicios, como andar todos los días descalzos, durante 10 o 15 minutos.

1.- Cuando llegue a casa tras una caminata o con los pies doloridos, hinchados etc, aplique un pequeño pediluvio o ducha, alternando la temperatura del agua de fría a calienta por unos minutos y repitiendo las veces que desee, siempre que termine con el agua fría

2.-Dé un suave masaje, siempre tras la ducha diaria por unos minutos, aplicando cremas o aceites apropiados. Hay que procurar insistir en las zonas de talones y tobillos y siempre en dirección ascendente terminar el masaje a la altura de la rodilla

3.- Cada vez que lo necesite, prepare un baño de pies , añadiendo unas hojas de ortiga, romero, sándalo, hierbabuena o menta. también dan buen resultado los pediluvios de sal y vinagre para aliviar las molestias e hinchazón.

Además de andar descalzos al menos unos minutos al día, podemos hacer una serie de ejercicios que ayudarán a evitar problemas en nuestros pies.

Caminar sobre los talones, costados internos y externos y con los pies juntos en el mismo sitio elevarse lentamente hasta quedar apoyados en los dedos y luego bajar lentamente hasta que los talones se apoyen en el suelo. Repetir por 10 veces al menos si queremos fortificar nuestros tobillos y activar la circulación sanguínea en todo nuestro organismo, sabiendo de antemano que en nuestros pies se hayan cientos de puntos en los que se reflejan otros órganos

 

La reflexología,  es una técnica milenaria con orígenes en la antigua China, Egipto y en las tribus de los Estados Unidos.

Se han encontrado papiros en Egipto que datan del año 2000 a. de C. en los que se muestra la aplicación de masajes en plantas de pies y en manos. Los egipcios descubrieron que había partes y órganos del cuerpo que tenían un punto reflejo en la planta de los pies y, al estimular cada uno de estos puntos se producía una sensación de alivio.

La reflexología aplicada en los pies es una terapia que nos puede ayudar tanto a prevenir diferentes síntomas y dolencias como para conseguir un equilibrio físico y mental.
Es relajante, alivia el estrés,activa la circulación sanguínea, afloja las contracturas, mejora la calidad del sueño,activa el sistema inmunológico, favorece mecanismos de depuración y eliminación de toxinas, alivia en casos de asma, cefalea, dolores menstruales, equilibra los distintos sistemas, etc
Aunque en un principio la reflexología podal no tiene contraindicaciones hay casos en los que no es recomendable su aplicación.
Estos casos son los siguientes:
  1. Procesos agudos de fiebre.
  2. Osteoporosis del pie o pierna.
  3. Enfermedades isquémicas del corazón (angina de peco, infarto de miocardio,…)
  4. Embarazos con riesgo de aborto.
  5. Infecciones agudas en general.

Eventos

✖ No hay resultados

Lo sentimos, no hay entradas que coincidan con tu búsqueda.